Norelco, la marca que se inventó Philips cuando no podía llamarse Philips

Philips es una empresa de electrónica con una amplísima gama de productos. Aunque la mayoría conocemos sus televisiones o afeitadoras, también fabrica productos médicos, bombillas, electrodomésticos de cocina y belleza y hasta chupetes y biberones. Su estrategia de marca es mixta. Muchos de sus productos se venden directamente bajo la marca Philips (o con namings para la gama, aunque no tienen mucho peso), mientras que otros mantienen las marcas de empresas adquiridas por la compañía, como los productos infantiles de Philips AVENT o las cafeteras Saeco.

Si vamos a Estados Unidos, podremos ver que allí Philips maneja una marca que no conocemos: Philips Norelco. Y aunque podría parecer un caso como otros de esta compañía (adquisición de una empresa y mantenimiento de su marca), no es así, sino que esconde una historia bastante curiosa.

Y es que Norelco es una marca creada por la propia Philips por obligación. Cuando preparó su desembarco americano en los años 40, se encontró con un litigio legal con la compañía Philco, que les acusaba de incitar al error a los consumidores al fabricar productos similares con una marca que sonaba muy parecida. Los tribunales dieron la razón a la americana y prohibieron a Philips usar su marca allí, de modo que se inventaron una propia. Así nació Norelco, que es el acrónimo de North American Philips [electrical] Company.

norelco

Por lo tanto, desde los años 40 hasta los 70 todos los productos Philips que se fabricaban se vendían con su marca en todo el mundo, salvo en Estados Unidos donde se utilizaba el nombre Norelco. Para complicar aún más la cosa, en los años 70 Philips se hizo con la división de electrodomésticos de Magnavox, lo que le permitió empezar a comercializar sus productos bajo el nombre Magnavox, manteniendo Norelco para afeitadoras, donde había alcanzado mayor grado de reconocimiento y no causaba suspicacias de empresa extranjera entre los consumidores americanos.

norelco1

Las cosas se simplificaron mucho en los 80, cuando Philips por fin compró Philco y recuperó los derechos para utilizar su nombre en todos los productos. Magnavox acabó siendo una línea de productos low-cost totalmente diferenciada de Philips. Norelco se mantuvo como la marca de afeitadoras masculinas hasta 2005, cuando para mejorar el conocimiento de su marca, la compañía la integró en la arquitectura de marcas del grupo y pasaron a ser Philips Norelco. ¿Será el paso intermedio para acabar con una marca que nació obligada por la ley?

Hablando de marcas de afeitadoras de Philips, en Europa durante décadas se vendieron bajo el nombre de Philishave, pero paralelamente a la introducción de la palabra Philips en Norelco, se dejó de utilizar y empezaron a venderse directamente bajo la marca madre.

Disclaimer: Philips España es cliente de la agencia en la que trabajo, y gestiono algunas de sus redes sociales.

5 respuestas a «Norelco, la marca que se inventó Philips cuando no podía llamarse Philips»

Los comentarios están cerrados.