Bankia elimina los logos de las siete cajas fundadoras

Últimamente, cada vez que hablaba con alguien del mundillo del branding, acababa saliendo el caso de Bankia. Y todos coincidían en que la marca estaba ya amortizada, que era muy difícil de salvar y que a medio plazo solo quedaba el recurso de hacer un gran rebranding. Y es que Bankia se ha convertido en sinónimo de fiasco: el banco más grande que ha quebrado en España, y ha necesitado una descomunal inyección de dinero público en una época en la que el Estado está ahorrando euro a euro a base de recortar servicios básicos.

Al principio pensaba que Bankia creía lo mismo que yo. Cuando comenzaron su plan de implantación de marca en las sucursales siempre lo hacían acompañados de la marca regional en la zona donde se instalase: así por ejemplo, en Madrid, las sucursales del grupo pasaron a ser Bankia-Caja Madrid (aunque anteriormente fuesen de otra caja del grupo).

bankia-cajas

Pero tras la nacionalización y el rescate de la entidad, este plan se había parado. Incluso llegué a ver una oficina de Caja Segovia en Madrid que cambiaba sus carteles por los de Caja Madrid, y eso me llevó a pensar que quizás habían apostado por este tipo de unificación low-cost: cada caja en su territorio, y cuando pasase la tormenta, ya se vería con qué unificarlas a todas.

Pero todos nos equivocábamos. Bankia apuesta por su marca, que tiene “una elevada notoriedad” (aunque seguro que no por lo que a ellos les gustaría) pero que necesitan que “los valores asociados a la marca cambien y pasemos a ser percibidos como una entidad íntegra, comprometida, profesional y cercana”, según su presidente. Pondrá en marcha un plan para cambiar la imagen de 2.000 sucursales en el plazo de un año, en el que la principal novedad será que solo estará presente la marca Bankia. Adiós definitivo a las siete marcas de las cajas que la formaron. Caja Madrid, Bancaja, La Caja de Canarias, Caja Segovia, Caja de Ávila, Cajarioja y Caixa Laietana desaparecen definitivamente. Solo sobreviven las marcas de sus obras sociales… por el momento.

Así nació Bankia

bankia

Las siete cajas que decidieron unirse en una fusión fría lo hicieron bajo el nombre de Banco Financiero y de Ahorros. Se trataba de una marca que no pretendía sustituir a las de las cajas sino representar institucionalmente este nuevo grupo. Sin embargo, cuando el Banco de España pidió más unión entre las cajas, estas encargaron una nueva marca a Interbrand, que creó Bankia, ya diseñada para poder aplicarse a soportes físicos y sustituir a las marcas tradicionales.

El naming de la marca Bankia quiere representar lo internacional (por la raíz Bank) y la apertura (con la terminación -ia). La B mayúscula del logo simboliza la fortaleza y los retoques de las letras, que son detallistas. Sus colores corporativos representan la experiencia y calidez (el caoba) y lo tecnológico y comprometido (el lima).

Captura de pantalla 2013-01-20 a la(s) 21.10.31

Captura de pantalla 2013-01-20 a la(s) 21.10.37

Captura de pantalla 2013-01-20 a la(s) 21.08.55

Y tú, ¿qué opinas? ¿tiene futuro la marca Bankia? ¿debería haberse cambiado por otra?

« »

© 2018 Marca por hombro. Tema de Anders Norén.