Renfe y Adif: cuando los trenes se separan de las vías

Hace algunos años tuvieron lugar dos sucesos relacionados con el branding en nuestras estaciones de tren. Por un lado, Renfe, la operadora pública de tren, cambiaba de logo; y por otro aparecía una nueva marca no se sabe muy bien de dónde llamada Adif, que poco a poco fue cogiendo protagonismo en los vestíbulos y andenes de tren. Pero, ¿cómo fue exactamente ese proceso? ¿por qué aparecieron esas marcas?

En realidad, no se trata simplemente de que Renfe cambiase de logo y que surgiese Adif, sino que todo el sector ferroviario español cambió. Una normativa europea obligaba a separar en empresas diferentes la propiedad de las vías y estaciones ferroviarias de los operadores (por ahora, solo Renfe). Por lo tanto, la antigua Renfe, que era propietaria de todo, tuvo que dividirse en dos grandes empresas: por un lado, Adif (acrónimo de Administrador de Infraestructuras Ferroviarias) que se quedó con toda la infraestructura, y por otro lado Renfe Operadora (o simplemente Renfe) que se quedó con el negocio de transportar viajeros y mercancías y con los trenes. De este modo, Renfe Operadora tiene que pagar a Adif un canon por utilizar sus vías. Es algo similar a la existencia de Aena (que gestiona aeropuertos) e Iberia, por ejemplo.

renfeadif-546x307

En este caso, un nombre tan valioso como Renfe estaba en disputa: ¿quién se lo quedaría, el gestor de infraestructuras o la operadora? Finalmente fue para esta última, ya que la circulación de trenes tiene más visibilidad entre el público, aunque en realidad ambas empresas eran juntas la antigua y enorme Renfe. La operadora aprovechó esta nueva etapa para, además, cambiar de logo y dejar atrás el símbolo que la había acompañado durante décadas. Quizás lo que le queda pendiente es simplificar su arquitectura de marcas acabando con el caos de nombres que aún tiene para sus servicios.

Administradores ferroviarios y operadores en otros países

España no fue el único país que tuvo que dividir su sector ferroviario entre gestión de infraestructuras y explotación de rutas. En muchos otros países de Europa ya se ha llevado a cabo este proceso. La falta de imaginación o el miedo a no ser reconocidos ha llevado a casi todos a recurrir en su gráfica a las líneas paralelas que simbolizan las vías para el gestor de infraestructuras:

gestires

« »

© 2019 Marca por hombro. Tema de Anders Norén.