Categorías
Actualidad Infografías

Las eléctricas multiplican sus marcas para distinguir cada negocio

El sector de la electricidad es bastante interesante para el branding, y actualmente mucho más. Desde la última reforma del mercado eléctrico, existen varios tipos de empresas que tienen interacción con el usuario final: comercializadoras reguladas (que aplican las tarifas que marca el Gobierno), comercializadoras de mercado libre (que pueden ofrecer los precios que quieran) y distribuidoras eléctricas (las dueñas de la infraestructura que llega a nuestra casa y que no podemos elegir, tiene que ser la que toque en nuestra zona).

Categorías
Curiosidades

9 logos poco conocidos de marcas famosas

La mayoría de nosotros tenemos una imagen en la mente de los logos de muchas empresas famosas. Los más frikis o los consumidores más fieles incluso podemos recordar logos anteriores. Pero hoy queremos hablar de los más desconocidos, aquellos logos de hace tiempo que hoy nos sorprenden por su diseño o por lo diferentes que son de los actuales.

Mercadona

Captura de pantalla 2015-08-03 a las 17.49.51

Aunque su naming sea algo políticamente incorrecto, el logo de Mercadona siempre me ha parecido bastante acertado. Es agradable, intemporal y elegante. Algo que no podemos decir de su primer logo, estrenado a principios de los 80, en el que parece que sea la marca de la cesta de Caperucita.

Campsa

campsa

Algo de estilo setentero respira este logo de Campsa, diseñado precisamente en aquella época. En 1977 vio la luz coincidiendo con el 50 aniversario de la compañía, y sustituía precisamente a un patriota logo con los colores de la bandera de España. En 1984 sería sustituido por el que hoy conocemos.

Telefónica

redisantes

 

De Telefónica me gustaría destacar dos logos. En primer lugar este, que no llegó a estrenarse. Prometo que es real, lo encontré hace unos años navegando por el archivo de marcas registradas de la OEPM (aunque ya no está). Parece bastante obvio que es un boceto de la marca que finalmente se estrenó en 1998, porque aunque parece sacada de un tebeo de Mortadelo ya incluye bastantes elementos que serían parte del nuevo logo, como la tipografía o el acento empotrado en la F. Otros, como la T que forma una persona, se descartaron.

telefonica

En segundo lugar este, que apenas se usó unas semanas en 1984 (y en su memoria anual de 1983, PDF), cuando Telefónica estaba diseñando su imagen ochentera. Parece que antes de encerrarla en un círculo valoraron usar solo la T con la wordmark en mayúsculas. Me alegro mucho de que al final lo descartaran.

Cadena SER

unnamed

Dice mi amigo Radiochips que este logo le recuerda al de Podemos. En todo caso, lo incluyo en esta recopilación porque, al menos para los que nacimos a partir de los 80, es difícil imaginar a la SER con un logo distinto al de las iniciales unidas entre sí como un cable, y que pretendieron extender incluso a Tele SER.

PSOE

pluma

Antes que el puño y la rosa (y la alcachofa), fue la pluma y el yunque. Este emblema nació en los años 20 y se mantuvo como identidad del PSOE hasta 1977, pero aunque durase más de 50 años es menos recordado ya que la mayor parte de su vida la pasó en clandestinidad. Como vimos en el artículo dedicado a la imagen del PSOE, simboliza la unión del trabajo físico y el intelectual.

Renfe

renfe-600x251

Renfe también ha tenido muchos logos a lo largo de su historia. Quizás el más conocidos sean las galletas, pero me gustaría recuperar uno anterior, de los años 60. Me llama la atención porque es mucho más femenino que los que vendrían después, en mayúsculas y trazando dibujos que recuerdan a las vías.

Endesa

a36410e17a18a9749045bfbb254ae066

Siempre he pensado que este logo de Endesa de los años 70 parece el de una corporación de cómic, o tal vez el de un superhéroe. Pero es real, lo prometo. En lo que caí hace poco, y podéis llamarme lerdo por ello, es que el siguiente logo que tuvo la empresa también escondía un rayo:

47766

Comunidad de Madrid

diputacion-comunidad-madrid

La Comunidad de Madrid tiene un logo rojo diseñado por Cruz Novillo, pero antes, el color de esta provincia era del verde de su bandera. Y verde era el logo de la administración anterior a la comunidad autónoma, la Diputación Provincial de Madrid, cuando Madrid era parte de Castilla La Vieja. Al aprobarse el Estatuto de Autonomía, y antes de ponerse en marcha la nueva imagen, aún se continuó usando la de la Diputación, aunque con el nuevo nombre.

Por estas fechas fue cuando Caja Madrid tomó su característico color verde, que luego heredó Bankia. ¿Si hubieran esperado un poco más sería hoy rojo el banco? Quién sabe.

