Liberbank, Caja3, Banca Cívica… logos y marcas nacidos y muertos en la crisis

Si hay que sacar algo bueno de la crisis (y permitidme la frivolidad) es que los frikis del branding estamos viendo pasar muchas marcas. Especialmente en el sector financiero, ese que era el más sólido de Europa y que después se desmoronó como un castillo de naipes.

A lo largo de estos años hemos visto aparecer y desaparecer montones de marcas en un proceso al que incluso hemos dedicado un artículo. Las que desaparecen no solo son, como era previsible, las de las cajas de toda la vida. Algunas marcas e identidades visuales creadas hace muy poco ya son historia. Repasémoslas.

Caja3: desaparecida

Caja3

Tres cajas católicas, Cajacírculo, CAI y Caja de Badajoz se unían en una “fusión fría” a la que llamaron muy originalmente Caja 3. El horroroso logo se usó en combinación con el de las cajas fundadoras, de modo que no llegó a haber oficinas bajo la marca Caja 3 exclusivamente. Finalmente, en 2013 Ibercaja compraba el grupo y se deshacía de la marca paraguas, añadiendo un endorso a las marcas tradicionales de las cajas que la formaban.

Unnim: desaparecida

unnim

La imagen de la unión de Caixa Manlleu, Caixa Sabadell y Caixa Terrassa fue diseñada por Morillas, y su símbolo quiere ser, según se explicó en un evento Brandemia, algo entre medias de una U y una C para representar el concepto de “unión de cajas”. En las localidades de las cajas fundadoras operaban con un nombre mixto, integrado en el logo (por ejemplo, UnnimCaixa Terrassa) y en el resto de España, simplemente como UnnimCaixa o Unnim.

Con la nacionalización, Unnim se dividió en dos: UnnimCaixa, que gestionaba la obra social; y Unnim a secas, que fue comprada por el BBVA. Actualmente la primera se denomina Fundació Antigues Caixes Catalanes y la segunda ha desaparecido en favor de la marca del comprador.

Banca Cívica: desaparecida

civica

Para mí, la mejor de las marcas bancarias que nacieron de la crisis. La unión de Caja Navarra, Cajasol, Caja de Guadalajara, CajaCanarias y Caja de Burgos nacía en 2010 a imagen y semejanza estética de la líder, Caja Navarra, e incluso su nombre provenía de un lema de esta entidad. La entidad operaba con la marca Banca Cívica en territorio neutral y con las originales de cada caja (endorsadas por Banca Cívica) en las zonas tradicionales de cada una.

En 2012 era comprada por La Caixa, que mantuvo en sus provincias de origen las marcas de las cajas fundadoras (eliminando todo rastro de Banca Cívica) junto con la estrella de CaixaBank. En el resto del país, las oficinas pasaron a ser La Caixa… ¿y dentro de un tiempo CaixaBank?

Novacaixagalicia / Novagalicia: desaparecida

novacaixagalicia

Novagalicia-Banco

La entidad de los mil nombres era la unión de Caixanova y Caixa Galicia, y se llamó Novacaixagalicia. Poco después, con su conversión a banco, pasaron a llamarse Novagalicia Banco, pero apenas les dio tiempo a acostumbrarse porque el negocio fuera de Asturias, León y Galicia se segregó bajo la marca EVO y se vendió aparte. Por su lado, la red de sucursales de los territorios tradicionales también cambiaron de dueños y actualmente se denominan Abanca. Si te has perdido, le dedicamos un post hace tiempo. Bueno, y otro cuando llegó Abanca.

BMN: cambio de imagen

bmn2

Esta marca no ha desaparecido, pero sí que ha cambiado de logo. El primero que usaron imitaba un ¿sol amaneciendo en el mar? que, la verdad, no era ni bonito ni feo. Era la típica marca que pasa desapercibida y que podría ser lo mismo de un banco que de un fabricante de móviles. El no poder usar su nombre completo (Banco Mare Nostrum) tampoco ayudaba, ya que se veía reducido a tres letras sin significado aparente ni personalidad.

Este logo apenas se usaba en oficinas, ya que en los rótulos se mantenía el de la caja original, y por lo tanto solo estaba presente en pegatinas y cartelería. Con una excepción: cuando el Sabadell compró la marca y las oficinas de Caixa Penedès en Cataluña, las oficinas que habían sido de esta caja en el resto del país tuvieron que cambiar sus rótulos, ya que BMN dejaba de tener derechos sobre la marca. Así, llegaron a existir sucursales “puras” con el logo azul de BMN.

Finalmente, en 2014 la entidad estrenaba una nueva imagen en la que el negro y el magenta eran los protagonistas, con un aire más premium. Coincidiendo con este cambio, todas las oficinas, incluyendo las de las provincias de las cajas fundadoras, pasan a utilizar solo la marca BMN.

Liberbank: cambio de imagen

liberbank

Fundado como una “fusión fría” de CajAstur, Caja Cantabria y Caja Extremadura bajo el nombre Effibank, pronto cambió su marca por la de Liberbank con un extraño logo coronado por un símbolo que era un ¿tulipán?. Al igual que en el caso anterior, el logo tampoco hizo mucho acto de presencia porque en toda España se mantenían los logos de las cajas fundadoras, y solo se veía en algunos vinilos y en material promocional. En abril de 2015, el banco estrena nueva identidad, más sobria, y que ahora sí sustituye las de las cajas que lo formaron.

« »

© 2018 Marca por hombro. Tema de Anders Norén.