La historia de branding detrás de los Donuts Pantera Rosa

En las últimas semanas ha hecho bastante ruido el último lanzamiento de Donuts, su variedad Pantera Rosa. Si bien no es raro que la marca de las rosquillas lance variedades más o menos atrevidas (han tenido algunas temporales como limón en verano, de frutas del bosque para primavera o de “cupido” para San Valentín), en este caso hay una historia de branding detrás. Y es que los nuevos Donuts Pantera Rosa son el primer signo visible de la unión de Panrico y Bimbo en España desde que la segunda comprase a la primera en el verano de 2016. Continuar leyendo “La historia de branding detrás de los Donuts Pantera Rosa”

Lina Morgan y otras personas con nombres de marcas (y viceversa)

Es difícil imaginar que alguien se ponga como nombre el de una marca, o que nombres de marcas provengan del nombre o apellidos de alguien. No se trata de casos evidentes como Duffman o los hoteles Hilton, sino otros mucho más cercanos de los que a lo mejor no lo imaginaríamos. Veamos algunos ejemplos.

Lina Morgan y la Banca Morgan

Sí, la vedette y cómica recientemente fallecida no se llamaba así en realidad. Lina Morgan era el nombre artístico de María de los Ángeles López Segovia, compuesto en los años 50 a partir de su nombre cariñoso Angelina y la Banca Morgan (hoy, JP Morgan Chase), por aquel entonces un símbolo de éxito y glamour.

Lydia Bosch y Bosch

Aunque parece un nombre real, el auténtico nombre de la que siempre será la tía Alicia de Médico de Familia es Lydia Boquera de Buen. ¿Y quién inventó su apellido artístico? Fue Chicho Ibáñez Serrador, al que la sonoridad de esta marca de electrónica le gustó y decidió bautizarla así en los 80, cuando la descubrió para el concurso Un, dos, tres.

Raphael y Philips

Icono de los modernos y de las madres, el popular cantante y protagonista de la última película de Álex de la Iglesia no lleva la ‘ph’ en el DNI. Rafael Martos Sánchez acudió a grabar su disco a los estudios de Philips en el paseo de las Delicias un día de 1961 y allí se fijó en que la marca se pronunciaba Filips aunque se escribía con Ph… y decidió incorporarlo a su nombre.

Danone y Daniel Carasso

La ahora francesa Danone surgió en Barcelona en 1919. El nombre de la empresa surgió a partir del diminutivo cariñoso con el que la familia del fundador llamaba a su hijo Daniel: Danón. De hecho, cuando la empresa se traslada de Francia a Nueva York huyendo de la persecución nazi, se establecen allí con un nombre que sonaba más americano (algo que también hizo Philips en su día, aunque obligados): Dannon, que aún mantienen.

Rumasa y Ruiz Mateos

Este ejemplo es más conocido, pero creo que aún no es tan evidente como para haberlo descartado. El popular emporio de la abeja tiene un naming muy fácil: es simplemente un acrónimo de Ruiz Mateos, SA, los apellidos del fundador.

Panrico y Andreu Rivera Costafreda

La legislación no permite que una marca diga de sí misma que es la mejor o que está “rica”, pero Panrico lo dice en el naming. Una leyenda urbana dice que fue fundada por un hombre llamado Panificio Rivera Costafreda, y es verdad… a medias. En realidad el fundador se llamaba Andreu, pero sí que tenía esos apellidos. Fundó un panificio (en italiano: horno, panadería) con sus apellidos, y la magia de los acrónimos una vez más creó Panrico.

Fenosa y el Conde de Fenosa

Vale, esto no es exactamente un nombre pero me parece tan curioso que no podía dejar de incorporarlo. Pedro Barrié de la Maza fue un empresario gallego dueño, entre otros, del Banco Pastor y de Fenosa (cuyo naming, Fuerzas Eléctricas del Noroeste, ya repasamos). En 1955 el dictador Francisco Franco decidió hacerle conde, y el condado que se creó para ello fue… ¡el Condado de Fenosa! ¡un título nobiliario con nombre de empresa! Por si lo de la estación Vodafone Sol nos parecía exagerado.

