Así han sido los logos y lemas de los partidos políticos desde 1977

Parece que fue apenas hace seis meses cuando estábamos en campaña electoral y aquí estamos de nuevo, recibiendo estímulos audiovisuales para que elijamos a nuestros representantes para la próxima legislatura.

Como en elecciones anteriores ya he repasado cómo se presentaba cada partido, en esta ocasión he pensado que estaría bien hacer un repaso por las 13 convocatorias electorales que hemos tenido hasta la fecha. ¿Cómo han ido evolucionando los logos de los partidos desde 1977 hasta la actualidad?

Evolución de los logos de los partidos desde 1977

logos-partidos

En este gráfico no aparecen todos los logos que han tenido los partidos políticos, claro está. Me he centrado en los que tenían en las campañas electorales de elecciones generales, así que faltan algunos que solo se usaron en elecciones autonómicas o europeas… pero es necesario simplificar. Si te interesa, hace tiempo dedicamos un artículo a la evolución del logo del PSOE y otro a la del logo del PP. También falta el de Ciudadanos en 2011, no porque no existiera el partido sino porque no se presentó a las Generales, dando libertad de voto a sus afiliados. Tampoco he incluido los logos de coaliciones temporales, como la Coalición Democrática de AP en los 80, o la actual de Unidos Podemos. Eso queda para otro post.

Entre los partidos más antiguos (PSOE, PP e IU) podemos ver tres grandes etapas. La primera, los logos tradicionales. El puño y la rosa de Cruz Novillo en el PSOE, la hoz y el martillo del PCE y las letras en los colores de la bandera española de AP. Sobre esto, leí hace poco que eligieron el nombre “Alianza” y no “Partido” porque durante el franquismo se habían lanzado tantos mensajes negativos sobre los partidos que pensaron que los españoles rechazarían la palabra. Como curiosidad, existió un Partido Popular en los 70, que acabaría integrado en la UCD.

La segunda etapa llega a partir del 2000 para PSOE y PP. Se fijan los colores definitivos, con el azul para los conservadores y el rojo para los progresistas (en sintonía con otros países europeos, y al revés que en EEUU), y se opta por logos más contemporáneos.

A partir de 2011 la situación da un cambio. El 15-M, el resurgimiento de los movimientos ciudadanos, la aparición de nuevos partidos… refuerzan la exigencia sobre la política. Los partidos optan por logos más ligeros, ¿quizás queriendo representar la transparencia? Desde luego la tendencia de PSOE y PP de pasar de pesados logos con mucha mancha visual a los actuales, más ligeros, no sé si es casualidad. Y UPyD… a su bola, un poco, la verdad. Su anterior logo tenía grandes problemas de legibilidad, el actual tiene grandes problemas en general.

Viendo los logos de los partidos, me llama la atención también el cierto parecido entre el de UCD y el del CDS. No es de extrañar: cuando Suárez abandonó el primero para fundar el segundo, su intención era arrastrar el máximo posible de electores. De hecho, de las tres palabras que componen los nombres de ambos partidos, dos se repiten: Centro Democrático.

Los lemas electorales desde 1977

Este otro gráfico también da mucho juego: ¿qué lemas han utilizado en la campaña de las Generales los partidos desde 1977?

lemas

He marcado en negrita los del partido que consiguió más votos. Algo que me parece muy interesante de este repaso es que, sin saber nada de historia, creo que es bastante fácil adivinar en qué situación estaba cada partido: si eran gobierno u oposición, si eran un partido pequeño o tenían opciones de gobierno… e incluso a quién se dirigen, como el público joven que sospecho que IU trataba de atraer con sus juegos de palabras como “Llamazar es + izquierda”.

También me parece interesante ver que en muy contadas ocasiones el lema hace referencia explícita a la ideología (derecha o izquierda): AP en 1979, IU en 2008. Una excepción son UCD y CDS, quizás porque ambos querían ser “el” centro.

