Vídeo: así pronuncia un americano nombres de marcas españolas

Volvemos con nuestros vídeos. Tras la gran acogida del anterior en el que comparábamos la pronunciación en inglés y en español de marcas anglófonas, ahora llega nuestra venganza: hacemos a nuestro amigo americano pronunciar con su acento los nombres de algunas de las marcas más famosas del país, algunas fáciles (Bershka, Bankia…) y otras que… bueno, cuestan un poco más.

Aún tenemos algunos vídeos más para los próximos meses, pero se admiten sugerencias y ofrecimientos en otros idiomas 🙂

Los primeros 5 años de Marca por hombro

En septiembre de 2011 comenzaba a rodar Marca por hombro con un primer artículo sobre La Caixa, y desde entonces, con parones obligados por circunstancias personales, ya llevamos más de 230 entradas. Cinco años de un proyecto apasionante.

Marca por hombro no fue el primer blog de branding ni quiere ser uno más. Aunque en redes sociales (especialmente en Twitter) comentamos rediseños y noticias de actualidad, la idea no es ser una fuente de información de rebrandings y nuevas marcas. Para eso hay sitios mejores como Brandemia o Brand New. Marca por hombro quiere ser un espacio donde descubrir historias únicas y curiosas sobre el mundo de las marcas y los logos. Donde te encuentres los nombres que no conocías de algunas empresas, la surrealista historia tras un cambio de logo, donde derribes falsos mitos o puedas ver cómo ha cambiado un logo con el paso del tiempo. Por eso, en muchas ocasiones, para poder hablar de un tema de actualidad tengo que buscarle el lado curioso o la historia que contar. Pero creo que vale la pena para poder ofrecer algo distinto.

A eso ha contribuido también Arqueología Brandera, algo que empezó como una frikada personal y se ha acabado convirtiendo en un pequeño hobby que compartimos entre todos para cazar logos y marcas desaparecidos en la calle y otros lugares públicos.

evolucion-logo-marca-por-hombro

No soy un profesional del branding (aunque en mi trabajo sí toco bastantes cosas de esta disciplina) y Marca por hombro me ha ayudado a aprender mucho más sobre ello, y a conocer a gente que me ha enseñado mucho. Y por eso este no es un blog para profesionales (aunque son bienvenidos, claro está), sino para aficionados. Para gente rara como yo a los que les gusta conocer estas historias. De ahí que, para no complicar la redacción en muchas ocasiones recurra a simplificar conceptos, como por ejemplo usar la palabra logo para conceptos distintos como isotipo, imagotipo, isologo… No hacerlo supondría hacer más difíciles de comprender muchos artículos y perder el foco en el objetivo de Marca por hombro: contar historias que no sabías que querías saber. (Por cierto, si quieres usar los conceptos con propiedad, te recomiendo este artículo).

De hecho, he de confesar una cosa. En mi vida real dedico al marketing online, y una de mis obsesiones es medir todo para poder tomar decisiones. Pero cuando empezó Marca por hombro no quise ni siquiera instalar un módulo de cuenta de visitantes… porque en realidad escribía para mí. Quería tener un espacio donde plasmar todas las cosas que iba aprendiendo de branding, todas las frikadas que descubría, aunque solo las leyese yo. Y la sorpresa es que una cosa tan rara acabó gustando a miles de personas.

Estos han sido los primeros cinco años de Marca por hombro, y próximamente viene mucho más. Espero veros por ahí.



¿’Sensodine’ o ‘Sensodain’? Un americano y un español pronunciando marcas

En los últimos meses he estado conviviendo bastante con un amigo estadounidense. Recuerdo un día en el que me vio lavarme los dientes y me dijo “Ah, usas Sensodain“. Yo me eché a reír y le dije que en España pronunciamos “Sensodine”, con todas sus sílabas. Como si fuese una palabra española. Me miró como se mira a un marciano, y hasta que no le puse un anuncio de tele de esa marca no se lo creyó.

