Las eléctricas multiplican sus marcas para distinguir cada negocio

El sector de la electricidad es bastante interesante para el branding, y actualmente mucho más. Desde la última reforma del mercado eléctrico, existen varios tipos de empresas que tienen interacción con el usuario final: comercializadoras reguladas (que aplican las tarifas que marca el Gobierno), comercializadoras de mercado libre (que pueden ofrecer los precios que quieran) y distribuidoras eléctricas (las dueñas de la infraestructura que llega a nuestra casa y que no podemos elegir, tiene que ser la que toque en nuestra zona).

Continuar leyendo «Las eléctricas multiplican sus marcas para distinguir cada negocio»

Esas marcas que ni recordabas que eran fusiones

Todos tenemos esos amigos que son pareja y van siempre juntos a todas partes. No importa que quedes solo con uno de ellos, siempre aparecen los dos. En mi grupo de amigos llegamos a tener una pareja a la que ninguno había visto nunca por separado. De hecho, más de una vez hubo lío al reservar mesa en algún sitio porque les contábamos como una sola persona.

Y a veces pasa lo mismo con las marcas. Cuando se fusionan, en muchos casos la unión de dos marcas genera una tercera nueva, o mantiene la que más fuerza tuviera de las dos previas. Pero lo que se nos viene a todos a la cabeza es esa mezcla de nombres. Generalmente se nota un montón que son dos retales unidos como se ha podido, pero en otras ocasiones la nueva marca se integra tan bien en nuestra vida cotidiana que acabamos olvidando que eran dos marcas sueltas. ¿Vemos algunos ejemplos?

20th Century Fox

share_logo
La gran productora de cine es la unión de Fox Film Corporation, fundada en 1915 por William Fox. Tras el crack del 29, la única esperanza para mantener la empresa era fusionarse con otra productora, y acabó haciéndolo con Twentieth Century Pictures, que había nacido en 1933 de la mano de un exdirectivo de Warner. En 1934 ambas compañías unieron sus destinos formando la 20th Century Fox.

Iberdrola

iberdrola1
España tenía muchas compañías de producción de energía repartidas por el país, generalmente de pequeño o mediano tamaño, muy ligadas a sus zonas de generación. Como ya vimos en Marca por hombro, dos de ellas eran Iberduero e Hidrola, que se fusionaron en 1991 adoptando un nombre mixto: Iberdrola.

Espasa Calpe

La editorial Espasa nació en Barcelona en 1860 por Pablo y José Espasa con el nombre de Espasa Hermanos. Después sería conocida como José Espasa y más tarde como Espasa e Hijos.

Por su parte, la editorial Calpe se fundó en 1918 como Compañía Anónima de Librería, Publicaciones y Ediciones (CALPE). En 1925 ambas empresas se unieron, formando la que hoy conocemos: Espasa Calpe, actualmente dentro del grupo Planeta.

Catalana Occidente

catalana-occidente
Durante mucho tiempo pensé que el nombre de esta aseguradora se debía a que en sus orígenes se dedicaba a la parte occidental de Cataluña, pero no: se trata de la unión de La Catalana (Sociedad Catalana de Seguros Contra Incendios a Prima Fija) y la aseguradora Occidente, firmada en 1959.

M80 Radio

m80-radio
Como ya vimos en algún artículo anterior, la cadena musical M80 Radio nace al unirse los grupos de Prisa y Antena 3 Radio. Las emisoras Radio Minuto y Radio 80 se fusionaron en una sola: M80 Radio.

Alfa Romeo

alfa_romeo_logo
La marca italiana de automóviles, actualmente dentro del grupo Fiat Chrysler, reciben su nombre por la unión de la Anonima Lombarda Fabbrica Automobili (ALFA), fundada en 1910, y de la Società Anonima Nicola Romeo. En 1920 se lanzan los primeros modelos bajo la nueva marca Alfa Romeo.

Mercedes Benz

mercedes-benz
Al igual que el anterior, dos rivales se unieron: Daimler Motorengesellschaft, propietario de la marca Mercedes, y Benz & Cie. La empresa resultante, nacida en 1926, se llamó Daimler-Benz AG, pero desde el principio produjo coches bajo la marca Mercedes-Benz.

Nationale Nederlanden

nationale-nederlanden
Este es otro caso en el que no me lo imaginaba. Nationale Nederlanden me sonaba a «Nacional de los Países Bajos» o algo así, y seguramente no vaya desencaminado, pero el caso es que esta aseguradora nace en 1962 por la fusión de la Assurantie Maatschappij tegen Brandschade De Nederlanden y el Nationale Levensverzekeringsbank. Por el bien de nuestras lenguas, menos mal que escogieron un nombre relativamente simple. De hecho, en muchos países se han quedado con el nombre NN.

