Lo mejor de Arqueología Brandera (octubre 2016)

Empezamos el repaso mensual a lo mejor de la Arqueología Brandera de esta nueva etapa en la que este spin-off del blog ha estrenado sus propias redes sociales. En su primer mes oficial de andadura, estos son algunos de los mejores hallazgos. Recuerda que puedes mandar los tuyos al twitter @arqueobrandera:

Universidad Carlos III

Los años 80 fueron muy duros para todos… y la Universidad Carlos III, que hoy tiene una imagen corporativa excelente, no pudo evitar caer en las garras de lo que en aquellos años debía ser lo moderno. En fin…

Frigo

Para quienes tuvimos nuestra infancia en los 80 y 90, este logo es básicamente sinónimo de verano. Qué poco podíamos imaginar que esta identidad visual era compartida con decenas de otras marcas de helados que Unilever había ido comprando por el mundo…

Caja Madrid

Cuando la crisis y las fusiones obligaron a cerrar tantísimas oficinas bancarias, se presentó una oportunidad genial para la arqueología brandera. En las últimas que cerraron ya se encargaron de tapar los logos para evitar la mala imagen, pero aún podemos ver algunas en las que la desaparecida Caja Madrid sigue ahí.

Caja Murcia

Y seguimos con cajas de ahorros, porque esta colaboración ha localizado un resto de Caja Murcia (actualmente BMN, y si se cumplen los rumores, próximamente Bankia)

Banco de Vitoria

Esta no se ve muy bien (hay que ampliar) pero es muy buena: una oficina del Banco de Vitoria (después, una segunda marca de Banesto y hoy Santander). De aquella época, posiblemente los 70 u 80, en que la identidad corporativa no estaba muy definida y básicamente se limitaban a rotular cada oficina como les parecía.

Avidesa y Miko

Volviendo a los helados, aquí tenemos dos: Avidesa (cuya marca fue comprada por Nestlé) y Miko. Dos curiosidades: la primera es que Avidesa, la empresa de Luis Suñer, viene de Avícolas y Derivados SA (fabricaban también piensos y producción de pollos). La segunda es que mientras aquí Miko se fusionó con Camy en la marca Helados Nestlé, en Francia pasó a ser parte de Unilever, es decir, es el equivalente a nuestro Frigo.

Bancos

Destaco esta porque es curioso ver que en los 80, cuando aún no se tomaban muy en serio la imagen corporativa, sin embargo ya había definida una tipografía para cada banco. Y también porque los cuatro han acabado siendo el mismo: el Santander (primero con la absorción del Central Hispano, y después con la de Banesto).

Renfe

Esta es curiosa porque lleva siendo arqueología brandera casi desde sus inicios. Metro de Madrid estrenó la señalización actual en 1982, y poco después Renfe adoptaría la evolución de este logo. Pero Metro no se dio por enterado y la «galleta» primitiva aún sigue en algunos rincones donde no se cambió por el logo de Cercanías.

CAZAR

Hubo una caja de ahorros con nombre de actividad cinegética, pero a finales de los 80 decidió optar por una imagen (y un nombre) más contemporáneos: IberCaja.

Caja Rural

Antes de la espiga, muchas cajas rurales ya compartían un símbolo con una C y una R entrelazadas. Y se ve que subir a la azotea a cambiarlo era mucho lío… aunque esta es ahora del grupo Cajamar.

¡No olvides seguir a Arqueología Brandera en @arqueobrandera en Twitter o @arqueologiabrandera en Instagram!

¿De dónde vienen los nombres de los refrescos?

Las marcas de refrescos llevan tanto tiempo siendo una parte cotidiana de nuestra vida que no solemos preguntarnos de dónde vienen sus nombres. Sin embargo, son historias bastante curiosas que merece la pena conocer, y que muchas veces tienen orígenes que hoy serían impensables, relacionados con las primeras propiedades que se les atribuían o con los ingredientes que los componían. Conozcamos algunas de ellas:

Coca-Cola

A finales del siglo XIX, el químico y farmacéutico John Stith Pemberton creó una bebida vigorizante y estimulante con hoja de la planta de coca y nuez de cola. Con los sonoros nombres de estos dos ingredientes nació el nombre de Coca-Cola: el contable de la empresa Frank M. Robinson le sugirió este nombre porque pensaba que las dos C mayúsculas destacarían en la publicidad.