De ahí vino la idea de hacer este vídeo: cogemos una serie de marcas y ambos las pronunciamos como lo haríamos en nuestra vida cotidiana. Creo que es un experimento divertido. Y si te ha gustado, ya tenemos en preparación alguno más del estilo 🙂

¿Cómo serían los logos de marcas baratas si fuesen de lujo?

Me encantan los códigos visuales, esas convenciones por las que un color, tipografía o estilo nos lleva a relacionarlo con algo. Por ejemplo, como ya comentábamos en un artículo anterior, lo de que los productos sin lactosa sean morados.

Últimamente me he estado fijando bastante en unas marcas que suelen tener una versión premium: los bancos. Casi todos tienen una división de banca privada (es decir, para ricos) con una marca ligeramente distinta. Y ahí se ve claro que para mostrar el concepto premium hay algunos recursos gráficos:

banca-privada-logosMucho aire. Colores muy reposados, blanco, negro, gris, dorado. Minimalismo. Y me puse a pensar… ¿cómo sería si algunas de las marcas que consideramos “baratas” fuesen lujosas? Así que abrí el Photoshop y me puse a imaginar. Y aquí podéis ver el resultado, que creo que es divertido.

telecinco-premium

Telecinco

La cadena de Fuencarral nunca ha ocultado su intención de hacer una televisión sin ínfulas intelectuales. Televisión barata y de consumo rápido… ¿pero cómo sería una cadena sibarita y elegante?

He usado un recurso de la marca de Telecinco (el símbolo en un círculo), pero he cambiado la wordmark a una Gotham fina, más elegante y con mucha ligereza, a lo que también contribuye el exagerado interletraje. Le he dado a todo un aire poco convencional evitando centrar la composición… y bueno, creo que transmite otra cosa.

ikea-premium

Ikea

Pongamos el caso: Ikea se cansa de vender muebles baratos y desmontados y se convierte en una tienda de decoración de alto nivel en el que la estantería Billy te cuesta 500 euros.

Para empezar, he quitado esos amarillos y azules chillones, así como todos los recursos gráficos del logo que no son la wordmark en sí. Nos quedamos en algo muy minimalista y negro, que complementamos con un añadido: ese Selection en serif cursiva. No me digais que no os daría apuro pedir un plato de albóndigas en una tienda Ikea Selection.

 

dia-pemium

Dia

Autoservicio Descuento, era el primer lema de Dia cuando esta cadena de supermercados se fundó en el Madrid de la transición. Pero imaginemos que en lugar de pelear por los productos más baratos y las bolsas de pago hubiera sido un supermercado de alto rango, esos donde la fruta te la sirve un señor con bata y en los pasillos se ven más criadas con cofia que jóvenes emancipados.

Cambiamos el rojo chillón de Dia por un burdeos elegante, color de vino y de lujo, oscurecido para darle clase. Nos quedamos con el símbolo (el ejercicio trataba de adaptar los logos, no de inventarse uno nuevo, así que he procurado que siempre quedase bastante del original) pero la wordmark pasa a las mayúsculas y las serifas. Y al más puro estilo marca de lujo, incluimos la ciudad de origen y el año de fundación. Y voilà, ya tenemos un supermercado que nada tiene que envidiarle a Sánchez Romero.

lidl-premium

Lidl

Otra de supermercados baratos, en esta ocasión llegados desde Alemania. El ámbito de actuación se ha centrado en eliminar los colores que más nos recuerdan a las ofertas, es decir, el rojo y amarillo. Simplificamos todo, pero mantenemos lo más reconocible del logo, el círculo inscrito en el cuadrado y la tipografía, pero le damos una textura metalizada y un fondo en un elegante azul marino. Y ya tenemos una marca que no está gritando “mi carro lleno por solo 30 euros”.

bic-premium

Bic

Este es el que más me ha divertido. Bic es una de las marcas baratas por antonomasia: bolígrafos, mecheros, cuchillas de afeitar y en general productos que, si bien no son de mala calidad, nadie relacionaría con el lujo.

