Categorías
Análisis

Y la profecía se cumplió: ya llegó CaixaBank

La Caixa es uno de los bancos más interesantes en cuanto a branding. No obstante, el primer post de este blog se lo dediqué a ellos. Y a lo largo de estos cuatro años me han proporcionado material para bastantes artículos: el origen de su nombre, la verdadera historia de su estrella símbolo… y hace cosa de dos años, hice una apuesta: todas las oficinas de La Caixa acabarían siendo CaixaBank como única marca.

Pues bien, esto ha empezado a cumplirse: tras la compra de Barclays, La Caixa ha reformado sus oficinas. ¿Y qué marca les ha puesto? CaixaBank. Mis dotes de adivino funcionan:

IMG_20150522_161714

Nada de «La Caixa», nada de inventarse otra marca nueva. El nombre CaixaBank llega para quedarse. No tendría sentido tener dos marcas conviviendo en la ciudad para oficinas exactamente iguales, así que creo que es una demostración bastante clara de que en un tiempo desaparecerán las ex-marcas de Banca Cívica y Banco de Valencia (CAN, Cajasol, Caja de Guadalajara…) y la propia de «La Caixa» y toda la red de oficinas será CaixaBank. Ellos mismos lo dicen en su comunicado: «De forma progresiva, la marca CaixaBank se implantará en la red de oficinas, reforzando el posicionamiento de la entidad como banco global»

En realidad, este no es un nombre nuevo. A principios de los 90, La Caixa (aún era una caja de ahorros) creó la marca CaixaBank como su división de banca privada para grandes patrimonios. Y con ella también operó en el extranjero. El logo era similar, aunque con una combinación de tipografías que hoy se nos hace rara:

Foto de Wikimedia Commons
Foto de Wikimedia Commons

Y por supuesto, también tenía sus anuncios en prensa:

Captura de pantalla 2015-06-05 a las 10.39.44

 

Así que parece que ya es oficial. A las bancas que sobrevivieron al hundimiento de Banca Cívica, y a la propia marca de La Caixa les queda poco ya.

Pero no quería acabar sin una curiosidad más, que me pasa Salva Jimeno por Twitter. Parece que lo de hacerse ya CaixaBank no era la única opción que manejó La Caixa cuando valoraban qué hacer con las sucursales de Barclays. Parece ser que también pensaron en rescatar una marca mítica que Barclays compró en su momento: Banco Zaragozano. En efecto, en el registro de marcas podemos encontrar esta combinación, similar a la que vemos en otras partes de España con marcas antiguas que La Caixa ha mantenido:

CGnRmCZXEAEYwU3

¿Resucitar una marca desaparecida hace lustros? ¿no es una locura? Bueno, un poco sí, pero no es la primera vez que lo hace. Cuando compró el Banco de Valencia, decidió que las oficinas de esta entidad en Murcia recuperasen una marca también desaparecida hace años: Banco de Murcia. Eso sí, en ese caso no pudo recuperar su anterior logo porque era heredado del que había sido su dueño, Bancaja.

En todo caso, parece que al final La Caixa quiere simplificar su vida. Y aunque CaixaBank me parece un nombre con menos personalidad que La Caixa, no les culpo. Hoy en día tienen oficinas bajo 10 marcas distintas: La Caixa, CaixaBank, Banco de Valencia, Banco de Murcia, CAN, Cajasol, Caja de Guadalajara, CajaCanarias y Caja de Burgos. Y aunque en el fondo es algo que afecta básicamente solo al letrero de la entrada (porque los servicios, oferta comercial y elementos de identidad corporativa son iguales), complica bastante la marca.

Por Fernando de Córdoba

Madrileño de 1987. Trabajo en una agencia de social media, gestionando la comunicación online de algunas grandes marcas. También escribo sobre movilidad sostenible en ecomovilidad.net y me gusta el diseño, la fotografía, el branding, el periodismo y la televisión.

2 respuestas a «Y la profecía se cumplió: ya llegó CaixaBank»

Te mande un correo y no me has contestado. Se llama «ARQUEOLOGÍA BRANDERA», si no lo encuentras lo vuelvo a mandar 🙂

Los comentarios están cerrados.