Pepsi

El principal competidor de Coca-Cola también fue inventado a finales del siglo XIX por un químico, Caleb Bradham. Durante los primeros años el nombre de la bebida fue Brad’s Drink, pero unos años después cambiaría su nombre por el de Pepsi-Cola, en alusión a la enzima digestiva pepsina (en un principio la bebida se vendía como un remedio para mejorar la digestión) y a la también presente nuez de cola. En los años 60, y supongo que para diferenciarse de su competidor, Pepsi abrevió su nombre y perdió el sufijo -Cola.

Fanta

El origen de Fanta (que ya repasamos en un artículo anterior) está en las fábricas de Coca-Cola en la Alemania nazi, cuando el bloqueo exterior les impedía importar el concentrado para fabricar el refresco. Así, desarrollaron su propia bebida a base de suero de leche y los ingredientes que había cada temporada. Sobre el origen del nombre, ni siquiera la propia Coca-Cola tiene seguridad absoluta. Las dos principales teorías vienen de que se hizo una lluvia de ideas con los empleados y se les pidió que usaran su imaginación («fantasie» en alemán), o de que al probarlo muchos declararon que el sabor era fantástico («fantastisch»). En cualquier caso, el nombre se quedó por su facilidad de pronunciación en cualquier idioma y sonoridad.

TriNa

Esta bebida tiene un origen español aunque hoy es parte del grupo Schweppes. Fue desarrollada por el doctor Trigo en los años 30, y su nombre original TriNaranjus se explica porque la bebida mezcla tres tipos de naranjas: Valencia, Salustiana y Cadenera. A mediados de los 80 la compañía simplificó su nombre, pasando a ser simplemente TriNa, aunque durante años ambas denominaciones convivieron.

Kas

Otro refresco con origen español. Sus orígenes se remontan a los años 50, cuando Luis Knörr Elorza, dueño de la fábrica de cerveza El As, decide probar a crear bebidas de frutas. Al principio fueron comercializadas con la marca de la empresa, pero un año después decidió darle un toque de originalidad añadiendo la K de su apellido, y así nació el nombre Kas.

Mirinda

Y de nuevo, otro refresco español, aunque este ya no se comercializa en nuestro país (Wikipedia dice que sí, pero la verdad es que yo nunca lo he encontrado). Lo curioso de este nombre es que procede del esperanto, ese idioma inventado que pretendía ser universal. Mirinda significa en esta lengua «maravilloso«.

Si te interesan los nombres de los refrescos, no te pierdas la historia de por qué Coca-Cola utiliza también el nombre Coke, que publicamos hace unos meses. 

Arqueología Brandera estrena imagen (y redes sociales)

Arqueología Brandera es una de las secciones más características de Marca por hombro. Consciente de ello, a lo largo de este verano he estado preparando un pequeño plan para potenciarla y darle algo más de personalidad, y aquí lo tenemos: estrena redes sociales (en Facebook, en el twitter @arqueobrandera y en Instagram @arqueologiabrandera) y una nueva imagen.

La verdad es que llevaba tiempo queriendo diseñar una imagen algo más diga para Arqueología Brandera que la que estaba usando hasta ahora, diseñada a toda prisa para un artículo:

antes-desp

Buscaba una marca que transmitiese la vinculación con Marca por hombro por un lado, y por otro, la personalidad de este proyecto. Para lo primero pensé en utilizar el icono de la m, pero como la idea es que funcionase también en avatares de redes sociales, pensé que causaría confusión, así que opté por las iniciales ab y construir el logo exactamente igual que el de Marca por hombro por lo demás.

Sin embargo, me parecía divertido jugar con el concepto de arqueología brandera, es decir, restos de marcas que permanecen en algún sitio. Y ma imaginé algo desgastado, sucio, quizás incluso roto, así que a la estrella del símbolo le falta un trocito, posiblemente porque alguien trató de despegarla sin éxito:

avatar-ab

Al ser una marca que solo va a vivir en espacios digitales pude permitirme el lujo de diseñar algo así de complejo. Y en la versión para la web y las imágenes de portada, además añadí esa pared de ladrillos en la que nos encontramos, también medio borrados como viejos carteles, algunos logos míticos.

Por lo demás, el proyecto sigue igual que siempre. En las cuentas de redes sociales iré publicando las más interesantes que me vaya encontrando y retuiteando las que me enviéis vosotros. Os recuerdo las normas:

  • Arqueología brandera son marcas desaparecidas o logos pasados que nos encontremos en lugares públicos: la calle, un local, una oficina, transporte público… si es en tu casa o en casa de un amigo, no es arqueología, pero saca foto igualmente para @marcaporhombro.
  • No cuentan como Arqueología Brandera ediciones retro, conmemorativas… tiene que ser algo que se haya quedado ahí por olvido o por desaparición de la empresa.
  • Tampoco son arqueología brandera las revistas antiguas, libros, etc. (pero si ves algún anuncio o logo antiguo curioso, ¡mándalo!)

Puedes enviar tus aportaciones por email a fernando@marcaporhombro.com, al perfil de Twitter @arqueobrandera, etiquetar en Instagram a @arqueologiabrandera, publicarlas en la página de Facebook… ¡será por maneras! Iremos publicando las aportaciones en las redes sociales y una vez al mes haremos una selección de lo más interesante aquí en la web. ¿Te apuntas?

Vídeo: así pronuncia un americano nombres de marcas españolas

¡Volvemos con nuestros vídeos de diferencias de pronunciación! En esta ocasión nuestro amigo americano nos muestra cómo pronuncia él algunas marcas españolas.

Geplaatst door Marca por hombro op Donderdag 13 oktober 2016

Volvemos con nuestros vídeos. Tras la gran acogida del anterior en el que comparábamos la pronunciación en inglés y en español de marcas anglófonas, ahora llega nuestra venganza: hacemos a nuestro amigo americano pronunciar con su acento los nombres de algunas de las marcas más famosas del país, algunas fáciles (Bershka, Bankia…) y otras que… bueno, cuestan un poco más.

Aún tenemos algunos vídeos más para los próximos meses, pero se admiten sugerencias y ofrecimientos en otros idiomas 🙂

Los primeros 5 años de Marca por hombro

En septiembre de 2011 comenzaba a rodar Marca por hombro con un primer artículo sobre La Caixa, y desde entonces, con parones obligados por circunstancias personales, ya llevamos más de 230 entradas. Cinco años de un proyecto apasionante.

Marca por hombro no fue el primer blog de branding ni quiere ser uno más. Aunque en redes sociales (especialmente en Twitter) comentamos rediseños y noticias de actualidad, la idea no es ser una fuente de información de rebrandings y nuevas marcas. Para eso hay sitios mejores como Brandemia o Brand New. Marca por hombro quiere ser un espacio donde descubrir historias únicas y curiosas sobre el mundo de las marcas y los logos. Donde te encuentres los nombres que no conocías de algunas empresas, la surrealista historia tras un cambio de logo, donde derribes falsos mitos o puedas ver cómo ha cambiado un logo con el paso del tiempo. Por eso, en muchas ocasiones, para poder hablar de un tema de actualidad tengo que buscarle el lado curioso o la historia que contar. Pero creo que vale la pena para poder ofrecer algo distinto.

A eso ha contribuido también Arqueología Brandera, algo que empezó como una frikada personal y se ha acabado convirtiendo en un pequeño hobby que compartimos entre todos para cazar logos y marcas desaparecidos en la calle y otros lugares públicos.

evolucion-logo-marca-por-hombro

No soy un profesional del branding (aunque en mi trabajo sí toco bastantes cosas de esta disciplina) y Marca por hombro me ha ayudado a aprender mucho más sobre ello, y a conocer a gente que me ha enseñado mucho. Y por eso este no es un blog para profesionales (aunque son bienvenidos, claro está), sino para aficionados. Para gente rara como yo a los que les gusta conocer estas historias. De ahí que, para no complicar la redacción en muchas ocasiones recurra a simplificar conceptos, como por ejemplo usar la palabra logo para conceptos distintos como isotipo, imagotipo, isologo… No hacerlo supondría hacer más difíciles de comprender muchos artículos y perder el foco en el objetivo de Marca por hombro: contar historias que no sabías que querías saber. (Por cierto, si quieres usar los conceptos con propiedad, te recomiendo este artículo).