Las conclusiones os las dejo a vosotros, pero solo un apunte más: he analizado todos los lemas con una herramienta online. Quitando artículos y conjunciones, las palabras que más se repiten son España (5 veces), cambio (4 veces), votar (4 veces), voto (3 veces) y mayoría (3 veces). ¡Nos leemos en los comentarios!

Si te ha parecido interesante este artículo, te gustará este sobre el logo que el PSOE no se atrevió a estrenar.

¿Por qué los colores de los partidos políticos son los que son?

Mañana España celebra elecciones generales, y por tanto, hoy es la jornada de reflexión. ¿Y de qué reflexiona un site de branding? Ya hemos hablado de muchos temas electorales: de cómo los partidos ponían a punto sus logos para las elecciones, de la historia de la identidad visual del PP y de la del PSOE… pero hay un tema que no hemos tocado hasta ahora: los colores de los partidos políticos.

En cada categoría de marcas, salvo que el sector tenga un color definido culturalmente, cada marca suele reservarse un color que le distinga de su competencia, y los partidos políticos no podían ser menos. Sus colores tienen mucha importancia porque su identidad estará muy presente en el periodo electoral: teñirán sus materiales, comunicaciones, spots… los colores de un partido se viven para muchos como los de un equipo de fútbol.

En España, de manera casi natural, cada partido ha ido encontrando su color, hasta llegar al punto de identificarse claramente cada uno sin ver ningún otro elemento:

colores-partidos

Es fácil identificar las bolitas de colores de la imagen superior con PP, PSOE, Podemos, Ciudadanos, Izquierda Unida, UPyD y Vox. Bueno, este último puede que no, pero para un partido de color verde que tenemos, quería incluirlo.

En casi todas las competiciones de marcas de colores diferentes suelen estar dos de los primarios, el azul y el rojo: Coca-Cola y Pepsi, Carrefour y Alcampo… y la política no es una excepción. El azul del partido conservador y el rojo del socialdemócrata son una convención en muchos países de Europa, por lo que no es de extrañar que el Partido Popular Europeo sea azul y el Partido Socialista Europeo sea rojo. Curiosamente, en Estados Unidos la tendencia es la contraria: el partido más conservador, el Republicano, se identifica con el color rojo; mientras que los Demócratas apuestan por el color azul.

3542315639_8c698721df_z

En España el Partido Socialista lleva usando el color rojo desde las primeras elecciones de 1977. Lo curioso es que por aquel entonces, el antecesor del PP, Alianza Popular, también se identificaba con el rojo (eso sí, combinado con el amarillo en un arrebato patriota). El PP siguió identificándose mucho con el rojo hasta que en los 90 ya decidieron apostar fuerte por el azul, que poco a poco ha dominado su logo en las últimas versiones.

cartel-alianzapopular-77

También es común que los partidos de izquierda se identifiquen con el color rojo, especialmente los que tienen vínculos con el comunismo. Así ha sucedido con Izquierda Unida, coalición liderada por el PCE y que, aunque en sus inicios apostaba también por el gris y el verde, en los últimos años se ha lanzado totalmente al rojo. Entiendo sus motivos para mantener este color, pero especialmente desde los últimos diseños del PSOE, el partido grande se ha apropiado de ese color y es poco distintivo ya.

Los nuevos partidos surgidos en las últimas legislaturas han sabido detectar los espacios donde podían introducir nuevos colores. Ciudadanos en 2006 apostó por un color naranja, que si bien en su Cataluña natal no era totalmente original (formaba parte de la identidad de CiU), en el resto del país estaba sin explorar.

Cartel_Cierre-de-CampañaCampaña-01

UPyD por su parte optó por el magenta, un color muy distintivo y llamativo que, seguramente por casualidad (o no), recordaba a Rosa… Díez. Ellos explican que es el color identificativo de muchos otros partidos liberales en Europa, y al margen de ello, creo que hicieron muy buen trabajo con un color generalmente poco presente en el branding y muy llamativo.