Si te ha parecido interesante, no te pierdas este repaso por los logos más raros que hemos encontrado en el Registro de Marcas.

Categorías
Análisis Curiosidades

Caprabo, Marco Aldany, Panrico y otros nombres con explicación

Aunque las típicas cafeterías Joycar (Jose y Carmen) o los talleres Peyfer (Pedro y Fernando) sigan existiendo, no siempre los nombres compuestos en las marcas son tan poco imaginativos como estos. Existen algunas grandes marcas que se formaron a partir de los nombres de socios o empresas, o respondiendo a siglas, consiguiendo un resultado decente. Veamos algunas.

Caprabo

Los supermercados catalanes que actualmente son propiedad de Eroski formaron su nombre con los apellidos de sus tres fundadores, Pere Carbó, Jaume Prat y Josep Botet. Al poco tiempo la familia Prat salió del accionariado y entró la familia Elías, pero nuestro departamento de investigación no ha encontrado indicios de que se les pasase por la cabeza llamarse Caelbo.

Marco Aldany

Si pensabas que era el nombre de la cadena de peluquerías fundada por un prestigioso peluquero italiano con ese nombre, estás equivocado. Marco Aldany es un nombre ficticio basado en los tres nombres de sus fundadores, los hermanos Marcos, Alejandro y Daniel Fernández Luengo.

Alstom

No es una de las marcas más famosas que hemos tratado, pero si te gusta el mundillo ferroviario o simplemente te fijas en las placas de los coches, es posible que hayas visto el nombre de este fabricante de trenes.

La palabra Alstom es una simplificación realizada en 1998 a su nombre anterior, Alsthom, que a su vez se produjo al fusionarse la Société Alsacienne de Constructions Mécaniques con la empresa Thomson-Houston.

Panrico

Si la ley de marcas prohíbe que los propietarios digan que su producto es el mejor, ¿por qué Panrico está permitido? En realidad, Panrico no responde directamente a «Pan rico», sino que es el acrónimo del primer nombre que tuvo la empresa: Panificio Rivera Costafreda, fundada por Andreu Costafreda.

Como curiosidad, Panrico es la propietaria de algunas de las marcas más conocidas de alimentación, como Donuts (lo que provocó que en España Dunkin Donuts se llame Dunkin Coffee) o Bollycao.

Leroy Merlin

La popular cadena de bricolaje autoservicio no se llama así en homenaje al Rey Merlín (que era un mago), sino que son simplemente los apellidos de sus fundadores, Adolphe Leroy y Rose Merlin, que montaron la empresa allá por 1920.

Dia

Los supermercados Dia son una empresa de origen español, pero su nombre no viene del tiempo que puede estar un alimento tirado en el suelo antes de que alguien lo limpie, sino que son las siglas de su nombre completo: Distribuidora Internacional de Alimentación.

Iberdrola

Como ya tratamos en un artículo anterior, Iberdrola es un nombre complejo con su propio árbol genealógico. Es el resultado de la fusión a finales de los 80 de Iberduero con Hidrola, dos empresas eléctricas que a su vez eran fusiones de otras anteriores.

Unión Fenosa

Actualmente integrada en Gas Natural, en el mismo artículo analizamos su árbol genealógico. Básicamente es la fusión de Unión Eléctrica con Fenosa (Fuerzas Eléctricas del Noroeste, SA).

Endesa

Y ya que estamos con eléctricas, no podíamos dejar de mencionar que Endesa es el acrónimo de, simplemente, Empresa Nacional de Electricidad, SA.

¿Qué otras marcas conoces cuyo nombre tenga un origen distinto al que parece a simple vista?

Imagen: Flickr Caprabo

Categorías
Análisis

Ecología, hogar, personas. ¿Qué nos cuentan las empresas de energía?

La energía es una commodity, un producto básico pero en el que apenas importa la marca. La mayoría sabemos qué empresa nos da la luz y el gas de casa, pero pocos podrían decir en qué se diferencia de sus rivales.

Tal vez por esto, en los últimos años la liberalización del mercado que ha permitido elegir proveedor de luz y gas, las empresas han tratado de asociarse a una serie de valores. Vamos a repasar las tres grandes marcas de energía en nuestro país y veremos cómo ha enfocado cada una su mensaje.

Iberdrola, cuidado del medio ambiente


Hace unos años, Iberdrola cambió su logo y comenzó una serie de campañas en las que trataba de posicionarse como una empresa respetuosa con el medio ambiente. Flores, praderas, animales, sol y viento son ahora los protagonistas de sus anuncios, que inciden en sus negocios de energía renovable. Iberdrola se cuida mucho de recordar a sus clientes que también es propietaria de centrales nucleares y otras fuentes contaminantes. A pesar de este doble discurso, el de Iberdrola ha sido uno de los mejores casos de reposicionamiento de una marca en unos valores que con el paso de los años han ido adquiriendo más importancia para los consumidores.