Ha sido un reto tratar de convertir su logo en un premium manteniendo el máximo de elementos posibles. En las primeras pruebas, por mucho que le cambiase los colores o texturas, el hombrecillo seguía vinculándome mucho a lo sencillo y barato, así que opté por la simplicidad y me quedé solo con la wordmark. Pero seguía siendo insuficiente.

Como ya hemos hecho anteriormente con Dia, un rasgo común en muchas marcas de lujo es el de expresar su origen, así que a Bic no le podía faltar un París. Colores reposados y textura metálica, y Bic se convierte en lo que podría ser perfectamente un fabricante de relojes de alto nivel, por ejemplo.

La idea para este post surgió de una conversación con Enric, ¡gracias!

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos este otro en el que mezclamos los logos de marcas competidoras.

El logo de Madrid 2012 que no se usó porque no gustaba al alcalde

En Madrid llevamos años tratando de organizar unos juegos olímpicos con un interés ciudadano claramente decreciente. La primera vez que se intentó, con las de 2012, fueron las que más apoyo despertaron entre la gente, y para mi gusto, el intento que mejor diseño gráfico tuvo. Y precisamente aquel logo de la llama tiene una historia curiosa. Curiosa, no chapucera como los concursos populares de 2016 y 2020.

En 2001 Madrid decidió que quería acoger unos Juegos Olímpicos. Por ser la primera vez, y porque hubo una época en que en Madrid sobraba dinero, se convocó un concurso restringido entre los mejores diseñadores del país: Enric Satué, Alberto Corazón, José María Cruz Novillo, José Torrent y Javier Mariscal, resultando ganador este último.

madrid2012

Mariscal, que ya había diseñado a Cobi, la mascota de los juegos de Barcelona 92, propuso una llama horizontal, una especie de bandera roja con el lema Madrid 2012 en su interior. Y aunque fue el elegido, se despertó el escándalo: al alcalde no le gustaba y no dudaba en decirlo claramente en público con argumentos como “no es expresivo ni representativo de Madrid”, “no hay ninguna referencia a Madrid” y “es un dibujo que igual podría representar a Madrid que a Burgos que a Estocolmo”.

Mariscal respondió a estas críticas pidiendo argumentos más allá del “no me gusta” y aceptó reunirse con el ayuntamiento para estudiar cambios en la marca. En esta reunión les enseñó un vídeo con el proceso de creación del logo, y simulaciones de cómo quedaría en banderolas, mupis y otros soportes publicitarios. Además, aceptó una variación: la llama pasaría de horizontal a vertical (marcando mucho más la figura de una llama olímpica) y se utilizaría el lema 2M12, en mi opinión uno de las mejores ideas.

Parece que el alcalde se convenció con este cambio y la candidatura siguió adelante. Sin embargo, Madrid no fue elegida, y volvió a intentarlo para los juegos de 2016 con un logo elegido por concurso popular que tuvo que ser retocado, y años después para 2020 con un logo elegido por concurso entre estudiantes de diseño sobre el que muchos han opinado ya mejor de lo que podría hacerlo yo (ejemchanclasejem).

Los logos de las candidaturas no son los de los Juegos

Una cosa que me chirría bastante cuando se convoca un concurso o se presenta la imagen de una candidatura es que mucha gente asume que ese va a ser el logo de los Juegos Olímpicos. Incluso se ven simulaciones de cómo quedará la imagen en los pabellones de competición. En realidad, no suele ser así. Las ciudades tienen un logo para su candidatura y otro diferente para los juegos. Unos ejemplos:

candidaturas

Si te ha gustado esta historia, no te pierdas esta otra sobre la mala suerte que tienen los namings madrileños.

Así nació la marca Fanta en la Segunda Guerra Mundial

Aunque ya vimos en un artículo anterior que lo de que Coca-Cola nunca ha cambiado de logo es una leyenda urbana, lo cierto es que el logo y demás atributos visuales de la marca de refrescos han permanecido invariables durante muchas décadas, construyendo una marca muy general e icónica. No sucede lo mismo con Fanta, su hermana menor y que siempre ha ido dejándose llevar más por las modas, especialmente las asociadas a los más jóvenes.