Por hoy es suficiente. He dejado fuera otras como BBVA, OHL o FCC porque al ser siglas creo que encajan mejor en algún artículo en el que repasemos qué hay detrás de las sopas de letras que son a veces los nombres de las empresas. Y si conoces alguna más que esté tan integrada en nuestra vida cotidiana que no recordemos que es una fusión, no olvides dejarla en los comentarios.

La idea de este artículo es de Raúl, al que sí que le he visto sin su pareja 🙂

Si te ha parecido interesante, no te pierdas nuestra guía práctica para cambiar la marca a un banco.

Caprabo, Marco Aldany, Panrico y otros nombres con explicación

Aunque las típicas cafeterías Joycar (Jose y Carmen) o los talleres Peyfer (Pedro y Fernando) sigan existiendo, no siempre los nombres compuestos en las marcas son tan poco imaginativos como estos. Existen algunas grandes marcas que se formaron a partir de los nombres de socios o empresas, o respondiendo a siglas, consiguiendo un resultado decente. Veamos algunas.

Caprabo

Los supermercados catalanes que actualmente son propiedad de Eroski formaron su nombre con los apellidos de sus tres fundadores, Pere Carbó, Jaume Prat y Josep Botet. Al poco tiempo la familia Prat salió del accionariado y entró la familia Elías, pero nuestro departamento de investigación no ha encontrado indicios de que se les pasase por la cabeza llamarse Caelbo.

Marco Aldany

Si pensabas que era el nombre de la cadena de peluquerías fundada por un prestigioso peluquero italiano con ese nombre, estás equivocado. Marco Aldany es un nombre ficticio basado en los tres nombres de sus fundadores, los hermanos Marcos, Alejandro y Daniel Fernández Luengo.

Alstom

No es una de las marcas más famosas que hemos tratado, pero si te gusta el mundillo ferroviario o simplemente te fijas en las placas de los coches, es posible que hayas visto el nombre de este fabricante de trenes.

La palabra Alstom es una simplificación realizada en 1998 a su nombre anterior, Alsthom, que a su vez se produjo al fusionarse la Société Alsacienne de Constructions Mécaniques con la empresa Thomson-Houston.

Panrico

Si la ley de marcas prohíbe que los propietarios digan que su producto es el mejor, ¿por qué Panrico está permitido? En realidad, Panrico no responde directamente a «Pan rico», sino que es el acrónimo del primer nombre que tuvo la empresa: Panificio Rivera Costafreda, fundada por Andreu Costafreda.

Como curiosidad, Panrico es la propietaria de algunas de las marcas más conocidas de alimentación, como Donuts (lo que provocó que en España Dunkin Donuts se llame Dunkin Coffee) o Bollycao.

Leroy Merlin

La popular cadena de bricolaje autoservicio no se llama así en homenaje al Rey Merlín (que era un mago), sino que son simplemente los apellidos de sus fundadores, Adolphe Leroy y Rose Merlin, que montaron la empresa allá por 1920.

Dia

Los supermercados Dia son una empresa de origen español, pero su nombre no viene del tiempo que puede estar un alimento tirado en el suelo antes de que alguien lo limpie, sino que son las siglas de su nombre completo: Distribuidora Internacional de Alimentación.

Iberdrola

Como ya tratamos en un artículo anterior, Iberdrola es un nombre complejo con su propio árbol genealógico. Es el resultado de la fusión a finales de los 80 de Iberduero con Hidrola, dos empresas eléctricas que a su vez eran fusiones de otras anteriores.

Unión Fenosa

Actualmente integrada en Gas Natural, en el mismo artículo analizamos su árbol genealógico. Básicamente es la fusión de Unión Eléctrica con Fenosa (Fuerzas Eléctricas del Noroeste, SA).

Endesa

Y ya que estamos con eléctricas, no podíamos dejar de mencionar que Endesa es el acrónimo de, simplemente, Empresa Nacional de Electricidad, SA.

¿Qué otras marcas conoces cuyo nombre tenga un origen distinto al que parece a simple vista?

Imagen: Flickr Caprabo

Ecología, hogar, personas. ¿Qué nos cuentan las empresas de energía?

La energía es una commodity, un producto básico pero en el que apenas importa la marca. La mayoría sabemos qué empresa nos da la luz y el gas de casa, pero pocos podrían decir en qué se diferencia de sus rivales.

Tal vez por esto, en los últimos años la liberalización del mercado que ha permitido elegir proveedor de luz y gas, las empresas han tratado de asociarse a una serie de valores. Vamos a repasar las tres grandes marcas de energía en nuestro país y veremos cómo ha enfocado cada una su mensaje.

Iberdrola, cuidado del medio ambiente


Hace unos años, Iberdrola cambió su logo y comenzó una serie de campañas en las que trataba de posicionarse como una empresa respetuosa con el medio ambiente. Flores, praderas, animales, sol y viento son ahora los protagonistas de sus anuncios, que inciden en sus negocios de energía renovable. Iberdrola se cuida mucho de recordar a sus clientes que también es propietaria de centrales nucleares y otras fuentes contaminantes. A pesar de este doble discurso, el de Iberdrola ha sido uno de los mejores casos de reposicionamiento de una marca en unos valores que con el paso de los años han ido adquiriendo más importancia para los consumidores.

