El logo de Madrid 2012 que no se usó porque no gustaba al alcalde

En Madrid llevamos años tratando de organizar unos juegos olímpicos con un interés ciudadano claramente decreciente. La primera vez que se intentó, con las de 2012, fueron las que más apoyo despertaron entre la gente, y para mi gusto, el intento que mejor diseño gráfico tuvo. Y precisamente aquel logo de la llama tiene una historia curiosa. Curiosa, no chapucera como los concursos populares de 2016 y 2020.

En 2001 Madrid decidió que quería acoger unos Juegos Olímpicos. Por ser la primera vez, y porque hubo una época en que en Madrid sobraba dinero, se convocó un concurso restringido entre los mejores diseñadores del país: Enric Satué, Alberto Corazón, José María Cruz Novillo, José Torrent y Javier Mariscal, resultando ganador este último.

madrid2012

Mariscal, que ya había diseñado a Cobi, la mascota de los juegos de Barcelona 92, propuso una llama horizontal, una especie de bandera roja con el lema Madrid 2012 en su interior. Y aunque fue el elegido, se despertó el escándalo: al alcalde no le gustaba y no dudaba en decirlo claramente en público con argumentos como “no es expresivo ni representativo de Madrid”, “no hay ninguna referencia a Madrid” y “es un dibujo que igual podría representar a Madrid que a Burgos que a Estocolmo”.

Mariscal respondió a estas críticas pidiendo argumentos más allá del “no me gusta” y aceptó reunirse con el ayuntamiento para estudiar cambios en la marca. En esta reunión les enseñó un vídeo con el proceso de creación del logo, y simulaciones de cómo quedaría en banderolas, mupis y otros soportes publicitarios. Además, aceptó una variación: la llama pasaría de horizontal a vertical (marcando mucho más la figura de una llama olímpica) y se utilizaría el lema 2M12, en mi opinión uno de las mejores ideas.

Parece que el alcalde se convenció con este cambio y la candidatura siguió adelante. Sin embargo, Madrid no fue elegida, y volvió a intentarlo para los juegos de 2016 con un logo elegido por concurso popular que tuvo que ser retocado, y años después para 2020 con un logo elegido por concurso entre estudiantes de diseño sobre el que muchos han opinado ya mejor de lo que podría hacerlo yo (ejemchanclasejem).

Los logos de las candidaturas no son los de los Juegos

Una cosa que me chirría bastante cuando se convoca un concurso o se presenta la imagen de una candidatura es que mucha gente asume que ese va a ser el logo de los Juegos Olímpicos. Incluso se ven simulaciones de cómo quedará la imagen en los pabellones de competición. En realidad, no suele ser así. Las ciudades tienen un logo para su candidatura y otro diferente para los juegos. Unos ejemplos:

candidaturas

Si te ha gustado esta historia, no te pierdas esta otra sobre la mala suerte que tienen los namings madrileños.

« »

© 2018 Marca por hombro. Tema de Anders Norén.