Podemos también ha jugado muy bien con el color. Pocos saben que en sus inicios este partido tenía una horrible identidad visual verde:

Podemos_logo

Por suerte, algún diseñador profesional debió entrar a formar parte del equipo y pronto cambiaron a la imagen que tienen ahora, jugándolo todo al morado. Un color que tampoco estaba explorado (más allá del Sin Lactosa), que se ha convertido en muy distintivo y les permite jugar con él, como en el nombre de los centros cívicos del partido: las Moradas.

2014011614475873681

Hablando de verde, en España al margen de cientos partidos ecologistas peleados entre sí y de nula relevancia política, no teníamos ningún partido de este color. De hecho, cuando muchos de ellos se unieron en Equo, este partido se negó a tener un único color corporativo. Finalmente, el espacio del color verde lo ha tomado el partido de ultraderecha Vox, con una identidad diseñada por José Gil-Nogués y que me gusta bastante más que su ideología. En palabras del diseñador, el verde se eligió porque “simboliza la tranquilidad y está unido a las características propias de lo natural: armonía y crecimiento, así como a su valor más conocido: la esperanza”. Es una lástima que desde que no lograron ser relevantes en las elecciones y comenzaron a ponerse nerviosos, su paso de ser un partido serio a uno friki haya hecho que descuiden la bonita identidad con la que nacieron.

En este repaso me he querido centrar en los partidos nacionales. A nivel autonómico y local podemos encontrar muchos más. También serían curiosas las coaliciones, como la de Podemos y Compromís en Valencia, que han resuelto con un elegante degradado entre morado y naranja (colores de ambos) que en cualquier otra parte de España sería percibido como la improbable unión de Podemos y Ciudadanos:

oltraeiglesias_NoticiaAmpliada

Los colores son importantes. Nos ayudan a identificar de un golpe de vista, despiertan sensaciones y permiten construir un universo de conversación alrededor. Los partidos lo saben, y nosotros, a veces inconscientemente, también. Después de varias décadas con una política azul y roja, ¿con qué colores amanecerá España el lunes?

Si te ha gustado este artículo, echa un ojo al repaso que hicimos de los logos y los lemas de cada partido desde 1977.

Los partidos ponen sus logos a punto para las elecciones

Las elecciones generales del próximo 20 de diciembre van a ser muy importantes. Los grandes partidos tradicionales se juegan demostrar su hegemonía; los nuevos, poder demostrar si pueden desplazar a los anteriores; y otros como IU o UPyD, su propia existencia. Por eso no es de extrañar que a pocas semanas de la cita, ya estén poniendo a punto sus líneas gráficas y sus logos.

pp

El Partido Popular fue el primero en cambiar de imagen, acosado por los casos de corrupción y por la renovación generalizada en las demás fuerzas, decidieron… cambiar su logo. Una de esas decisiones incomprensibles en plena crisis. Y es que un cambio gráfico debe responder a un cambio interno, y más allá de poner al presidente a hacerse selfies con todo el mundo para publicar en Twitter (que les debe parecer el colmo de la modernez), poco más ha cambiado en el PP.

Sobre la nueva marca… poco que decir que no se haya dicho ya. En Graffica hicieron un repaso desapasionado en el que daban argumentos racionales para explicar que este logo está sencillamente mal hecho, al margen de los gustos. Personalmente creo que ha sido un capricho extraño. Cambiarlo ahora sería una locura, pero seguramente tras las elecciones vuelvan a un logo anterior o diseñen uno de verdad. Espero.

psoe

El PSOE ha sido noticia en los últimos días porque han recuperado oficialmente el puño y la rosa de Cruz Novillo. Es algo complicado. No es que no fuesen el símbolo oficial del partido… pero no solían aparecer en los materiales gráficos, en los que se usaba solo la wordmark PSOE. Ahora han vuelto a convivir símbolo y wordmark, aunque ya no insertados en los cubos rojos, sino sobre fondo blanco y separados por una línea. Puestos a cambiar, me parece una solución muy elegante.