De hecho, he de confesar una cosa. En mi vida real dedico al marketing online, y una de mis obsesiones es medir todo para poder tomar decisiones. Pero cuando empezó Marca por hombro no quise ni siquiera instalar un módulo de cuenta de visitantes… porque en realidad escribía para mí. Quería tener un espacio donde plasmar todas las cosas que iba aprendiendo de branding, todas las frikadas que descubría, aunque solo las leyese yo. Y la sorpresa es que una cosa tan rara acabó gustando a miles de personas.

Estos han sido los primeros cinco años de Marca por hombro, y próximamente viene mucho más. Espero veros por ahí.



¿’Sensodine’ o ‘Sensodain’? Un americano y un español pronunciando marcas

En los últimos meses he estado conviviendo bastante con un amigo estadounidense. Recuerdo un día en el que me vio lavarme los dientes y me dijo «Ah, usas Sensodain«. Yo me eché a reír y le dije que en España pronunciamos «Sensodine», con todas sus sílabas. Como si fuese una palabra española. Me miró como se mira a un marciano, y hasta que no le puse un anuncio de tele de esa marca no se lo creyó.

De ahí vino la idea de hacer este vídeo: cogemos una serie de marcas y ambos las pronunciamos como lo haríamos en nuestra vida cotidiana. Creo que es un experimento divertido. Y si te ha gustado, ya tenemos en preparación alguno más del estilo 🙂

¿Cómo serían los logos de marcas baratas si fuesen de lujo?

Me encantan los códigos visuales, esas convenciones por las que un color, tipografía o estilo nos lleva a relacionarlo con algo. Por ejemplo, como ya comentábamos en un artículo anterior, lo de que los productos sin lactosa sean morados.

Últimamente me he estado fijando bastante en unas marcas que suelen tener una versión premium: los bancos. Casi todos tienen una división de banca privada (es decir, para ricos) con una marca ligeramente distinta. Y ahí se ve claro que para mostrar el concepto premium hay algunos recursos gráficos:

banca-privada-logosMucho aire. Colores muy reposados, blanco, negro, gris, dorado. Minimalismo. Y me puse a pensar… ¿cómo sería si algunas de las marcas que consideramos «baratas» fuesen lujosas? Así que abrí el Photoshop y me puse a imaginar. Y aquí podéis ver el resultado, que creo que es divertido.

telecinco-premium

Telecinco

La cadena de Fuencarral nunca ha ocultado su intención de hacer una televisión sin ínfulas intelectuales. Televisión barata y de consumo rápido… ¿pero cómo sería una cadena sibarita y elegante?

He usado un recurso de la marca de Telecinco (el símbolo en un círculo), pero he cambiado la wordmark a una Gotham fina, más elegante y con mucha ligereza, a lo que también contribuye el exagerado interletraje. Le he dado a todo un aire poco convencional evitando centrar la composición… y bueno, creo que transmite otra cosa.

ikea-premium

Ikea

Pongamos el caso: Ikea se cansa de vender muebles baratos y desmontados y se convierte en una tienda de decoración de alto nivel en el que la estantería Billy te cuesta 500 euros.

Para empezar, he quitado esos amarillos y azules chillones, así como todos los recursos gráficos del logo que no son la wordmark en sí. Nos quedamos en algo muy minimalista y negro, que complementamos con un añadido: ese Selection en serif cursiva. No me digais que no os daría apuro pedir un plato de albóndigas en una tienda Ikea Selection.

 

dia-pemium

Dia

Autoservicio Descuento, era el primer lema de Dia cuando esta cadena de supermercados se fundó en el Madrid de la transición. Pero imaginemos que en lugar de pelear por los productos más baratos y las bolsas de pago hubiera sido un supermercado de alto rango, esos donde la fruta te la sirve un señor con bata y en los pasillos se ven más criadas con cofia que jóvenes emancipados.