Anuncios como este han sido criticados por sugerir que cuanta más energía se consumiese más se cuidaría el medio ambiente (Fuente: evasanagustin.com)
Gráficamente, la marca de Iberdrola recurre al verde como color corporativo, algo previsible con su posicionamiento ecologista. Los tres iconos que forman su símbolo unen los conceptos de compañía energética (calor y frío) y naturaleza (hoja).

El nombre Iberdrola es la típica construcción a partir de dos marcas que se fusionaron en una a principios de los 90, las de Iberduero e Hidrola (Hidroeléctrica Española). Por su parte, Iberduero se había formado por la fusión de Hidroeléctrica Ibérica y Saltos del Duero.

Endesa: ¿personas?


Endesa quizás es la marca que menos se ha adaptado a los nuevos tiempos en su comunicación. Mientras que la competencia ha optado por valores como el hogar o el medio ambiente, Endesa sigue siendo poco más que la empresa que te lleva electricidad a casa y te la cobra.

Hace unos meses lanzó una gran campaña, en la que bajo el lema «Actitud Azul» trataba de demostrar que tiene otra forma de hacer las cosas, más orientada a facilitar a vida al cliente. Sin embargo, no concretaba nada en qué consistía eso de «hacer click» y quedó como una campaña de revitalización de su imagen sin contenido detrás, que lo mismo hubiera servido para cualquier otra empresa de cualquier sector.

Aprovechando esta campaña, estrenó un nuevo lema («Luz, gas, personas») que incide en esa idea de empresa más humana, aunque en mi opinión, sin éxito. ¿De qué sirve venderse como una compañía más cercana si la experiencia del cliente sigue siendo la misma?

El nombre Endesa no es más que las siglas de Empresa Nacional de Electricidad, SA. Un nombre genérico muy típico de las empresas públicas del Estado, como fue esta eléctrica hasta los años 90.

La marca gráfica de Endesa, por su parte, parece un intento de innovar en este campo con un resultado bastante extraño. Mientras que el símbolo tiene mucha energía (de hecho, recuerda a una explosión), nos preguntamos qué significa esa E junto al mismo, que se duplica con el logotipo endesa escrito en minúsculas debajo o a la derecha, y crea cierto desequilibrio. Además, tal gama de degradados y colores hace muy difícil su aplicación en soportes complicados como metal u otros materiales que no admiten estas sofisticaciones.

Gas Natural Fenosa, la importancia del hogar


Aunque han tratado de venderlo como una fusión entre iguales, en la práctica Gas Natural ha comprado Unión Fenosa, y su comunicación es la que ha predominado. Gas Natural, desde su creación a partir de la fusión de Gas Madrid y Catalana de Gas, siempre ha tenido una comunicación más cuidada que la de las eléctricas. Tal vez porque era un servicio que sí podíamos elegir (hay alternativas como la calefacción eléctrica, el butano…) mientras que hasta la liberalización hemos sido cautivos de nuestra compañía eléctrica.

Gas Natural (y ahora, Gas Natural Fenosa) siempre ha tenido una comunicación que trata de transmitir cercanía, bienestar, calidez. El concepto del hogar como refugio, como lugar donde nos sentimos bien, siempre ha estado muy presente. Sus anuncios suelen mostrarnos gente en sus casas disfrutando del confort que les ofrece la compañía.

La marca de Gas Natural era una de las más reconocidas del sector. Es un diseño muy contemporáneo y bien realizado, como prueba el hecho de que hoy en día siga vigente y se haya mantenido el símbolo de la mariposa tras la absorción de Unión Fenosa, aunque personalmente creo que el cambio de tipografía ha estropeado el conjunto. Incluso la manera de escribirlo también fue innovadora, gasNatural, un estilo de escritura que hasta muchos años después no comenzaron a adoptar otras marcas.

El nombre Gas Natural también fue bastante innovador. Frente a una competencia con nombres a base de siglas o acrónimos heredados de fusiones, optaron por un nombre simple, genérico y con connotaciones positivas (¿a quién no le gusta lo natural?). En cierto modo iniciaron una tendencia de relacionarse con el medio ambiente que después Iberdrola llevó a su máxima expresión.

La marca Unión Fenosa se había formado a partir de la fusión entre Unión Eléctrica y Fenosa (Fuerzas Eléctricas del Noroeste, SA), resultando un nombre en el que Fenosa parecía una suerte de adjetivo de significado desconocido. Su marca también había sido renovada en los últimos años, y aunque seguía siendo una eléctrica más sin una comunicación muy distintiva, reaccionaron al giro ecologista de Iberdrola intentando posicionarse como una compañía que te ayuda a hacer un uso más eficiente («La energía más limpia es la que no se consume»).