La verdad es que últimamente el PSOE me está sorprendiendo con su línea gráfica. Me gusta bastante lo que hacen, es elegante y reposada. Mucho mejor que hace años, cuando con la excusa de que el rojo daba mal en cámara, apostaron por el azul. Eso sí, su web sigue necesitando un repaso porque parece diseñada por alguien con horror vacui.

podemos

Podemos continúa con el logo que estrenaron para las autonómicas esta primavera, en la que el símbolo del círculo ha desaparecido y toda la fuerza se concentra en la palabra Podemos, a la que para darle contundencia se le ha añadido un punto final.

Podemos también suele cuidar bastante bien su marca, al menos en los materiales producidos centralmente y no en alguno de sus círculos, donde se ve de todo. Me gusta bastante cómo manejan el naming. Así, por ejemplo, su red de locales públicos (al estilo de las Casas del Pueblo del PSOE) se llamarán Moradas.

upyd

UPyD, un partido al que ninguna encuesta le da representación en el Parlamento, también ha presentado una nueva imagen que casi hace bueno el rediseño del PP. Desequilibrada, forzada y poco acertada es lo menos que se puede decir de la cosa, que aunque parece diseñada por voluntarios (el gran mal de este tipo de proyectos, no contar con profesionales) parece que ha sido realizada, según me cuenta su diputado Julio Lleonart, por la agencia Santa Compañía Creativa, aunque hasta que no insistí en la pregunta a todo el que me quiso escuchar nadie me dijo el nombre de la agencia.

Otro tema confuso es el de su versión compacta. Al parecer, apostaron por una redonda para destacar en redes sociales, aunque resulta bastante extraño que todo el protagonismo sea para la conjunción Y, que de hecho en la anterior identidad ni siquiera aparecía:

upyd

Lleonart cuenta que viendo el despliegue (animación anterior) se entiende bien, que la Y “es una idea política y así la estamos vendiendo, la unión, la conjunción” y que “las formas redondeadas en general, transmiten mucha más cercanía y simpatía que las formas con aristas (y en UPYD hemos tenido muchos problemas con la percepción que tenía la gente como antipáticos o ariscos)”. Otro caso como el del PP: por muchas formas redondeadas que uses en tu logo, es difícil compensar la imagen de tus diputados o altos cargos insultando a quienes abandonan el partido, piensan diferente o votan a otras opciones.

Tres es tendencia: logos que se encierran en círculos

Copio el titular a mi amigo Diego Areso para sostener lo mismo que él: que tres es tendencia. Uno o dos pueden ser casos aislados, pero cuando tres marcas efectúan un mismo cambio en su identidad corporativa es que algo se ha puesto de moda.

En este caso hablamos de encerrar el símbolo en un círculo. Ya van tres marcas que han cogido su símbolo de toda la vida y lo han rodeado. La primera fue McDonald’s, que después de llevar un tiempo renunciando a la wordmark ha empezado a usar su M dentro de una circunferencia:

Captura de pantalla 2015-08-03 a las 19.11.38

Después fue Movistar, con el lanzamiento de su servicio Movistar Series, y más tarde con Movistar+, que decidía que el símbolo de la M a secas no servía y también apostaba por un círculo:

apertura-movistar-plus-1

Y por último ha sido el Partido Popular el que ante sus casos de corrupción ha decidido tomar la drástica decisión de renovar su logo, apostando por uno más hipster, con la omnipresente Gotham y, cómo no, circular:

PP-logo_MDSVID20150710_0091_17

Nos rendimos. Ya no hay más formas. Todos los logos serán circulares en el futuro. Y si son de partidos políticos, además usarán la Gotham. La resistencia es inútil.

Así ha evolucionado el logo del PP

El PP ha presentado una renovación de su logo que ha dado mucho que hablar, en el que encierra su símbolo en un círculo (algo que parece estar de moda) y apuesta por la tipografía Gotham, la misma que Podemos.

