Las marcas que nos dejaron en 2012

Tal y como sucede en los Oscar y demás premios, es hora de hacer un repaso y un homenaje a las marcas que nos han dejado a lo largo del 2012. Podríamos decir que prácticamente todas han sido a causa de la crisis económica, que está cambiando todos los mercados. Las fusiones y absorciones hacen que muchas marcas resulten redundantes o que sea mejor cambiarlas por unas nuevas. Coomo homenaje que es, recomiendo leer este artículo pausadamente y con música muy triste de fondo.

Yacom (1999-2012)


Nacida como un portal de contenidos de Jazztel para competir contra Terra, se convirtió en una compañía de ADSL hasta que fue comprada por France Telecom, que la mantuvo como segunda marca low cost. Finalmente, la compañía francesa ha decidido dejar de utilizarla y unificar todos sus productos bajo la marca Orange.

Puedes leer el artículo que le dedicamos en Marca por hombro.

Banca Cívica (2010-2012)


Una de las pocas marcas de banca que ofrecía algo diferente. Banca Cívica era el nombre que recibió la fusión de Caja Navarra, Cajasol, Caja de Burgos y CajaCanarias. Fundada en 2010, falleció con apenas 2 años de vida al ser comprada por La Caixa, que ha mantenido las marcas anteriores de las cajas en sus territorios de origen.

Puedes leer también el artículo que le dedicamos en su día.

laSexta 2 (2010-2012)


El segundo canal de laSexta nació como un repositorio de contenidos antiguos del canal principal, además de emisiones a horas distintas. Pronto se potenció como un canal lleno de programas producidos especialmente para él, como del debate Al rojo vivo o la emisión de Buenafuente a las 22 horas, antes de su horario tradicional en laSexta.

Durante unos meses trataron de convertir laSexta 2 en un canal de telenovelas, teniendo que dar marcha atrás a las pocas semanas dado su gran fracaso (¿a qué directivo se le pudo ocurrir que la marca de laSexta aceptaba la creación de un canal temático de telenovelas?). Finalmente, laSexta 2 se convirtió en el canal de documentales Xplora el 1 de mayo de 2012.

Con la desaparición de laSexta 2, la arquitectura de marcas de este grupo se queda algo coja, ya que sobrevive laSexta 3, un canal temático de cine. ¿Será sustituido por otro nombre con la fusión con Antena 3?

(Gracias a Álvaro por la pista)

Caja Mediterráneo (1975-2012)


Otra historia de crisis, fusiones bancarias, ladrillo y directivos con la cara muy dura. La Caja Mediterráneo, CAM, fuertemente afectada por la especulación y el saqueo, era subastada y vendida al banco Sabadell, que la integró plenamente. Sus oficinas en la Comunidad Valenciana pasaron a llamarse SabadellCAM y en el resto del país, con la marca con la que Sabadell operase.

Puedes leer el artículo que dedicamos a la creación de la CAM en Marca por hombro.

Spanair (1986-2012)


Una de las compañías aéreas más famosas del país se despedía al poco de empezar el año, ahogada por las deudas. Un cambio de dueños y rebranding elegido por votación popular no lograron salvar su situación, que ya había pasado por una mala época en 2008 cuando sufrió un gran accidente en Barajas.

(Gracias a H. Hurtado por la pista)

Groupama Seguros (1988-2012)


Lo confieso, el sector de las aseguradoras me aburre soberanamente, quizás porque no hay apenas grandes diferencias en cuanto a branding entre las más importantes. Groupama Seguros desapareció de nuestra vida sin hacer mucho ruido, y resulta que era porque Catalana Occidente había comprado las actividades de la compañía en España y la había rebautizado con la vieja marca Plus Ultra Seguros. Quizás mi único recuerdo de Groupama son esos futbolistas desafinando en los divertidos anuncios dirigidos por Javier Fesser y su «Me siento seguroooo».

(Gracias a Fer por la pista)

Público (2007-2012)


El diario del grupo Mediapro dejó de editarse en papel en febrero de 2012, tras meses de dificultades económicas, mandando a sus periodistas al paro y teniendo que cobrar del Fondo de Garantía Salarial del Ministerio de Trabajo porque sus accionistas no tenían dinero, aunque curiosamente debieron encontrarlo en algún bolsillo para volver a comprar la cabecera meses después. Actualmente sobrevive Público.es, la antigua edición digital del periódico, como medio exclusivamente online con un reducido equipo. Como curiosidad, la acuarela de su logo fue diseñada por Miquel Barceló.

