Marca por hombro

Nombres de marcas que no fueron

En muchas ocasiones, los nombres por los que conocemos a una empresa o producto no son los oficiales de la sociedad que los fabrica. Esto es así en grandes corporaciones con cientos de marcas (como Procter and Gamble o Unilever) pero también en otras más pequeñas, que decidieron no utilizar su nombre por encontrar otro más comercial.

Y también se da el caso de que un proyecto tenga una marca en su periodo de prelanzamiento y que antes de llegar al mercado decida cambiarse. Hoy vamos a repasar algunos nombres que no han formado parte de nuestra vida cotidiana… porque sus empresas decidieron utilizar otras marcas para enmascararlos.

Onda Digital (Quiero TV)

Una plataforma de televisión de pago surgida a principios de la década de los 2000 y participada por Retevisión. ¿No te suena Onda Digital? Probablemente sea porque finalmente la marca con la que se lanzó al mercado fue Quiero Televisión, personalmente, una de mis favoritas.

Tibigardens (Port Aventura)

Con este nombre un poco casposo y con una cierta relación con el Tibidabo quería conocerse uno de los principales proyectos catalanes de los 90… ¿adivinas cuál? Hoy lo visitan miles de personas al año, pero bajo la marca PortAventura.

Cableuropa (ONO)

El tortuoso despliegue del cable en nuestro país tuvo como protagonista, entre otros, a Cableuropa, una de las compañías más importantes en este sector. La diferencia es que ahora lo conocemos con la marca que adoptaron en 1999: ONO, ahora integrada en Vodafone.

Lince Telecomunicaciones (Uni2)

Lince fue el tercer operador de telefonía fija en España, que rompió el duopolio de Retevisión y Telefónica. Pero no se lanzó con este nombre tan felino e ibérico, sino que lo hizo como Uni2.

Xfera, Lentejas u Orugo (Yoigo)

Otra de telecomunicaciones. Todo estaba listo para lanzar un operador de móvil con el nombre de Xfera, pero se fue retrasando y un cambio en el accionariado hizo que hoy lo conozcamos con el sorprendente nombre de Yoigo, nada que ver con el futurista Xfera.

Y cuando se decidió usar una marca diferente, Yoigo no era la única opción. Aquí podemos ver otras que barajó Saffron, la consultora de branding que creó la marca:

¿De qué compañía es tu móvil? De Lentejas. Esto parece un gag, pero podría haber sido realidad: y es que Lentejas es uno de los nombres que se barajaron para sustituir a Xfera, aunque al final ganó Yoigo.

Retevisión Móvil (Amena)

Aunque hoy se llevan mucho las marcas únicas, Retevisión decidió que su operador de telefonía móvil no se llamaría como ellos sino Amena, un nombre muy rompedor para la época. Años después, el mismo grupo unificó todos sus servicios de telefonía, internet y televisión bajo la marca única Auna. ¿Se les pasaría por la cabeza aunar Amena también?

TAV (AVE)

 

El AVE podría haber tenido otro nombre de tres letras: TAV. Tras la puesta en marcha del proyecto para empezar a construir líneas de alta velocidad en España, la primera marca que se utilizó para denominar a este servicio fue TAV (Tren de Alta Velocidad), para el que incluso se diseñó el logo que vemos arriba y se probó en esquemas sobre trenes. Sin embargo, en 1990 la consultora Número Uno Comunicación desarrolló el nombre de AVE con el que conocemos hoy al servicio, siglas de Alta Velocidad Española y Ancho de Vía Europeo.

Klan TVE (Clan)

¿Un canal con lunnis punkis y anarkas? Quizás a TVE le debió parecer moderno cuando barajó el nombre de Klan para su canal infantil y juvenil… pero la vieja corporación finalmente decidió optar por Clan.

Fuentes: El País | Google | OEPM

BONUS: ¿Te has quedado con ganas de más? En este otro artículo puedes encontrar marcas que tuvieron que cambiar de nombre para triunfar, como las pilas Mallory que conquistaron el mercado cuando cambiaron su nombre por Duracell. 

Fe de errores: En una primera versión de este artículo decíamos que Renfe había valorado otros nombres para el AVE como Bola de fuego o Poema Visual (confundido por lo que afirma El País en la noticia enlazada como fuente). En realidad estos no eran nombres descartados para el servicio, sino diseños descartados para el propio tren que puedes ver en este artículo.