Curiosidades, Evolución de logos

Parque de Atracciones: el logo que cambió al demoler una cafetería abandonada

Estamos acostumbrados a que las empresas rediseñen su imagen gráfica por cambios en su estrategia, posicionamiento, etc. Pero a veces hay cambios con una explicación mucho más pegada al suelo… literalmente. Este es el caso del logo del Parque de Atracciones de Madrid, un recinto perteneciente al grupo Parques Reunidos cuya marca forma una familia con la de otras empresas como el Teleférico de Madrid.

La marca del Parque de Atracciones, estrenada a mediados de los años 90, trata de representar la diversión que podemos encontrar en el recinto, con esos fuegos artificiales que rodean al gran árbol. Y resulta que este gran árbol existía de verdad en el Parque: se trataba de una instalación que ya estaba presente cuando se inauguró en 1969: una cafetería conocida como el Platillo Volante y que pronto se convirtió en el símbolo del Parque de Atracciones por su altura y su privilegiada situación, a la vista casi desde cualquier punto.

Sin embargo, en 1978 esta cafetería-resturante se cerró, al parecer por problemas de accesibilidad y evacuación de emergencias por su escalera y ascensores. Pero no fue derribada, sino que permaneció en pie hasta que en 1995, coincidiendo con la nueva imagen del Parque de Atracciones, la estructura se disfrazó de árbol (recubriendo la columna con imitación de tronco y plantando vegetación en la parte superior) y se incorporó al logo.

En 2010, sin embargo, la administración decidió sustituirla por una nueva atracción de sillas voladoras. El Parque de Atracciones perdía su icono, tanto físicamente como en el propio logo, que fue retocado para que solo quedasen en él los fuegos artificiales:

Y es que las decisiones corporativas de alto nivel pueden alterar el logo, pero también puede ser algo más sencillo como la eliminación de una vieja cafetería.

El Zoo también cambió de logo

Otra empresa del mismo grupo, el Zoo Aquarium de Madrid, también cambió ligeramente su logo hace unos años por un cambio. Después de varios años sin un oso panda, el gobierno chino cedió algunos para este parque zoológico, y la empresa, conociendo el tirón que tienen estos animales, se apresuró a añadirlos al logo:

Fuente e imágenes: Historias matritenses

2 Comentarios

  1. Richar Cea

    Recuerdo haber subido arriba! (O la imaginación me juega una mala pasada, porque nací después del ’78… o quizá me haya quedado con las imágenes del niño actor Toby, que en una de sus películas -en la que él, como protagonista, cuenta con alas de angelito- y se lanza al vuelo desde allí). Seguro que alguno se acuerda de esta peli, tan de “Cine de Barrio”.

  2. Trenero

    El PAM merece un artículo en si mismo, y muchos parques, porque alojan multitud de marcas en su interior, cada una con su historia. “La Warner” es un parque que cambió de nombre aprovechando que la gente le llamaba así, antes se llamaba Movie World Madrid, y eso, que les costó poco soltar esa marca. Por otro lado fue una decisión inteligente renombrar a la montaña rusa “Wild Wild West” (una peli con estética “steampunk” de 1999 que nadie se acuerda de ella) como “cosaster express”, un nombre que además no obliga a pagar derechos de autor.

Leave a Reply

Tema creado por Anders Norén