Este no es, ni mucho menos, el primer cambio de imagen del partido de la derecha española. Desde su nacimiento en la transición como Alianza Popular hasta la actualidad, ha tenido hasta 10 logos distintos, mientras que su principal competidor, el PSOE, apenas ha tenido tres.

pp-3

Alianza Popular nacía como una organización política fundada por el exministro de la dictadura Manuel Fraga y otros altos cargos del franquismo, que querían continuar lo que se había dado a conocer como el franquismo sociológico. No es de extrañar, por tanto, que en estos primeros años los colores de su identidad fuesen los de la bandera nacional, rojo y amarillo, que tanto había utilizado el anterior régimen.

A finales de los 80, tras varias debacles electorales, Alianza Popular se refunda como Partido Popular, estrenando la gaviota que acompaña al partido hasta la actualidad. Por primera vez se incorpora un color de contraste, azul oscuro, para el animal, mientras se mantiene el rojo para el texto Partido Popular (aún sin abreviar). En marzo de 1989, Manuel Fraga explicaba en ABC que este diseño había sido obra de un joven de Nuevas Generaciones:

Captura de pantalla 2015-07-09 a las 20.45.47

Sin embargo, en una entrevista al mismo periódico, Fernando Martínez Vidal, creador del logo (¿sería el “joven de Nuevas Generaciones” que menciona el recorte anterior?) aclara que no se trata de una gaviota sino de un charrán, un ave marina que vuela alto. Os recomiendo su lectura porque tiene alguna anécdota interesante (me ha llegado vía birrei)

A lo largo de los 90 el diseño se simplificó. Se redujo a las iniciales PP y el pájaro (sea gaviota o charrán) empezó a volar hacia la derecha, justo cuando el partido decía empezar a ser de centro. Lo más llamativo de esta época es que si un color podía asociarse al PP no era el azul de manera tan evidente como hoy, ya que el rojo tenia mucho protagonismo.

2007_PP_ConfianzaEnElFuturo

De forma paralela a la apuesta del PSOE por el rojo, el PP fue probando otros colores. Extendió su gama de colores y durante el Gobierno de Aznar el azul tomó mucho protagonismo, pero no podemos olvidar que en 2007, ya en la oposición, se probó un color que ahora relacionamos con Ciudadanos, una de sus principales amenazas: el naranja. En efecto, durante algunos meses el PP era el partido “naranjito”. En esta época también empezó a usarse el lema Populares que continúa hasta hoy, y que tanto socialistas como convergentes han imitado.

cartel-pp-rajoy-2008

Pero este intento no cuajó, y los populares decidieron volver al azul desde la campaña de 2008, en la que Rajoy se presentó con una versión del logo en el que las iniciales y el pájaro estaban encerradas en dos burbujas azules llenas de brillos y reflejos. Era el auge del skeumorfirmo.

Esta imagen tampoco duró mucho. Al año siguiente el logo volvió a cambiar ligeramente: se mantenía el azul, los brillos, los reflejos y las formas redondeadas, pero todo tenía forma de cuadrado con los bordes redondeados… prácticamente como una app de iPhone de aquella época.

BnCIeXoCcAAQCoU

En 2014, tras unos años en el Gobierno y probablemente con idea de dar una imagen más seria (y actualizarse al nuevo diseño que había traído la nueva versión de iOS) el PP se pasó al flat design con un logo más oscuro y ya sin adornos.

La última etapa es la que empezó hoy. En mi opinión, el PP sigue con esta idea de parecer moderno a través de adaptar códigos de diseño que estén de moda. Si antes fueron los brillos y 3D y después las apps táctiles, ahora es el minimalismo, colores planos y una estética algo hipster que no casa muy bien con la gaviota el charrán, símbolo irrenunciable. Ellos dicen que su nuevo logo es “diáfano, en la línea de Apple y minimalista”. En fin, supongo que Jobs se habrá revuelto un poco en su tumba.

Si te ha gustado esta evolución, puedes echar un ojo al repaso que hicimos a la historia del logo del PSOE.

