Así han sido los logos y lemas de los partidos políticos desde 1977

Parece que fue apenas hace seis meses cuando estábamos en campaña electoral y aquí estamos de nuevo, recibiendo estímulos audiovisuales para que elijamos a nuestros representantes para la próxima legislatura.

Como en elecciones anteriores ya he repasado cómo se presentaba cada partido, en esta ocasión he pensado que estaría bien hacer un repaso por las 13 convocatorias electorales que hemos tenido hasta la fecha. ¿Cómo han ido evolucionando los logos de los partidos desde 1977 hasta la actualidad?

Evolución de los logos de los partidos desde 1977

logos-partidos

En este gráfico no aparecen todos los logos que han tenido los partidos políticos, claro está. Me he centrado en los que tenían en las campañas electorales de elecciones generales, así que faltan algunos que solo se usaron en elecciones autonómicas o europeas… pero es necesario simplificar. Si te interesa, hace tiempo dedicamos un artículo a la evolución del logo del PSOE y otro a la del logo del PP. También falta el de Ciudadanos en 2011, no porque no existiera el partido sino porque no se presentó a las Generales, dando libertad de voto a sus afiliados. Tampoco he incluido los logos de coaliciones temporales, como la Coalición Democrática de AP en los 80, o la actual de Unidos Podemos. Eso queda para otro post.

Entre los partidos más antiguos (PSOE, PP e IU) podemos ver tres grandes etapas. La primera, los logos tradicionales. El puño y la rosa de Cruz Novillo en el PSOE, la hoz y el martillo del PCE y las letras en los colores de la bandera española de AP. Sobre esto, leí hace poco que eligieron el nombre “Alianza” y no “Partido” porque durante el franquismo se habían lanzado tantos mensajes negativos sobre los partidos que pensaron que los españoles rechazarían la palabra. Como curiosidad, existió un Partido Popular en los 70, que acabaría integrado en la UCD.

La segunda etapa llega a partir del 2000 para PSOE y PP. Se fijan los colores definitivos, con el azul para los conservadores y el rojo para los progresistas (en sintonía con otros países europeos, y al revés que en EEUU), y se opta por logos más contemporáneos.

A partir de 2011 la situación da un cambio. El 15-M, el resurgimiento de los movimientos ciudadanos, la aparición de nuevos partidos… refuerzan la exigencia sobre la política. Los partidos optan por logos más ligeros, ¿quizás queriendo representar la transparencia? Desde luego la tendencia de PSOE y PP de pasar de pesados logos con mucha mancha visual a los actuales, más ligeros, no sé si es casualidad. Y UPyD… a su bola, un poco, la verdad. Su anterior logo tenía grandes problemas de legibilidad, el actual tiene grandes problemas en general.

Viendo los logos de los partidos, me llama la atención también el cierto parecido entre el de UCD y el del CDS. No es de extrañar: cuando Suárez abandonó el primero para fundar el segundo, su intención era arrastrar el máximo posible de electores. De hecho, de las tres palabras que componen los nombres de ambos partidos, dos se repiten: Centro Democrático.

Los lemas electorales desde 1977

Este otro gráfico también da mucho juego: ¿qué lemas han utilizado en la campaña de las Generales los partidos desde 1977?

lemas

He marcado en negrita los del partido que consiguió más votos. Algo que me parece muy interesante de este repaso es que, sin saber nada de historia, creo que es bastante fácil adivinar en qué situación estaba cada partido: si eran gobierno u oposición, si eran un partido pequeño o tenían opciones de gobierno… e incluso a quién se dirigen, como el público joven que sospecho que IU trataba de atraer con sus juegos de palabras como “Llamazar es + izquierda”.

También me parece interesante ver que en muy contadas ocasiones el lema hace referencia explícita a la ideología (derecha o izquierda): AP en 1979, IU en 2008. Una excepción son UCD y CDS, quizás porque ambos querían ser “el” centro.

Las conclusiones os las dejo a vosotros, pero solo un apunte más: he analizado todos los lemas con una herramienta online. Quitando artículos y conjunciones, las palabras que más se repiten son España (5 veces), cambio (4 veces), votar (4 veces), voto (3 veces) y mayoría (3 veces). ¡Nos leemos en los comentarios!

Si te ha parecido interesante este artículo, te gustará este sobre el logo que el PSOE no se atrevió a estrenar.

Elecciones andaluzas: Cuando todos los partidos quieren ser verdes

Ayer fue un día importante para todos los andaluces, ya que su comunidad autónoma se encargó de inaugurar un año cargado de citas electorales y con más partidos que nunca. Nosotros vamos a analizar este evento desde el punto de vista del branding, ya que las elecciones andaluzas suelen tener ciertas peculiaridades en sus campañas de propaganda y comunicación de sus partidos que no son comunes al resto de convocatorias.