Cambiamos el rojo chillón de Dia por un burdeos elegante, color de vino y de lujo, oscurecido para darle clase. Nos quedamos con el símbolo (el ejercicio trataba de adaptar los logos, no de inventarse uno nuevo, así que he procurado que siempre quedase bastante del original) pero la wordmark pasa a las mayúsculas y las serifas. Y al más puro estilo marca de lujo, incluimos la ciudad de origen y el año de fundación. Y voilà, ya tenemos un supermercado que nada tiene que envidiarle a Sánchez Romero.

lidl-premium

Lidl

Otra de supermercados baratos, en esta ocasión llegados desde Alemania. El ámbito de actuación se ha centrado en eliminar los colores que más nos recuerdan a las ofertas, es decir, el rojo y amarillo. Simplificamos todo, pero mantenemos lo más reconocible del logo, el círculo inscrito en el cuadrado y la tipografía, pero le damos una textura metalizada y un fondo en un elegante azul marino. Y ya tenemos una marca que no está gritando «mi carro lleno por solo 30 euros».

bic-premium

Bic

Este es el que más me ha divertido. Bic es una de las marcas baratas por antonomasia: bolígrafos, mecheros, cuchillas de afeitar y en general productos que, si bien no son de mala calidad, nadie relacionaría con el lujo.

Ha sido un reto tratar de convertir su logo en un premium manteniendo el máximo de elementos posibles. En las primeras pruebas, por mucho que le cambiase los colores o texturas, el hombrecillo seguía vinculándome mucho a lo sencillo y barato, así que opté por la simplicidad y me quedé solo con la wordmark. Pero seguía siendo insuficiente.

Como ya hemos hecho anteriormente con Dia, un rasgo común en muchas marcas de lujo es el de expresar su origen, así que a Bic no le podía faltar un París. Colores reposados y textura metálica, y Bic se convierte en lo que podría ser perfectamente un fabricante de relojes de alto nivel, por ejemplo.

La idea para este post surgió de una conversación con Enric, ¡gracias!

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos este otro en el que mezclamos los logos de marcas competidoras.

El logo de Madrid 2012 que no se usó porque no gustaba al alcalde

En Madrid llevamos años tratando de organizar unos juegos olímpicos con un interés ciudadano claramente decreciente. La primera vez que se intentó, con las de 2012, fueron las que más apoyo despertaron entre la gente, y para mi gusto, el intento que mejor diseño gráfico tuvo. Y precisamente aquel logo de la llama tiene una historia curiosa. Curiosa, no chapucera como los concursos populares de 2016 y 2020.

En 2001 Madrid decidió que quería acoger unos Juegos Olímpicos. Por ser la primera vez, y porque hubo una época en que en Madrid sobraba dinero, se convocó un concurso restringido entre los mejores diseñadores del país: Enric Satué, Alberto Corazón, José María Cruz Novillo, José Torrent y Javier Mariscal, resultando ganador este último.

madrid2012

Mariscal, que ya había diseñado a Cobi, la mascota de los juegos de Barcelona 92, propuso una llama horizontal, una especie de bandera roja con el lema Madrid 2012 en su interior. Y aunque fue el elegido, se despertó el escándalo: al alcalde no le gustaba y no dudaba en decirlo claramente en público con argumentos como «no es expresivo ni representativo de Madrid», «no hay ninguna referencia a Madrid» y «es un dibujo que igual podría representar a Madrid que a Burgos que a Estocolmo».

Mariscal respondió a estas críticas pidiendo argumentos más allá del «no me gusta» y aceptó reunirse con el ayuntamiento para estudiar cambios en la marca. En esta reunión les enseñó un vídeo con el proceso de creación del logo, y simulaciones de cómo quedaría en banderolas, mupis y otros soportes publicitarios. Además, aceptó una variación: la llama pasaría de horizontal a vertical (marcando mucho más la figura de una llama olímpica) y se utilizaría el lema 2M12, en mi opinión uno de las mejores ideas.

Parece que el alcalde se convenció con este cambio y la candidatura siguió adelante. Sin embargo, Madrid no fue elegida, y volvió a intentarlo para los juegos de 2016 con un logo elegido por concurso popular que tuvo que ser retocado, y años después para 2020 con un logo elegido por concurso entre estudiantes de diseño sobre el que muchos han opinado ya mejor de lo que podría hacerlo yo (ejemchanclasejem).

Los logos de las candidaturas no son los de los Juegos

Una cosa que me chirría bastante cuando se convoca un concurso o se presenta la imagen de una candidatura es que mucha gente asume que ese va a ser el logo de los Juegos Olímpicos. Incluso se ven simulaciones de cómo quedará la imagen en los pabellones de competición. En realidad, no suele ser así. Las ciudades tienen un logo para su candidatura y otro diferente para los juegos. Unos ejemplos:

candidaturas

Si te ha gustado esta historia, no te pierdas esta otra sobre la mala suerte que tienen los namings madrileños.