 

Las marcas de los partidos en las Municipales y Autonómicas 2015

Las elecciones son siempre una buena ocasión para que los partidos estrenen o pongan a punto sus marcas. Si fuesen empresas, podríamos decir que esta época es su lanzamiento, con las ciudades empapeladas de carteles y publicidad por todas partes.

Además, este año es especial. Las elecciones municipales y autonómicas son vistas por muchos como la primera vuelta de las Generales que, después del verano, están llamadas a cambiar el panorama político del país. Así que todos los partidos se ponen sus mejores galas, ajustan sus marcas al nuevo escenario con cuatro actores principales en vez de dos y se posicionan. Veamos cómo lo han hecho.

Partido Popular

LOGO PP PARTIDO POPULAR CON MARCA POPULARES 2015

Tengo pendiente un artículo sobre la evolución de la marca del Partido Popular, porque su logo ha sufrido más retoques que el de Novagalicia. Como explicábamos en el post sobre las elecciones europeas, hace unos años el PP decidió que su logo tenía que parecerse a una app del iPhone (supongo que les parecía el colmo de la modernidad), y cuando el skeumorfismo se pasó de moda y llegó el diseño plano, cambiaron hacia un color más oscuro y ya sin brillitos ni reflejos.

Para estas elecciones, han continuado desarrollando esta imagen. Ahora, al “botón” con el logo le acompaña una pastilla con el lema Populares. Es curioso cómo los partidos con nombres más tradicionales (PP, PSOE) han tratado de seguir las nuevas corrientes de naming de las nuevas formaciones que ya no quieren ser simplemente un amasijo de letras en unas sigas grandilocuentes: Podemos, Ciudadanos, Equo… el PSOE creó el (horrible) Socialistas, y el PP cada vez usa más el Populares. Para que luego digan que no se dejan influir.

En cuanto a la tipografía de los carteles, abandonan la Gotham (en las anteriores elecciones europeas llegó a darse el caso de que tanto PP como PSOE y Podemos la utilizaban) y van a Helvetica, que supongo que casa mucho con la imagen que quieren dar de fiabilidad.

PSOE

psoemun

Hace poco este partido tuvo su correspondiente post con la evolución de su identidad visual. En los carteles de esta campaña hemos visto desplegada la nueva imagen, con la combinación de dos tipografías. Sin embargo, la extensión de la nueva imagen no es homogénea: por ejemplo, en Madrid, el candidato a la alcaldía usa el ¿nuevo? logo sin el puño y la rosa, mientras que el candidato a la Comunidad opta por el de los cubos. Un poco lío.

sipsoe

Y bueno, para terminar de complicar la cosa, en los últimos días de campaña el PSOE ha cambiado su logo por esta variación, bajo el lema “Digo sí”, en soportes digitales. Por si os estábais preguntando lo mismo que yo, en Twitter su hijo me tranquiliza: Cruz Novillo se encuentra bien.

UPyD

upyd

Algo similar pasa con UPyD. Hace un tiempo estrenó un nuevo logo en el que las letras del símbolo por fin estaban rellenas, facilitando la legibilidad. Pero aunque en algunos soportes ya se utiliza, en los carteles oficiales aún aparece el anterior. No sé, supongo que en estos momentos tienen cosas más importantes de las que ocuparse que de su logo, pero es una lástima que este tipo de cambios no se hagan rápido. Y también es una lástima que el logo siga con el mismo fallo que el anterior: si el nombre del partido es UPyD, ¿por qué en su símbolo pone solo UPD?

Podemos

logopodemos

Pocos lo han notado, pero Podemos ha cambiado su logo para estas elecciones. Es un retoque menor, pero supone la tercera versión de la imagen de este partido que apenas cuenta con un año y medio de vida y que ha ido puliendo su identidad con el tiempo.

En esta imagen, Podemos renuncia a su símbolo de los círculos y toda la fuerza pasa a la wordmark, a la que se añade un punto al final. Es como pasar de asegurar “Podemos” a afirmar rotundamente “Podemos.”. Aunque no termina de encajar en avatar de redes sociales, la verdad es que me parece una muy buena evolución.