Como todo título nobiliario, ha ido pasando como descendencia, y actualmente el Conde de Fenosa es José María Arias Mosquera. Si yo fuese él pediría al rey que me lo actualizase y pasase a ser el Conde de Gas Natural Fenosa. Con una mariposa en el escudo de armas.

En este post puedes encontrar más marcas cuyo nombre viene del nombre o apellido de los fundadores: Marco Aldani, Caprabo…

Caprabo, Marco Aldany, Panrico y otros nombres con explicación

Aunque las típicas cafeterías Joycar (Jose y Carmen) o los talleres Peyfer (Pedro y Fernando) sigan existiendo, no siempre los nombres compuestos en las marcas son tan poco imaginativos como estos. Existen algunas grandes marcas que se formaron a partir de los nombres de socios o empresas, o respondiendo a siglas, consiguiendo un resultado decente. Veamos algunas.

Caprabo

Los supermercados catalanes que actualmente son propiedad de Eroski formaron su nombre con los apellidos de sus tres fundadores, Pere Carbó, Jaume Prat y Josep Botet. Al poco tiempo la familia Prat salió del accionariado y entró la familia Elías, pero nuestro departamento de investigación no ha encontrado indicios de que se les pasase por la cabeza llamarse Caelbo.

Marco Aldany

Si pensabas que era el nombre de la cadena de peluquerías fundada por un prestigioso peluquero italiano con ese nombre, estás equivocado. Marco Aldany es un nombre ficticio basado en los tres nombres de sus fundadores, los hermanos Marcos, Alejandro y Daniel Fernández Luengo.

Alstom

No es una de las marcas más famosas que hemos tratado, pero si te gusta el mundillo ferroviario o simplemente te fijas en las placas de los coches, es posible que hayas visto el nombre de este fabricante de trenes.

La palabra Alstom es una simplificación realizada en 1998 a su nombre anterior, Alsthom, que a su vez se produjo al fusionarse la Société Alsacienne de Constructions Mécaniques con la empresa Thomson-Houston.

Panrico

Si la ley de marcas prohíbe que los propietarios digan que su producto es el mejor, ¿por qué Panrico está permitido? En realidad, Panrico no responde directamente a “Pan rico”, sino que es el acrónimo del primer nombre que tuvo la empresa: Panificio Rivera Costafreda, fundada por Andreu Costafreda.

Como curiosidad, Panrico es la propietaria de algunas de las marcas más conocidas de alimentación, como Donuts (lo que provocó que en España Dunkin Donuts se llame Dunkin Coffee) o Bollycao.

Leroy Merlin

La popular cadena de bricolaje autoservicio no se llama así en homenaje al Rey Merlín (que era un mago), sino que son simplemente los apellidos de sus fundadores, Adolphe Leroy y Rose Merlin, que montaron la empresa allá por 1920.

Dia

Los supermercados Dia son una empresa de origen español, pero su nombre no viene del tiempo que puede estar un alimento tirado en el suelo antes de que alguien lo limpie, sino que son las siglas de su nombre completo: Distribuidora Internacional de Alimentación.

Iberdrola

Como ya tratamos en un artículo anterior, Iberdrola es un nombre complejo con su propio árbol genealógico. Es el resultado de la fusión a finales de los 80 de Iberduero con Hidrola, dos empresas eléctricas que a su vez eran fusiones de otras anteriores.

Unión Fenosa

Actualmente integrada en Gas Natural, en el mismo artículo analizamos su árbol genealógico. Básicamente es la fusión de Unión Eléctrica con Fenosa (Fuerzas Eléctricas del Noroeste, SA).

Endesa

Y ya que estamos con eléctricas, no podíamos dejar de mencionar que Endesa es el acrónimo de, simplemente, Empresa Nacional de Electricidad, SA.

¿Qué otras marcas conoces cuyo nombre tenga un origen distinto al que parece a simple vista?

Imagen: Flickr Caprabo