Un refresco de suero de leche en la II Guerra Mundial

Los orígenes de Fanta son bastante curiosos: durante la II Guerra Mundial, las fábricas de Coca-Cola en Alemania no podían recibir el concentrado de cola para embotellar el refresco, de modo que para no tener la fábrica parada diseñaron una bebida de extractos naturales, uno de cuyos principales ingredientes era el suero de leche. Durante esta etapa no era extraño que el sabor cambiase cada cierto tiempo, dependiendo de los ingredientes que hubiera disponibles.

El origen del nombre no está claro: unos dicen que al hacer un brainstorming, un ejecutivo de la embotelladora pidió a los demás que usaran su “fantasía”. Otros dicen que proviene del sabor “fantástico” de la bebida. En todo caso, parece que Fanta se quedó como nombre por su sonoridad en todos los idiomas.

Sin embargo, aquella Fanta se retiró del mercado cuando acabó la guerra y se pudo volver a fabricar Coca-Cola.

La resurrección, en Italia

Una década después, en 1955, el embotellador de Coca-Cola en Italia tuvo la idea de crear un nuevo refresco de naranja. A Coca-Cola le gustó la idea y le ofreció la vieja marca Fanta, que tenían reservada desde el experimento alemán.

Aquí es donde nace la Fanta que todos conocemos hoy en día, como un refresco con gas de frutas. De Italia pasó a extenderse por Europa en los 60 (a España llegó en 1961) y alcanzando los Estados Unidos en 1969.

evolucion-logo-fanta

Una imagen según la moda del momento

Como decíamos al inicio, Fanta se ha adaptado visualmente a las modas del momento mucho más que Coca-Cola. Así, tras una primera etapa azul, en los años 70 adoptó el logo cuyos rasgos visuales aún mantiene hoy, con la palabra Fanta en azul y detalles naranjas.

En los 80 y primeros 90 el logo era más contundente, aunque ya suavizado con las minúsculas. En la segunda mitad de los 90, el logo se hace mucho más “radical”, en línea con la estética juvenil de la época.

Más tarde, sus formas se redondean, adoptando un estilo que casi nos remite a la época hippie. Y la próxima imagen de Fanta, que ya se ha adoptado en algunos países europeos, deja atrás lo redondo y presenta un acabado más contundente y urbano, con un punto irónico:

fanta_nueva-imagen_logo

Más información: Coca-Cola Journey

Ahora que ya conoces el origen de Fanta, no te pierdas este artículo que explica el origen del nombre de otros refrescos: Coca-Cola, Pepsi, TriNa…

De señoritas a vaqueros: grandes cambios de target en el branding

Cuando trato de explicarle a alguien que una marca es mucho más que un logo, siempre le pongo el ejemplo de dos productos que físicamente pueden ser iguales pero que nos parecen cosas totalmente distintas gracias al poder de la marca: uno que comprarías y otro que no, como Dove y Axe. Pero también puede ser que un mismo producto se dirija a un público y tiempo después, cambie su target completamente. Sin alterar su nombre ni logo, pero cambiando su personalidad. Ese es el poder de la marca, y hoy os traigo unos cuantos ejemplos:

aquarius

Aquarius

El refresco del grupo Coca-Cola se lanzó en España en 1991 con latas importadas, ya que su fabricación aún no había empezado en nuestro país. Pero no podía retrasarse: 1992 era el año de las Olimpiadas de Barcelona y Aquarius era la bebida para deportistas oficial del evento.

Durante años, Aquarius fue ganando cuota de mercado, pero en 2005 sus responsables se dieron cuenta de que ya habían salido del nicho de bebida para reponerse del deporte y habían llegado al público en general. Con una famosa campaña llamada “La era Aquarius” empezaron a dirigirse a todo el mundo, como una bebida alternativa al resto de refrescos, con una visión optimista y social.