Además, el propio nombre del partido se presta a que las marcas territoriales encajen muy bien: “Podemos Comunidad de Madrid” usa como imagen “En la Comunidad de Madrid Podemos”.

Ciudadanos

logo-ciudadanos

La formación catalana de un mes para otro pasó a tener mucha relevancia. La verdad es que no me termino de explicar por qué, más allá del hecho de que muchos descontentos de centro derecha no querían tener que votar a Podemos, pero se me hace raro que todos “descubriesen” a Ciudadanos de repente.

En cuanto a su identidad visual, me encanta. Basada en la que diseñó Rafa Celda en su día (el mismo que hizo el logo de Equo o el de Comisiones Obreras, por cierto), se rediseñó para que el bocadillo contuviese el símbolo del partido, en vez de salir de él.

Candidaturas de unidad popular

unidad

Podemos decidió no presentarse en sus primeras elecciones en los ayuntamientos, pero anunció que apoyaría algunas iniciativas de unidad popular que surgieran. Por ello en muchas ciudades se han creado marcas que, sin ser de Podemos, sí están apoyadas y promocionadas por esta formación.

La marca destinada a esta labor iba a ser Ganemos, pero tras algunos problemas con su registro (un listo se adelantó y trató de chantajearles), se han utilizado otras, siempre con el nombre del municipio en ellas. Las más importantes son Barcelona en comú y Ahora Madrid. Ambas se han extendido: así, existe Valencia en comú, Bilbao en común, Zaragoza en común… y también Ahora Getafe, Aranjuez Ahora… En otras localidades sigue presente el nombre Ganemos o Ganar: Ganar Alcorcón, Ganar Móstoles y el inefable Leganemos.

Optando por otros nombres encontramos por ejemplo ¡Vamos, Granada!, Recuperar Badajoz o las mareas gallegas: Marea Atlántica (A Coruña), Marea Pontevedra

Izquierda Unida

Izquierda_Unida_(logo).svg

Pocos cambios en la identidad de Izquierda Unida, que en muchas localidades se presenta integrado en alguna de las candidaturas de unidad popular que veíamos en el apartado anterior. En Madrid, sin embargo, intentaron hacer algo bastante sucio: tras rechazar integrarse en lo que por entonces aún era Ganemos Madrid (después, Ahora Madrid) e incluso expulsar del partido a los ganadores de sus primarias que sí optaban por la integración, amagaron con presentarse a las elecciones con la marca Ganemos, tras llegar a un acuerdo con quien se había hecho con ella, y por supuesto, para el escándalo del auténtico Ganemos Madrid.

Logo-IUCM_EDIIMA20150410_0488_24

Por suerte, tras la presión pública en contra recapacitaron. Eso sí, al igual que hicieron en las Europeas y llevan haciendo muchas convocatorias, en Madrid utilizarán la marca Los Verdes tras llegar a un acuerdo con un pequeño partido inactivo que usaba esta marca. El resto de partidos verdes de Madrid se integraron en Equo, que es parte de Ahora Madrid.

Elecciones andaluzas: Cuando todos los partidos quieren ser verdes

Ayer fue un día importante para todos los andaluces, ya que su comunidad autónoma se encargó de inaugurar un año cargado de citas electorales y con más partidos que nunca. Nosotros vamos a analizar este evento desde el punto de vista del branding, ya que las elecciones andaluzas suelen tener ciertas peculiaridades en sus campañas de propaganda y comunicación de sus partidos que no son comunes al resto de convocatorias.

