Mercadona y otros nombres de marcas políticamente incorrectos

Poner nombre a una marca es un proceso muy delicado. Hay que tener en cuenta muchos factores: que suene bien en todos los idiomas (salvo que lo vayamos a traducir), que sea fácil de escribir, que represente lo que tenemos en mente… y que no ofenda a nadie.

En el post de hoy vamos a hacer un repaso por algunos nombres actuales que, por la evolución social o por la casualidad, en realidad no suenan del todo bien, y que desde luego hoy en día no pasarían un disaster check.

Mercadona

Lo tenemos tan interiorizado que además es difícil pensar en la palabra Mercadona sin tararear su musiquilla “Mercadooo-oona”. Pero el origen de este nombre es la fusión de dos palabras valencianas: mercat y dona. Es decir, el mercado de las mujeres.

Por qué suena mal: Machismo. En una sociedad en la que las tareas deberían repartirse por igual, y en la que por fin empezamos a superar lo de que las tareas de la casa sean cosa de mujeres, que el punto donde hacer la compra sea el “mercado de las mujeres” suena rancio. ¿Cuál sería el mercado de los hombres, el Leroy Merlin?

Cómo lo han enfrentado: Básicamente, ignorándolo. Que sea en una lengua no hablada en todo el país supongo que ayuda.

forlady

Forlady

Vamos con otra muy parecida: si os digo Forlady, ¿en qué pensáis? Maquillaje, moda femenina, higiene íntima femenina… pues no: Forlady es una marca de muebles de cocina, del grupo El Corte Inglés.

Por qué suena mal: Porque nos hace pensar que el hábitat natural de la mujer es la cocina.

Cómo lo han enfrentado: Han tratado de darle la vuelta. En su web explicaban algo así como que el nombre era para demostrar que las mujeres eran quienes debían tomar la decisión y la iniciativa. Algo poco creíble en una España en la que necesitaban permiso de su marido para manejar su cuenta bancaria.

afanias

Afanias y Aprosub

Afanias y Aprosub son asociaciones de apoyo a personas con discapacidad intelectual. Posiblemente el nombre no te suene mal, salvo que te diga que Afanias es el acrónimo de Asociación de Familiares de Niños y Adultos Subnormales y Aprosub, de Asociación de Padres y Protectores de Subnormales de Córdoba.

Por qué suena mal: Hace unos años, la palabra subnormal no era un insulto, sino que se utilizaba para describir en general al colectivo de personas con discapacidad intelectual de cualquier tipo. Pero el tiempo hizo que se fuese degradando su uso, convirtiéndose en una palabra fea tanto por su denotación (por debajo de lo normal) como por su denotación como insulto.

Cómo lo han enfrentado: Básicamente, eliminando todo rastro del significado originario del nombre, que se queda como un sustantivo más. Aprosub ha rebautizado su nombre largo como «Asociación en favor de las personas con discapacidad intelectual de Córdoba».

etasa

Etasa

Etasa es una concesionaria de líneas de autobús que gestiona varias rutas de interurbanos en la Comunidad de Madrid. Su nombre completo es Empresa Turística de Autobuses, que a priori no suena mal.

Por qué suena mal: No es algo grave, pero creo que hoy en día, o al menos hace unos años con el terrorismo golpeando la sociedad, a pocos se les habría ocurrido elegir como nombre de empresa precisamente ETA, SA.

Cómo lo han enfrentado: Como las iniciales del nombre forman ETA, han optado por usarlas como marca siempre acompañadas del sufijo SA. Es una estrategia de naming bastante casposa, pero peor sería que las marquesinas de autobuses estuviesen llenas de referencias al Movimiento Vasco de Liberación, como lo llamaba un expresidente. A lo mejor habría que ilegalizarlas.

once

ONCE

Este es el que tengo más dudoso. A diferencia del resto de discapacidades en las que se llegan a auténticas perífrasis con tal de no usar el nombre tradicional (sordos, mudos, minusválidos), los invidentes que he conocido siempre han usado la palabra ciego para describirse a sí mismos, así que lo dejo a la elección de los visitantes.

Visitando la web de la ONCE, veo que el uso de “ciego” como sustantivo que da nombre a la organización no está presente, pero además del ya típico “invidentes” usan sin problema “ceguera”, “personas ciegas”, etc.

Por qué suena mal: Como todo el mundo sabe, ONCE son las siglas de Organización Nacional de Ciegos Españoles. Supongo que hoy sería más propio hablar de “personas ciegas” que de “ciegos”, pero hay que reconocer que ONCE suena mucho mejor que ONPCE. Por cierto, la redundancia entre “Nacional” y “Españoles” no es casual, al igual que no lo es en “Radio Nacional de España”: ambas entidades fueron fundadas por el bando golpista (autodenominado Nacional) durante la guerra civil.

9 opiniones en “Mercadona y otros nombres de marcas políticamente incorrectos”

  1. En mi ciudad hay una fundación llamada ASPROS dedicada a la atención de disminuidos psíquicos. Un día encontré casualmente que es un acrónimo de su nombre original: Asociación Pro-Subnormales…

  2. ¿”disminuidos psíquicos”? Es discapacitado. Igual que no es contagio, sino tranmisión, ni estar contagiado, sino infectado, ni SIDA y VIH son lo mismo… Igual que no es lo mismo Director de Salud que Director de Salud Pública. “Salud Pública” no hace referencia a caracter privado o público de la SANIDAD, una cosa es SALUD Pública y otra SANIDAD Pública. Lo digo porque hoy mismo sale en Informativos Telecirco

        1. ¿Y? ¿Acaso te he dicho que no se use discapacitado? Pero filologicamente resulta tan politicamente incorrecto como subnormal por lo que representa. Al igual que minusválido que tambien se va sustituyendo.

  3. El orígen de Mercadona, curiosamente a lo que creemos, no viene por la unión de Mercat y de Dona, sino por una pasta italiana llamada Mercadonna. Uno de los hermanos Roig, vió el nombre y le gusto, poniéndoselo a la empresa. Este ejemplo sale en los manuales internos de la empresa

  4. Al principio pense que lo politicamente incorrecto de Mercadona, era su similitud con Metadona. Sonaba a algo negativamente adictivo, y desde luego, al principio se expandió y capto clientes como si fuera droga…

    Y luego subieron los precios, y “cortaron” las sustancias… digo, productos, manteniendo las marcas blancas, pero cambiando los productores/proveedores… 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *