¿Cómo serían los logos de marcas baratas si fuesen de lujo?

Me encantan los códigos visuales, esas convenciones por las que un color, tipografía o estilo nos lleva a relacionarlo con algo. Por ejemplo, como ya comentábamos en un artículo anterior, lo de que los productos sin lactosa sean morados.

Últimamente me he estado fijando bastante en unas marcas que suelen tener una versión premium: los bancos. Casi todos tienen una división de banca privada (es decir, para ricos) con una marca ligeramente distinta. Y ahí se ve claro que para mostrar el concepto premium hay algunos recursos gráficos:

banca-privada-logosMucho aire. Colores muy reposados, blanco, negro, gris, dorado. Minimalismo. Y me puse a pensar… ¿cómo sería si algunas de las marcas que consideramos “baratas” fuesen lujosas? Así que abrí el Photoshop y me puse a imaginar. Y aquí podéis ver el resultado, que creo que es divertido.

telecinco-premium

Telecinco

La cadena de Fuencarral nunca ha ocultado su intención de hacer una televisión sin ínfulas intelectuales. Televisión barata y de consumo rápido… ¿pero cómo sería una cadena sibarita y elegante?

He usado un recurso de la marca de Telecinco (el símbolo en un círculo), pero he cambiado la wordmark a una Gotham fina, más elegante y con mucha ligereza, a lo que también contribuye el exagerado interletraje. Le he dado a todo un aire poco convencional evitando centrar la composición… y bueno, creo que transmite otra cosa.

ikea-premium

Ikea

Pongamos el caso: Ikea se cansa de vender muebles baratos y desmontados y se convierte en una tienda de decoración de alto nivel en el que la estantería Billy te cuesta 500 euros.

Para empezar, he quitado esos amarillos y azules chillones, así como todos los recursos gráficos del logo que no son la wordmark en sí. Nos quedamos en algo muy minimalista y negro, que complementamos con un añadido: ese Selection en serif cursiva. No me digais que no os daría apuro pedir un plato de albóndigas en una tienda Ikea Selection.

 

dia-pemium

Dia

Autoservicio Descuento, era el primer lema de Dia cuando esta cadena de supermercados se fundó en el Madrid de la transición. Pero imaginemos que en lugar de pelear por los productos más baratos y las bolsas de pago hubiera sido un supermercado de alto rango, esos donde la fruta te la sirve un señor con bata y en los pasillos se ven más criadas con cofia que jóvenes emancipados.

Cambiamos el rojo chillón de Dia por un burdeos elegante, color de vino y de lujo, oscurecido para darle clase. Nos quedamos con el símbolo (el ejercicio trataba de adaptar los logos, no de inventarse uno nuevo, así que he procurado que siempre quedase bastante del original) pero la wordmark pasa a las mayúsculas y las serifas. Y al más puro estilo marca de lujo, incluimos la ciudad de origen y el año de fundación. Y voilà, ya tenemos un supermercado que nada tiene que envidiarle a Sánchez Romero.

lidl-premium

Lidl

Otra de supermercados baratos, en esta ocasión llegados desde Alemania. El ámbito de actuación se ha centrado en eliminar los colores que más nos recuerdan a las ofertas, es decir, el rojo y amarillo. Simplificamos todo, pero mantenemos lo más reconocible del logo, el círculo inscrito en el cuadrado y la tipografía, pero le damos una textura metalizada y un fondo en un elegante azul marino. Y ya tenemos una marca que no está gritando “mi carro lleno por solo 30 euros”.

bic-premium

Bic

Este es el que más me ha divertido. Bic es una de las marcas baratas por antonomasia: bolígrafos, mecheros, cuchillas de afeitar y en general productos que, si bien no son de mala calidad, nadie relacionaría con el lujo.

Ha sido un reto tratar de convertir su logo en un premium manteniendo el máximo de elementos posibles. En las primeras pruebas, por mucho que le cambiase los colores o texturas, el hombrecillo seguía vinculándome mucho a lo sencillo y barato, así que opté por la simplicidad y me quedé solo con la wordmark. Pero seguía siendo insuficiente.

Como ya hemos hecho anteriormente con Dia, un rasgo común en muchas marcas de lujo es el de expresar su origen, así que a Bic no le podía faltar un París. Colores reposados y textura metálica, y Bic se convierte en lo que podría ser perfectamente un fabricante de relojes de alto nivel, por ejemplo.

La idea para este post surgió de una conversación con Enric, ¡gracias!

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos este otro en el que mezclamos los logos de marcas competidoras.

¿Por qué el 5 de Telecinco tiene un punto?

Hace unas semanas que Telecinco ha celebrado su 25 aniversario, poco después que Antena 3. En Marca por hombro ya hemos hablado en ocasiones del origen de su nombre, su gran cambio de imagen de 1997, del logo que apenas usaron unos meses e incluso de cómo había desarrollado su familia de marcas. Pero una curiosidad sigue en el aire, ¿por qué el logo de Telecinco contiene un punto? Podría ser simplemente un capricho de diseño, pero tiene explicación.

Al principio, la flor

Hagamos un poco de historia para situarnos. Tele 5 (así escrito) surge en 1990 importando la fórmula del Canale 5 italiano, propiedad de Berlusconi. Una tele de música, color y muchas, muchas mujeres florero en un ambiente que hoy siendo benévolos consideraríamos simplemente rancio. Por aquel entonces su identidad visual era casi la misma que la de su hermana italiana, con una flor que representa a gran parte de las empresas del grupo Berlusconi:

margaritas

La renovación de 1997

A mediados de los 90 esta fórmula empieza a dar síntomas de agotamiento, y el canal se prepara para renovar su imagen (incluso eliminando las cortinillas algunos meses) y finalmente lanza su rebranding, con cambio de naming incluido (de Tele 5 a Telecinco) y un nuevo símbolo:

t5

Como vemos, el punto ya está ahí. Metido dentro de la barriguita del 5. Este momento se vivió como un acontecimiento. Una campaña teaser había alertado a la gente de que algo iba a cambiar en Telecinco, sin explicar muy bien qué. En el día del cambio se emitió este vídeo, que hace un repaso original a la programación de la época (digitalizado por Freenoid, me ha llegado a través de Antonio):

Y el punto es…

En cuanto a la respuesta a la pregunta del titular (que ya parezco Aquí hay tomate con tanto cebo), es más fácil de responder si vemos una versión del logo, presumiblemente aún en desarrollo, registrada en la OEPM dos años antes del cambio, en 1995:

ImagenMarcaServlet-1

¿Lo ves más claro ahora? El 5 de Telecinco es… un ojo. Un ojo bastante picassiano, por cierto.

Y es que la nueva Telecinco debía tener bastante cariño al pintor malagueño. No en vano, renombraron a sus estudios de ficción (con los que han producido series y películas) como Estudios Picasso, tras haber sido fundados con el horrible nombre de Digitel 5, y que hoy se llaman Telecinco Cinema. Y en los dos logos que ha tenido también podemos ver algunas referencias a los ojos:

EstudiosPicasso

De modo que asunto solucionado: el logo de Telecinco tiene un punto porque se supone que es, de cierto modo, un ojo. O al menos lo era en 1997. ¿Qué sería ahora?

Actualización

Me escribe Ángel Luis Sánchez, que es precisamente quien diseñó este logo (¡gracias!). Aprovecha para contarme algo de la historia de la evolución (que coincide con la que ya vimos):

La cadena allá por 1996 pasaba por una imagen de llamemos “mamachicho” y quisieron dar un cambio radical pero sin hacer una campaña ruidosa sino por el contrario crear un concepto y dejar que la audiencia fuera poco a poco siendo consciente y fuera percibiendo ese cambio simplemente por lo que veian, por la programación emitida.

Ese concepto se resumía en una sola palabra, MÍRAME.

De ese mírame que se iba a mantener durante un año vendría el lanzamiento de la nueva imagen.

Te adjunto un croquis de como nació la idea del logo, desde el ojo del espectador que pacientemente miró la cadena durante un año y que evolucionó al imagotipo de la cadena.

Además me adjunta este esquema de cómo se desarrolló el concepto del logo que coincide con lo explicado:

CONCEPT LOGO TELE5

Muchas gracias Ángel Luis, y espero seguir contando contigo en adelante 😉

Los logos de las teles que no duraron

Los canales de televisión con unos de los logos más reconocidos de cada país. Horas y horas presentes en nuestro ocio hacen que sean muy reconocidos y sólidos. Pero precisamente por eso también se queman más frecuentemente y hay que renovarlos, estilizándolos o dándoles un aire nuevo con elementos de apoyo como las cortinillas u otros elementos de emisión.

Como en todas las empresas, a veces los diseños no terminan de convencer a los directivos o espectadores y se retiran al poco tiempo. Repasemos las veces que esto ha sucedido en las televisiones generalistas de nuestro país.

laSexta: el logo que hacía interferencias

laSexta logo antiguo

El último canal lanzado en analógico se estrenó con un 6 verde, un símbolo que sigue siendo parte del ADN de la cadena… pero no exactamente como lo conocemos. Durante su primer año de vida, el número estaba compuesto por tres líneas, que al reproducirse en tamaño pequeño (como la mosca) formaban una incómoda interferencia conocida como moiré, la misma que se produce cuando alguien lleva camisas de cuadros a la tele. Sin duda es algo en lo que tendrían que haber pensado sus diseñadores.

Por suerte, la reacción fue rápida, y meses después laSexta estrenaba un logo retocado en el que el 6 tenía trazos más sencillos y aparecía en un cubo verde que ha dado mucho juego en los materiales de continuidad del canal, al poder aparecer en 3D interactuando con objetos reales. Además, se eligió una tipografía más amable y sencilla, la DIN.

Telecinco: el logo “embarazado”

Logo Telecinco provisional
Hubo una época en la que Telecinco era sinónimo de calidad y compromiso. En 1997 habían roto con el pasado con un nuevo logo y retocando su namimg (de Tele 5 a Telecinco), pero en 2001 trataron de estilizar su logo, recortando parte del extremo del 5 y aligerando la tipografía. En las cortinillas aparecía en 3D, con un efecto metalizado. Sin embargo, no debió convencerles mucho porque en 2003 recuperaron el símbolo anterior, aunque sí se quedaron con los efectos en 3D del logo. Y ese fue el que permaneció hasta 2008, cuando Summa diseñó el actual, en tonos azules.

Antena 3: el logo azul y el redondeado

antena3-provisionales-300x1502x

En realidad, Antena 3 tiene varios logos que no duraron mucho. En 1992 la televisión, ya en manos diferentes que la radio, estrenó una nueva identidad que es la que actualmente conocemos: una especie de castaña cuyas tres piezas de colores forman una estilizada A. Años después, estas piezas pasaron a ser en 3D, y a finales de 2001 se unió a la moda de la estilización y estrenó un logo azul, con el símbolo encerrado en un círculo. Tampoco duró mucho y volvieron al tricolor en 2002, aunque en 2004 el símbolo se tiñó de naranja y parece que en esta ocasión sí les ha convencido.

Pero a principios de 2011 quisieron darle una vuelta a su imagen corporativa, de nuevo con un retoque del símbolo, que mantenía el naranja pero pasaba a ser algo similar al símbolo de lugar de los mapas online, con la A encerrada dentro y muy redondeado todo. Se trabajó en la creación de nuevas moscas, cortinillas y demás elementos en los que el cristal brillante y transparente tenía un protagonismo muy grande, pero… en el último momento de diciembre de 2010 llegó la orden de no utilizar este logo. Las cortinillas se reaprovecharon como pudieron y en la actualidad Antena 3 continúa con su logo naranja, que este mismo verano hemos visto convertido en un simpático cangrejo (algo que no habría podido hacer el no nato, eso es verdad).

Relacionado: ¿De dónde vienen los nombres de los canales de TV?

Telecinco en 1997: Un nuevo logo para empezar de cero

En 1990 nuestra televisión se llenó de nuevas marcas: llegaron las televisiones privadas Antena 3, Canal + y Telecinco. Desde un principio, fue este último canal el que más sorprendente resultaba. Acostumbrados a una televisión gris y conservadora, la cadena del 5 ofrecía una fiesta permanente, y su identidad visual no era ajena a este hecho: Su logo estaba formado por un enorme 5 tridimensional en color dorado, acompañado de la margarita que está presente en los logos de todas las empresas de Berlusconi, y que procede del primer canal que compró, Telemilano.

Y es que Tele 5 nació como un clon del italiano Canale 5, propiedad del magnate. Muchos de los programas que emitía eran adaptaciones o simples doblajes de los ya testados en el país alpino, incluso realizados en el mismo plató. Música, confeti, una paleta de colores mucho más intensos que la competencia, presencia permanente de chicas con poca ropa y sainetes de humor sexual marcaban la programación de “la cadena amiga”.

Pero a mediados de los 90 esta fiesta permanente comenzó a dar signos de agotamiento en las audiencias. Un cambio en la dirección de Tele 5 quiso dejar atrás la chabacanería y optar por una imagen más actual, urbana y sofisticada. En el plano visual se planteaba un problema: ¿Cómo debía ser Tele 5 gráficamente durante el periodo de transición? ¿Debería crearse un nuevo logo aún con la programación antigua o cambiar la programación y después el logo? Telecinco optó por una solución intermedia: “mató” su logo durante la transición.

En efecto, durante meses, Telecinco renunció a su logo. No se emitieron las típicas cortinillas con las que todos los canales se identifican. Y aunque la mosca seguía siendo la misma, en las pocas apariciones del logo en pantalla fue sustituido por un número 5, como el que vemos en la siguiente promoción (gracias a Javizerox):

Captura de pantalla 2013-08-05 a la(s) 13.05.33

El objetivo era borrar todos los rastros de la anterior etapa de la mente del telespectador. Paralelamente, se comenzó a renovar la parrilla. Se encargaron productos que definirían la nueva imagen del canal: ficciones, magazines e informativos renovados con una imagen y un tono más actual. Y por fin, en marzo de 1997 se desveló la nueva imagen: Tele 5 cambiaba incluso su naming, pasando a ser Telecinco, y estrenando un logo mucho más actual, de elegantes líneas en el que el 5 imitaba un ojo. La margarita desaparecía, sustituida por un punto que hoy en día es el nexo común entre los logos de todos los canales del grupo Mediaset.

telecincos

Años después, Telecinco volvió a cambiar definitivamente su logo por el actual, también después de otro cambio en la estrategia del canal, que se centró en entretenimiento barato, realities y programas de morbo y corazón. Sin embargo, este reposicionamiento no se ha hecho de un modo tan radical como en los 90, y el segundo logo de Telecinco ya estuvo conviviendo en pantalla con los nuevos contenidos del canal.

Actualización: Hemos hablado con el diseñador del logo de Telecinco y nos ha contado qué significa el logo

¿De dónde vienen los nombres de los canales de TV?

Como segunda parte a nuestro artículo sobre los nombres de las cadenas de radio, hoy vamos a hablar de la hermana pequeña que le robó el protagonismo: la televisión.

La TV llegó a nuestro país oficialmente en 1956, tras años de pruebas. Durante sus 10 primeros años de vida, solo existió un canal, hasta que en 1966 llegó la segunda cadena. En los 80 aparecieron las televisiones autonómicas, también públicas, y en los 90 los tres canales privados. La década de los 2000 supondría la explosión de canales con la extensión de la TDT.

Pero hoy vamos a centrarnos en los canales tradicionales generalistas, los que más años llevan entre nosotros. ¿De dónde vienen sus nombres?

La 1 y La 2 de TVE

Imagen: mundodelaempresa.blogspot.com
Imagen: mundodelaempresa.blogspot.com. Contiene un pequeño error: el logo con forma de ojo de La 1 es de los 80

Televisión Española, como hemos visto, nace en 1956 como un organismo más del gobierno, y asociada a Radio Nacional en un conglomerado que se denominó Radiotelevisión Española. Durante años, al no existir competencia, no hacía falta buscar un naming específico para su canal, ni siquiera cuando llegó La 2, que fue conocida como la segunda cadena, el segundo programa o el UHF (por la frecuencia técnica en la que emitía).

Poco a poco fue institucionalizándose el nombre de TVE-1 y TVE-2 para cada uno de los canales, a principios de los 80. La segunda cadena adoptó el nombre de La 2 en 1991, en mi opinión, bastante original para la época, incluso mejorando los de las nuevas televisiones privadas. El primer canal se denominó La Primera, y así convivieron hasta 2008, cuando La Primera pasó a denominarse La 1, simplificando así la estructura de naming de los canales.

Antena 3

antena3
Antena 3 surgió a principios de los años 80 como un grupo de editores de prensa conservadora (encabezado por ABC y La Vanguardia) que querían tener su propio canal de televisión privado. Como la ley no llegaba, decidieron montar una cadena de radio que fue la primera 100% privada del país (el resto de cadenas estaban participadas por el Estado en un 25%). Su nombre, Antena 3, ya dejaba claro que querían ser el tercer canal español. Esta aventura tuvo un gran éxito, pero el grupo seguía queriendo una cadena de televisión y se presentaron al concurso convocado por el gobierno en 1989, consiguiendo una de las tres licencias.

Al cabo de unos años, el accionariado de Antena 3 Radio y Antena 3 Televisión se separó, contando a partir de entonces con imágenes corporativas diferenciadas. Hoy en día, la marca Antena 3 Radio no pertenece al canal de televisión, sino al grupo Prisa.

Su situación en el mando a distancia varía según la comunidad autónoma: Antena 3 no quiso renunciar a su nombre de radio al conseguir el canal de televisión, pero para entonces la aparición de las autonómicas había hecho que no fuese el tercer canal en muchos lugares del país: por ejemplo, TV-3 en Cataluña se le adelantaron incluso en el naming. En Madrid, Telemadrid durante sus primeros años de vida utilizaba indistintamente los nombres Telemadrid y TM-3, pero acabó desechando este último.

Telecinco

Imagen: Mundo de la empresa
Imagen: Mundo de la empresa

Telecinco es otro canal que ganó la licencia de televisión privada en el concurso de finales de los 80. Su nombre no es original de España: en sus inicios era prácticamente un calco del Canale 5 italiano, fórmula que también fue exportada (con menor éxito) a países como Alemania o Francia. Hasta su cambio de imagen en 1997, incluso compartía logotipo con el canal italiano, presidido por la margarita que aparece en todas las empresas del grupo de Berlusconi.

Canal + / Cuatro

plus
Canal + también es un nombre que nos viene de fuera. La fórmula de un canal de pago cuya programación completa solo podían ver los abonados había tenido éxito en Francia y se exportó a otros países europeos, entre ellos España, con una licencia conseguida en el concurso de 1989. Eso le marca incluso el naming: todos nos hemos acostumbrado a decir Canal Plus a pesar de que lo que está escrito es Canal Más. A pesar de que el Canal + español tenía autonomía respecto al francés, durante años su imagen corporativa era la misma que la de sus hermanos europeos.

Cuando el grupo Prisa decidió probar suerte con la televisión generalista, el hueco de Canal + fue ocupado por un nuevo canal llamado Cuatro. Aunque se barajaron otros nombres, se optó por este al comprobar que en prácticamente toda España Canal + estaba colocado en el cuarto botón del mando a distancia, quizás con la excepción de Cataluña donde como hemos visto, Antena 3 había sido relegada a ese puesto.

La Sexta

sexta
Cuando parecía que ya no iban a lanzarse más canales analógicos y que el futuro era la TDT, todos se sorprendieron con la llegada de un nuevo canal de un grupo de comunicación por entonces en pleno crecimiento: Mediapro. De nuevo, tras estudiar las posiciones libres en el mando a distancia, llegaron a la conclusión que el número más bajo que nadie había tratado de apropiarse aún era el 6, así que llamaron a su canal La Sexta. Como curiosidad, su logo fue retocado a los pocos meses de lanzarse, mejorando la legibilidad del 6 que producía pequeñas interferencias en su visualización en pantalla. El resultado es magnífico, en mi opinión, y permite que el 6, convertido en un cubo verde, interactúe en la vida real.