Envidia de “la Caixa”: las entidades que también quisieron ser La Caja

En un artículo anterior vimos cómo la Caja de Pensiones para la Vejez y de Ahorros se convirtió en “la Caixa”. Realmente es una marca muy potente, todo un genérico: supone dejar claro que son la caja de ahorros.

Y como es obvio, a otras entidades no les debió hacer nada de gracia que la Caja de Pensiones decidiese unilateralmente quedarse con un nombre tan bueno. Por eso, no es extraño que antes de que ese lema pasase a ser su marca, tratasen de dejarle claro a la gente que ellos también eran la Caja.

Y es que en España, con nuestros idiomas oficiales, hay tres formas de denominar a las cajas: Caixa (catalán y gallego), Kutxa (euskera) y Caja (castellano). Y las tres han tratado de ser ocupadas por alguna entidad.

Caja Madrid: El intento de ser La Caja

Si en España hay rivalidad futbolística, esa es entre el Real Madrid y el Barcelona. Y en el mundo de las cajas parece darse algo parecido entre “la Caixa” y Caja Madrid.

La entidad madrileña ya se había apuntado a la moda de combinar su nombre tradicional (Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Madrid) con una marca más moderna (eligieron cajamadrid, todo junto, en minúsculas y en un color verde que ya hemos analizado en otro artículo). Sin embargo, el movimiento de su rival catalana le debió parecer inteligente, y durante algunos años, comenzaron a denominarse a sí misma La Caja en su publicidad:

Sin embargo, no debió cuajar, tal vez porque la ley de marcas no permite registrar una palabra que se haya convertido en genérico. El caso es que a finales de los 80, la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Madrid simplificó sus dos imágenes en una sola, llamándose Caja de Madrid; y lo hizo de nuevo a medidados de los 90 quedándose en Caja Madrid. Nunca más volvieron a tratar de ser La Caja… aunque conservan algunas marcas registradas con este lema:

Caixa Catalunya: por alusiones

Sin duda, a quien no le gustó nada que una competidora en su mismo territorio tratase de apropiarse de la palabra Caixa fue a la Caixa d’Estalvis de Catalunya, la futura Caixa Catalunya y actual CatalunyaCaixa. En sus anuncios se ocupaban de dejarlo claro, incluso dos veces: “Som la Caixa de Catalunya” [somos la Caja de Cataluña] y con la misma técnica que “la Caixa”: el lema. Ellos eligieron La Caixa de tots [La Caja de Todos], con gran prominencia de la palabra Caixa.

Sin embargo, nada de esto les sirvió, “la Caixa” ya se había establecido con su nombre y ellos tuvieron que conformarse con ser Caixa Catalunya. Un buen nombre, aunque no tan genérico como simplemente la Caixa.

Kutxa: Una marca con futuro

La Kutxa es una caja de ahorros vasca que se formó en 1990 con la fusión de la Caja de Ahorros Municipal de San Sebastián y la Caja de Ahorros Provincial de Gipuzkoa. Por aquel entonces, ninguna otra caja de ahorros vasca había tratado de ocupar la palabra Kutxa, de modo que fueron ellos los que se la quedaron.

No es de extrañar que una marca tan valiosa (es genérica, en una sola palabra y describe perfectamente de qué se trata) no se quisiera perder cuando se decidió la fusión de las entidades vascas. En el primer intento, fracasado, se trató de unir a las tres (Kutxa, BBK y Vital) bajo la propia marca Kutxa. En el segundo, que ya se ha llevado a cabo, la marca elegida ha sido Kutxabank.

La Caja de Canarias: Cuando se te escapa la oportunidad de usar la mejor marca

Si hablamos de cajas de ahorros en las islas Canarias tenemos que hablar de la feroz competencia entre la Caja General de Ahorros de Canarias y la Caja Insular de Ahorros de Canarias.

Cuando la primera de ellas decidió en los años 80 utilizar la marca Caja Canarias, la segunda vio que le habían quitado la que posiblemente era la mejor denominación para una caja de ahorros en las islas. Al lado de esa marca tan potente, la suya era larga y confusa.

Pero no estaba todo perdido. Si no podían llamarse Caja Canarias, decidieron sin complejos optar por ser La Caja de Canarias. Y con ese nombre se mantiene hoy, integrada en Bankia que poco a poco va diluyendo sus imágenes corporativas.

« »

© 2018 Marca por hombro. Tema de Anders Norén.