Eso sí, si hay algo en el que las andaluzas no se distinguen del resto de convocatorias es la falta de originalidad de todos los partidos para elegir tanto su eslogan de campaña como su línea gráfica general: En una campaña de perfil bajo los partidos han optado por continuar con claims manidos hasta la saciedad y que seguramente incluso sus contrincantes hayan llegado a usar anteriormente.

partidoseslogan

El PP llama al voto con un “Contigo por Andalucía“, el PSOE afirma que “Andalucía tiene mucho que decir“, mientras que Izquierda Unida se decanta por “Transformar Andalucía“. Los nuevos partidos no traen tampoco aires nuevos en lo que a lemas se refiere: Ambos hacen referencia al concepto tan traído y venido por todos del “cambio“. Podemos ha elegido “El cambio empieza en Andalucía”, mientras que Ciudadanos se ha quedado simplemente en “El cambio”.

Particularidades en el branding de cada partido

compartativaPPSOE

También es curioso como los partidos más tradicionales, PP y PSOE, siguen tirando de clichés en su comunicación gráfica, hasta el punto de haber hecho dos piezas prácticamente clónicas: La clásica foto del candidato sonriente arropado por gente que intenta representar todos los estereotipos sociales: el jubilado, el estudiante,… Por cierto, en estas elecciones el PSOE nos sorprende recuperando el mítico emblema de la rosa y el puño, y no parece quedar ni rastro de aquel “Socialistas con el que el partido parecía dispuesto a sustituir a su logotipo de siempre.

podemosciudadanos

Podemos también ha cambiado sustancialmente su branding desde las elecciones europeas: En su papeleta, como era de esperar al ser ya un partido conocido, ya no aparece la cara de Pablo Iglesias, pero es que además sus reponsables de comunicación han decidido pasar al otro extremo y sus carteles electorales han pasado a ser completamente planos, sin aparecer la cara de la candidata de la formación.

El caso de Ciudadanos es curioso, ya que cualquiera podría pensar que Albert Rivera es el candidato a la Junta de Andalucía del partido. El partido ha decidido dejar de lado al que es su candidato, Juan Marín, en favor de su televisivo líder, creando este cartel con un diseño poco inspirado y de aire algo anticuado.

Todos los partidos quieren ser verdes

partidosverde

Una de las cosas que más curiosidad me ha suscitado siempre del branding de los partidos en las elecciones andaluzas, es cómo todos los partidos se disputan capitalizar el color verde. Creo que este es un caso único que no se repite en ninguna otra comunidad autónoma. Todos los partidos de una manera u otra intentan añadir a su identidad corporativa este color para regionalizar la marca. En algunos casos esto provoca combinaciones de colores tan forzadas como el degradado naranja-verde de C’s. 

El PSOE es el caso más notable en este sentido: Aunque su marca evoque automáticamente el color rojo en la mentalidad colectiva, las elecciones andaluzas son la gran excepción.

El partido ha hecho propio este color en Andalucía, en muchos casos incluso dejando de lado el color real de su marca. Encontramos mítines y actos del partido en los que el uso del rojo es testimonial. Incluso han ido un paso más allá y han llegado al inaudito caso de recolorear su logotipo.

_635624868603391654w_3e3536b8
El verde es el color de Andalucía por excelencia y la Junta de Andalucía también lo sabe: el gobierno andaluz es uno de los gobiernos con una entidad más homogénea de España, por lo que en esta comunidad encontramos que este color se aplica uniformemente en la mayoría de servicios públicos: autobuses, metro, colegios, hospitales, museos,…
En una comunidad con una identidad tan definida, sería curioso investigar qué lleva a todas las formaciones que a renunciar a los elementos propios de cada marca en un intento de localización de sus marcas.

En branding, la adaptación de las marcas a su entorno algo muy habitual: Coca-Cola o McDonald’s son enseñas con connotaciones muy norteamericanas que sin embargo han sabido adaptar de forma magistral su comunicación a la personalidad y gustos de cada territorio en el que están presentes, lo que hace que los consumidores los vean como una marca próxima y casi local.

Sin embargo, es menos frecuente encontrar casos en los que se llegue a tal punto de mimetización ¿Os imagináis que el PSOE pintase su logotipo de azul en Galicia? ¿O el PP el suyo de rojo en la Comunidad de Madrid? ¿Cuál pensáis vosotros que es la causa de esta tradicional peculiaridad del branding electoral andaluz?