Hace unos meses, continuaron en este reposicionamiento dirigiéndose explícitamente a profesionales y estudiantes, y en su última campaña “Vivos vivientes” ya se dirigen a todo el mundo, como esa bebida que te hace ser más animado y divertido. ¿Deportistas? Han quedado muy atrás, un segmento que en el grupo Coca-Cola ahora cuida Powerade.

270114dbcd0664amed

Marlboro

Si pensamos en Marlboro, nos viene a la mente el famoso vaquero cabalgando el desierto, un tabaco de hombres. Pero no siempre fue así: en sus inicios, Marlboro se creó como un tabaco para mujeres.

Ellas, tan delicadas, eran las que necesitaban un cigarrillo con filtro (por aquel entonces, no tan común) como el que ofrecía esta marca.

Años después, la tabaquera fabricante decidió reposicionarlo para hombres, y para quitarse la imagen femenina buscaron un icono más masculino que Bertín Osborne. Así nació el famoso vaquero, al que encarnaron distintos actores que acabaron con cáncer de pulmón. Qué cosas.

axe

Axe

Axe es el desodorante para adolescentes que, al más puro estilo American Pie, están obsesionados con perder la virginidad. Pero no siempre fue así: en su lanzamiento en España, el protagonista de Axe no era ningún chavalín, sino un hombre elegante, hecho y derecho que quería conquistar a una enigmática mujer en una estación de tren.

Por cierto que hace tiempo leí algo bastante divertido sobre Axe: parece ser que en algunos mercados, esta imagen de Axe como herramienta para conseguir chicas caló tanto que usar esta marca acabó siendo cosa de adolescentes salidos, perdiendo todo punto aspiracional.

Doctor_Who_Logo_without_BBC

Doctor Who

La serie de ciencia ficción más mítica de Inglaterra es objeto de devoción por sus seguidores en todo el mundo. Pero en sus orígenes, en los años 60, era considerada una serie infantil que ayudaba a los niños a aprender sobre historia y ciencias. De hecho, en 1975 ganó un premio al mejor guión de serie infantil.

Con el paso del tiempo, los guiones de la serie fueron más hacia la fantasía y las aventuras, e incluso algunas voces empezaron a dudar de si era un producto adecuado para los pequeños. Hoy en día no me cabe duda de que muchos niños disfrutan con la serie, pero ya no se puede decir que sea un producto infantil.

fanta

Fanta

La bebida de zumo de frutas del grupo Coca-Cola también ha tenido bastantes cambios a lo largo de su historia. Surgió de la necesidad, cuando el bloqueo a los productos americanos en la Alemania de los años 40 impedía que llegase el concentrado con el que se fabricaba Coca-Cola. Así, para no tener parada la fábrica, los responsables de la división alemana decidieron inventarse un nuevo refresco que se pudiera producir con las mismas máquinas pero sin la fórmula secreta.

Cuando Fanta llegó a España en los 60, su público era generalmente infantil. De hecho, su mascota era un alegre payaso, y en sus anuncios aparecían niños e incluso personajes de Disney. Desde los 90, el target de Fanta se hizo algo mayor. Dejaron el público infantil y empezaron a dirigirse a adolescentes y jóvenes, con campañas más gamberras y atrevidas.

Todos estos ejemplos me gustan porque transmiten la importancia del branding. Fanta es solo una bebida carbonatada de sabores, Marlboro es un cigarrillo, Axe es un desodorante en spray. Pero al ver sus cambios de público objetivo, y por tanto de valores asociados e historia que cuenta la propia marca, nos damos cuenta de que son mucho más que su producto: son marcas.

Si te ha interesado este artículo, no te pierdas este otro con marcas que no pertenecen a quien tú crees.

Así han sido los logos y lemas de los partidos políticos desde 1977

Parece que fue apenas hace seis meses cuando estábamos en campaña electoral y aquí estamos de nuevo, recibiendo estímulos audiovisuales para que elijamos a nuestros representantes para la próxima legislatura.