(Gracias a Jose por la pista)

La 10 (2010-2012)


La historia del canal de televisión La 10 es un ejemplo de cómo no hay que hacer las cosas, un caso claro de indefinición y cambios de timón por sorpresa que parece típico de Vocento. La 10 nació como un proyecto para unificar bajo una única marca las diferentes televisiones provinciales o locales que tenía Vocento por España, con la intención de crear una red de canales que combinasen programación en cadena con contenidos de proximidad: una especie de Forta (unión de televisiones autonómicas) pero privada.

Sin embargo, en 2010 Vocento debió recordar que tenía una licencia a nivel nacional y decidió reciclar La 10 en una cadena generalista más, que realmente no aportaba nada nuevo y que quería competir contra actores asentados en el mercado desde hace décadas como Antena 3, La 1 o Telecinco. Su lanzamiento protagonizó incluso una portada en ABC. Pero evidentemente, esta estrategia no funcionó. El público no necesitaba un canal generalista más con informativos, magazines y debates de derechas, y el 1 de enero de 2012 La 10 despedía sus emisiones.

(Gracias a Jose por la pista)

Sony Ericsson (2001-2012)


Con el año 2012 también vino la despedida de una de las marcas más importantes de teléfonos móviles: Sony compraba a Ericsson su mitad en la compañía Sony Ericsson, y a partir de enero de 2012 los nuevos modelos fueron conocidos simplemente como Sony, recuperando una situación que se remontaba a antes de 2001 cuando Sony y Ericsson fabricaban terminales por separado.

(Gracias a Antonio por la pista)

Viajes Iberia (1930-2012)


Una de las mayores redes de agencias de viajes del país, fundada en 1930, cambiaba su nombre por el de Vibo Viajes para desligarse de una vez de la aerolínea Iberia, a la que no pertenece aunque comparta nombre. Como curiosidad, me apuntan que el nuevo nombre hace referencia a Viajes Iberia con la O de Orizonia, el grupo empresarial al que pertenece. Su filial portugueda, D-Viagem, también se ha convertido en Vibo este año.

(Gracias a Antonio por la pista)

Marcas que están en la UVI

Hay algunas marcas que no han desaparecido aún pero que están sentenciadas y probablemente dejemos de verlas a lo largo de 2013. También va nuestro homenaje a estas marcas en situación terminal:

ABC Punto Radio: La cadena de radio del grupo Vocento, Punto Radio, se transformó en 2011 en ABC Punto Radio. Tras varios cambios en su programación y recortes de gastos, ha anunciado un acuerdo con la Cope (básicamente, su cierre y venta de las emisoras a la cadena episcopal) que hará que ABC Punto Radio deje de emitir a lo largo del mes de enero de 2013. Resulta extraño que el grupo Vocento decidiese ponerle a la emisora una de sus marcas más valiosas, ABC, para cerrarla poco después. (Puedes leer el artículo que dedicamos al lanzamiento de ABC Punto Radio y el que dedicamos a la otra Punto Radio)

Banesto: El que había sido uno de los mayores bancos del país a lo largo del siglo XIX era desde mediados de los 90 una segunda marca del Santander, que lo compró tras su subasta por el caso de Mario Conde. Durante los últimos años ha funcionado de manera independiente, pero con la crisis económica mantener dos redes de oficinas y sistemas duplicados que se dirigen al mismo sector de población no parecía tener mucho sentido. La semana pasada le dedicamos un artículo.

Banif: También fue un banco independiente, que luego fue parte del Banco Central, del Central Hispano y actualmente del Santander, que lo mantiene como marca separada para banca privada (ese tipo de bancos que en vez de detector de metales tienen detector de mileuristas en la puerta). Al igual que Banesto, será eliminada a lo largo de 2013.

Menciones especiales zombis


Algunas menciones a marcas que volvieron de entre los muertos a lo largo de 2012:

Amena: La mítica operadora móvil de Retevisión, comprada por Orange, ha vuelto como marca low cost de esta compañía, aunque de una forma bastante descafeinada y sin aprovechar demasiado los valores que dejó al marcharse.

Plus Ultra: Como decíamos en el apartado de Groupama, al comprar esta aseguradora sus nuevos dueños han decidido resucitar una vieja marca: Plus Ultra Seguros, que nació en 1887.

Telefónica: La vieja marca del operador de telecomunicaciones del país quedaba reservada para cuestiones corporativas, colaboraciones culturales, fundación y grandes clientes. Pero al igual que los artistas que se retiran y vuelven mil veces, Telefónica parece no haberse quedado tranquila al dejar todo el negocio a Movistar como única marca, y en los últimos meses ha vuelto discretamente, como apoyo gráfico en los cierres de los anuncios.

5 respuestas a «Las marcas que nos dejaron en 2012»

Los comentarios están cerrados.