Sabadell, una marca sencilla con familiares

La verdad es que, salvo excepciones, dentro de la imagen corporativa de los bancos no hay diseños muy sorprendentes. Son grandes instituciones, con miles de puntos donde aplicar su imagen corporativa, que tienen que transmitir solidez y credibilidad para todos: empresarios, trabajadores, jóvenes, pensionistas…

Sin embargo, una de las marcas que me tiene más cautivado es la del Sabadell. Yo sabía poco sobre ella, salvo que me encantaba, y al investigar para este artículo he ido descubriendo más y más cosas que me han gustado.

Una imagen moderna y simple

A mediados de los 90, el Sabadell necesitaba una nueva imagen. La suya estaba anticuada: no en vano, seguían utilizando como símbolo sus iniciales metidas en un círculo, algo que había sido prácticamente un estándar del sector desde los años 70. Por eso le pidieron al diseñador argentino Mario Eskenazi, que poco después ganaría el Premio Nacional de Diseño, que crease una nueva marca actual y flexible, para poder aplicarla a los diferentes bancos que el Sabadell había comprado, y cuyas marcas querían mantener.

Eskenazi optó por la tipografía Franklin Gothic, muy clara y sencilla, y por el color azul para la marca principal. El símbolo del banco siguieron siendo la B y la S, pero colocadas en una relación de jerarquía con la que resultaron funcionar muy bien.

Una familia de marcas

El Sabadell había comprado, y siguió haciéndolo, otros bancos, como el Banco de Asturias, el Banco Herrero, SolBank, el Banco Urquijo o el Banco Atlántico. En la mayoría de casos no eliminó estas marcas, sino que las mantuvo como líneas de negocio diferenciadas (Banco Urquijo para banca privada, SolBank para turistas), como marcas regionales (Banco Herrero como única marca del grupo en Asturias y León) o incluso como la marca de su principal red de oficinas (a la que llamó SabadellAtlántico). Todas ellas se incorporaron al lenguaje de la marca madre de un modo coherente y elegante:

Los últimos movimientos de la familia

En los últimos meses, la marca de Sabadell ha cambiado ligeramente. Se ha simplificado aún más, perdiendo el prefijo Banc/Banco y fusionando el símbolo BS con el logotipo, aunque sigue funcionando aislado.

A la vez, ha comenzado a desaparecer la marca SabadellAtlántico. Sigue presente en los rótulos de las oficinas, pero no en su web o la publicidad, ni muchos otros materiales que se han ido renovando y que ahora solo presentan la palabra Sabadell. Parece que casi 10 años después de la adquisición del Banco Atlántico, Sabadell no necesita apoyarse en esa antigua marca para darse a conocer, y no me extrañaría que comenzásemos a ver oficinas en las que simplemente pusiera Sabadell.

Sin embargo, esto no significa una unificación de marcas a nivel nacional. La marca SabadellAtlántico no se utilizaba en Asturias y León, donde el grupo opera con la histórica Banco Herrero. Y con las compras los últimos meses del Banco Guipuzcoano y de la CAM, SabadellGuipuzcoano y SabadellCAM serán las únicas marcas de las oficinas del grupo que se encuentren en Euskadi, Navarra y La Rioja, y en Valencia y Murcia, respectivamente.

« »

© 2018 Marca por hombro. Tema de Anders Norén.