Anuncios como este han sido criticados por sugerir que cuanta más energía se consumiese más se cuidaría el medio ambiente (Fuente: evasanagustin.com)
Gráficamente, la marca de Iberdrola recurre al verde como color corporativo, algo previsible con su posicionamiento ecologista. Los tres iconos que forman su símbolo unen los conceptos de compañía energética (calor y frío) y naturaleza (hoja).

El nombre Iberdrola es la típica construcción a partir de dos marcas que se fusionaron en una a principios de los 90, las de Iberduero e Hidrola (Hidroeléctrica Española). Por su parte, Iberduero se había formado por la fusión de Hidroeléctrica Ibérica y Saltos del Duero.

Endesa: ¿personas?


Endesa quizás es la marca que menos se ha adaptado a los nuevos tiempos en su comunicación. Mientras que la competencia ha optado por valores como el hogar o el medio ambiente, Endesa sigue siendo poco más que la empresa que te lleva electricidad a casa y te la cobra.

Hace unos meses lanzó una gran campaña, en la que bajo el lema «Actitud Azul» trataba de demostrar que tiene otra forma de hacer las cosas, más orientada a facilitar a vida al cliente. Sin embargo, no concretaba nada en qué consistía eso de «hacer click» y quedó como una campaña de revitalización de su imagen sin contenido detrás, que lo mismo hubiera servido para cualquier otra empresa de cualquier sector.

Aprovechando esta campaña, estrenó un nuevo lema («Luz, gas, personas») que incide en esa idea de empresa más humana, aunque en mi opinión, sin éxito. ¿De qué sirve venderse como una compañía más cercana si la experiencia del cliente sigue siendo la misma?

El nombre Endesa no es más que las siglas de Empresa Nacional de Electricidad, SA. Un nombre genérico muy típico de las empresas públicas del Estado, como fue esta eléctrica hasta los años 90.

La marca gráfica de Endesa, por su parte, parece un intento de innovar en este campo con un resultado bastante extraño. Mientras que el símbolo tiene mucha energía (de hecho, recuerda a una explosión), nos preguntamos qué significa esa E junto al mismo, que se duplica con el logotipo endesa escrito en minúsculas debajo o a la derecha, y crea cierto desequilibrio. Además, tal gama de degradados y colores hace muy difícil su aplicación en soportes complicados como metal u otros materiales que no admiten estas sofisticaciones.

Gas Natural Fenosa, la importancia del hogar


Aunque han tratado de venderlo como una fusión entre iguales, en la práctica Gas Natural ha comprado Unión Fenosa, y su comunicación es la que ha predominado. Gas Natural, desde su creación a partir de la fusión de Gas Madrid y Catalana de Gas, siempre ha tenido una comunicación más cuidada que la de las eléctricas. Tal vez porque era un servicio que sí podíamos elegir (hay alternativas como la calefacción eléctrica, el butano…) mientras que hasta la liberalización hemos sido cautivos de nuestra compañía eléctrica.

Gas Natural (y ahora, Gas Natural Fenosa) siempre ha tenido una comunicación que trata de transmitir cercanía, bienestar, calidez. El concepto del hogar como refugio, como lugar donde nos sentimos bien, siempre ha estado muy presente. Sus anuncios suelen mostrarnos gente en sus casas disfrutando del confort que les ofrece la compañía.

La marca de Gas Natural era una de las más reconocidas del sector. Es un diseño muy contemporáneo y bien realizado, como prueba el hecho de que hoy en día siga vigente y se haya mantenido el símbolo de la mariposa tras la absorción de Unión Fenosa, aunque personalmente creo que el cambio de tipografía ha estropeado el conjunto. Incluso la manera de escribirlo también fue innovadora, gasNatural, un estilo de escritura que hasta muchos años después no comenzaron a adoptar otras marcas.

El nombre Gas Natural también fue bastante innovador. Frente a una competencia con nombres a base de siglas o acrónimos heredados de fusiones, optaron por un nombre simple, genérico y con connotaciones positivas (¿a quién no le gusta lo natural?). En cierto modo iniciaron una tendencia de relacionarse con el medio ambiente que después Iberdrola llevó a su máxima expresión.

La marca Unión Fenosa se había formado a partir de la fusión entre Unión Eléctrica y Fenosa (Fuerzas Eléctricas del Noroeste, SA), resultando un nombre en el que Fenosa parecía una suerte de adjetivo de significado desconocido. Su marca también había sido renovada en los últimos años, y aunque seguía siendo una eléctrica más sin una comunicación muy distintiva, reaccionaron al giro ecologista de Iberdrola intentando posicionarse como una compañía que te ayuda a hacer un uso más eficiente («La energía más limpia es la que no se consume»).