Curiosidades

Leyendas urbanas del branding

Las leyendas urbanas son apasionantes. Ese tipo de conocimiento común que circula de boca en boca y que aunque es falso se amarra al imaginario colectivo como una lapa, de manera que nunca es posible desmentirlas del todo.

Leyendas urbanas hay en todos los sectores: en la tele, en la literatura, en la política… y cómo no, en el branding también hay alguna. En el artículo de hoy he recopilado algunas de las que conozco, pero seguro que hay muchas más. Y eso que no me he metido en las interpretaciones surralistas que hacen algunos de los logos…

“Coca-Cola no ha cambiado nunca de logo”

4586

La imagen que adjunto circula por internet en montones de blogs de pseudogurús listillos (valga la redundancia) de marketing, que trataban de explicar con ella la potencia de marca de Coca-Cola frente a su rival Pepsi.

En primer lugar, no creo que no cambiar de logo tenga más o menos mérito. Adaptar la marca a las circunstancias, siempre que no sea a la moda, no es nada malo. Pero es que además esa comparativa es falsa: es cierto que Coca-Cola en líneas generales ha variado menos su imagen que la de su competidor, pero desde luego no lleva 100 años quieta. En su propia web podemos ver una evolución de la marca en la que la identidad visual se va puliendo e incluso cambia radicalmente alguna vez. Además, en la comparativa se incluyen pequeños restyling de Pepsi mientras que se obvian los de Coca-Cola.

El gran e imprescindible blog Brand New hizo su versión de la infografía, que por desgracia para los gurús es bastante más realista:

coke_pepsi_chart_revised

 

“KFC ya no puede usar su nombre completo”

1024px-KFC_logo.svg

Nos encantan las leyendas urbanas sobre comida. Y si dicen que la comida barata es mala, mejor aún. Hay una que circula desde hace tiempo y explica que la cadena de restaurantes KFC usa estas siglas porque ya no le dejaban llamar “Fried Chicken” al producto que vendía por estar muy adulterado y no ser “legalmente” pollo.

La explicación más sencilla parece ser otra. Un nombre tan largo (y complicado de pronunciar en otros idiomas) como Kentucky Fried Chicken es mucho más fácil de gestionar si se utiliza simplemente como KFC. Y así lo han hecho desde 1991, cuando estrenaron un logo diseñado por Schechter & Luth.

El hombre del símbolo es el Coronel Sanders, dueño de la empresa hasta mediados de los 60. Aunque su nombre parezca indicar lo contrario, no era un miembro del ejército: en Kentucky, Coronel es también un cargo honorífico, que este hombre recibió cuando su establecimiento se hizo famoso.

“Osram es Ramos al revés”

osram-luftschutz-w-BL

La primera vez que oí esta leyenda urbana fue en boca de un compañero de universidad. Supuestamente es una manera de expresar que a veces lo español triunfa, aunque para ello tenga que camuflar sus raíces en un nombre extranjero. Y no seré yo quien lo niegue, pero en este caso no es así.

Osram es una empresa alemana nacida en 1906. Su marca fue registrada por la Deutsche Gasglühlicht-Anstalt, y como explican en su página web el nombre Osram es una contracción de dos materiales que usaban en sus bombillas: Osmium y Wolfram (hoy más conocido como tungsteno).

“La C de cercanías se giró porque Cofares les denunció por plagio”

cercanias madrid logo antiguo

A principios de los años 90, el logo de Cercanías era una C encerrada en un círculo rojo. Sin embargo, a los pocos años la C se giró. ¿Presiones de la farmacéutica Cofares a Renfe porque sus logos se parecían mucho a pesar de actuar en sectores radicalmente distintos?

En realidad la cosa es mucho más fácil. Renfe decidió usar la marca en el idioma cooficial de cada comunidad, de modo que en Barcelona por ejemplo sería Rodalies Renfe. Y claro, una C quedaba raro. El propio diseñador del logo, Alberto Corazón, nos lo explicaba en el artículo que le dedicamos.

“Papá Noel es rojo por Coca-Cola”

img_nA5pJELxHzQhZ8dBMRrPgm6Ija1Ycu

Todos lo hemos oído alguna vez: Papá Noel era verde pero Coca-Cola lo tiñó de rojo para sus anuncios. En realidad, de nuevo, la cosa no es tan sencilla. El portal especializado en leyendas urbanas Snopes lo aclaraba hace unos años, y la propia Coca-Cola lo explica en su web: durante el siglo XIX el personaje de Santa Claus no tenía un físico tan determinado como hoy en día. Se le representaba de muchas formas, desde un duende hasta un gigante, con ropajes de todos los colores y tipos. Efectivamente, eso sí, fue Coca-Cola la que contribuyó a fijar la imagen que tenemos de él, gracias al dibujante Haddon Sundblom que durante años estuvo dibujándolo y le dio personalidad. Él fue quien lo convirtió en un entrañable anciano rechoncho, mezclando el personaje mitológico de Santa Claus con San Nicolás, y vistiéndolo con ropajes rojos.

Si te ha gustado este artículo, te gustará también este otro con seis marcas que no pertenecen a quien tú crees.

4 Comentarios

  1. Luis

    Hola! Muy interesante el post. Si me permites, yo añadiría el logo de BMW, con el cual existe la creencia que son las aspas de un avión, pero nada más lejos de la realidad, simplemente es la bandera de Baviera ¡Un saludo!

    • Ricardo

      Son ambas cosas. BMW comenzó fabricando motores de aviones, y por eso su logo refleja el movimiento de la hélice de un avión. Los colores, eso sí, son los de Baviera, aunque en la bandera de este estado son rombos sin ángulos rectos, tal y como figuran en otro logo muy conocido: el escudo del equipo de fútbol Bayern München.

  2. @MarioTelevision

    Para mí que los de KFC han leído este artículo para inspirarse en su último anuncio. o_O

Leave a Reply

Tema creado por Anders Norén