Eso sí, si hay algo en el que las andaluzas no se distinguen del resto de convocatorias es la falta de originalidad de todos los partidos para elegir tanto su eslogan de campaña como su línea gráfica general: En una campaña de perfil bajo los partidos han optado por continuar con claims manidos hasta la saciedad y que seguramente incluso sus contrincantes hayan llegado a usar anteriormente.

partidoseslogan

El PP llama al voto con un “Contigo por Andalucía“, el PSOE afirma que “Andalucía tiene mucho que decir“, mientras que Izquierda Unida se decanta por “Transformar Andalucía“. Los nuevos partidos no traen tampoco aires nuevos en lo que a lemas se refiere: Ambos hacen referencia al concepto tan traído y venido por todos del “cambio“. Podemos ha elegido “El cambio empieza en Andalucía”, mientras que Ciudadanos se ha quedado simplemente en “El cambio”.

Particularidades en el branding de cada partido

compartativaPPSOE

También es curioso como los partidos más tradicionales, PP y PSOE, siguen tirando de clichés en su comunicación gráfica, hasta el punto de haber hecho dos piezas prácticamente clónicas: La clásica foto del candidato sonriente arropado por gente que intenta representar todos los estereotipos sociales: el jubilado, el estudiante,… Por cierto, en estas elecciones el PSOE nos sorprende recuperando el mítico emblema de la rosa y el puño, y no parece quedar ni rastro de aquel “Socialistas con el que el partido parecía dispuesto a sustituir a su logotipo de siempre.

podemosciudadanos

Podemos también ha cambiado sustancialmente su branding desde las elecciones europeas: En su papeleta, como era de esperar al ser ya un partido conocido, ya no aparece la cara de Pablo Iglesias, pero es que además sus reponsables de comunicación han decidido pasar al otro extremo y sus carteles electorales han pasado a ser completamente planos, sin aparecer la cara de la candidata de la formación.

El caso de Ciudadanos es curioso, ya que cualquiera podría pensar que Albert Rivera es el candidato a la Junta de Andalucía del partido. El partido ha decidido dejar de lado al que es su candidato, Juan Marín, en favor de su televisivo líder, creando este cartel con un diseño poco inspirado y de aire algo anticuado.

Todos los partidos quieren ser verdes

partidosverde

Una de las cosas que más curiosidad me ha suscitado siempre del branding de los partidos en las elecciones andaluzas, es cómo todos los partidos se disputan capitalizar el color verde. Creo que este es un caso único que no se repite en ninguna otra comunidad autónoma. Todos los partidos de una manera u otra intentan añadir a su identidad corporativa este color para regionalizar la marca. En algunos casos esto provoca combinaciones de colores tan forzadas como el degradado naranja-verde de C’s. 

El PSOE es el caso más notable en este sentido: Aunque su marca evoque automáticamente el color rojo en la mentalidad colectiva, las elecciones andaluzas son la gran excepción.

El partido ha hecho propio este color en Andalucía, en muchos casos incluso dejando de lado el color real de su marca. Encontramos mítines y actos del partido en los que el uso del rojo es testimonial. Incluso han ido un paso más allá y han llegado al inaudito caso de recolorear su logotipo.

_635624868603391654w_3e3536b8
El verde es el color de Andalucía por excelencia y la Junta de Andalucía también lo sabe: el gobierno andaluz es uno de los gobiernos con una entidad más homogénea de España, por lo que en esta comunidad encontramos que este color se aplica uniformemente en la mayoría de servicios públicos: autobuses, metro, colegios, hospitales, museos,…
En una comunidad con una identidad tan definida, sería curioso investigar qué lleva a todas las formaciones que a renunciar a los elementos propios de cada marca en un intento de localización de sus marcas.

En branding, la adaptación de las marcas a su entorno algo muy habitual: Coca-Cola o McDonald’s son enseñas con connotaciones muy norteamericanas que sin embargo han sabido adaptar de forma magistral su comunicación a la personalidad y gustos de cada territorio en el que están presentes, lo que hace que los consumidores los vean como una marca próxima y casi local.

Sin embargo, es menos frecuente encontrar casos en los que se llegue a tal punto de mimetización ¿Os imagináis que el PSOE pintase su logotipo de azul en Galicia? ¿O el PP el suyo de rojo en la Comunidad de Madrid? ¿Cuál pensáis vosotros que es la causa de esta tradicional peculiaridad del branding electoral andaluz?