Como en elecciones anteriores ya he repasado cómo se presentaba cada partido, en esta ocasión he pensado que estaría bien hacer un repaso por las 13 convocatorias electorales que hemos tenido hasta la fecha. ¿Cómo han ido evolucionando los logos de los partidos desde 1977 hasta la actualidad?

Evolución de los logos de los partidos desde 1977

logos-partidos

En este gráfico no aparecen todos los logos que han tenido los partidos políticos, claro está. Me he centrado en los que tenían en las campañas electorales de elecciones generales, así que faltan algunos que solo se usaron en elecciones autonómicas o europeas… pero es necesario simplificar. Si te interesa, hace tiempo dedicamos un artículo a la evolución del logo del PSOE y otro a la del logo del PP. También falta el de Ciudadanos en 2011, no porque no existiera el partido sino porque no se presentó a las Generales, dando libertad de voto a sus afiliados. Tampoco he incluido los logos de coaliciones temporales, como la Coalición Democrática de AP en los 80, o la actual de Unidos Podemos. Eso queda para otro post.

Entre los partidos más antiguos (PSOE, PP e IU) podemos ver tres grandes etapas. La primera, los logos tradicionales. El puño y la rosa de Cruz Novillo en el PSOE, la hoz y el martillo del PCE y las letras en los colores de la bandera española de AP. Sobre esto, leí hace poco que eligieron el nombre “Alianza” y no “Partido” porque durante el franquismo se habían lanzado tantos mensajes negativos sobre los partidos que pensaron que los españoles rechazarían la palabra. Como curiosidad, existió un Partido Popular en los 70, que acabaría integrado en la UCD.

La segunda etapa llega a partir del 2000 para PSOE y PP. Se fijan los colores definitivos, con el azul para los conservadores y el rojo para los progresistas (en sintonía con otros países europeos, y al revés que en EEUU), y se opta por logos más contemporáneos.

A partir de 2011 la situación da un cambio. El 15-M, el resurgimiento de los movimientos ciudadanos, la aparición de nuevos partidos… refuerzan la exigencia sobre la política. Los partidos optan por logos más ligeros, ¿quizás queriendo representar la transparencia? Desde luego la tendencia de PSOE y PP de pasar de pesados logos con mucha mancha visual a los actuales, más ligeros, no sé si es casualidad. Y UPyD… a su bola, un poco, la verdad. Su anterior logo tenía grandes problemas de legibilidad, el actual tiene grandes problemas en general.

Viendo los logos de los partidos, me llama la atención también el cierto parecido entre el de UCD y el del CDS. No es de extrañar: cuando Suárez abandonó el primero para fundar el segundo, su intención era arrastrar el máximo posible de electores. De hecho, de las tres palabras que componen los nombres de ambos partidos, dos se repiten: Centro Democrático.

Los lemas electorales desde 1977

Este otro gráfico también da mucho juego: ¿qué lemas han utilizado en la campaña de las Generales los partidos desde 1977?

lemas

He marcado en negrita los del partido que consiguió más votos. Algo que me parece muy interesante de este repaso es que, sin saber nada de historia, creo que es bastante fácil adivinar en qué situación estaba cada partido: si eran gobierno u oposición, si eran un partido pequeño o tenían opciones de gobierno… e incluso a quién se dirigen, como el público joven que sospecho que IU trataba de atraer con sus juegos de palabras como “Llamazar es + izquierda”.

También me parece interesante ver que en muy contadas ocasiones el lema hace referencia explícita a la ideología (derecha o izquierda): AP en 1979, IU en 2008. Una excepción son UCD y CDS, quizás porque ambos querían ser “el” centro.

Las conclusiones os las dejo a vosotros, pero solo un apunte más: he analizado todos los lemas con una herramienta online. Quitando artículos y conjunciones, las palabras que más se repiten son España (5 veces), cambio (4 veces), votar (4 veces), voto (3 veces) y mayoría (3 veces). ¡Nos leemos en los comentarios!

Si te ha parecido interesante este artículo, te gustará este sobre el logo que el PSOE no se atrevió a estrenar.