Marcas míticas que desaparecieron (1)

Fueron algunas de las marcas más conocidas del país. Protagonizaron enormes campañas de publicidad, sus nombres eran sinónimo de su sector y a nadie le resultaban extrañas… pero acabaron desapareciendo prácticamente de un día para otro. Hoy repasamos algunas de las marcas que ya no están entre nosotros:

Diario 16 (1976-2001)


Nació en 1976 y fue, junto a El País, el diario referente de la transición política española. De hecho, la canción que acompañó a su lanzamiento («Libertad sin ira» del grupo Jarcha) se ha convertido en un himno de la época. Sin embargo, la marcha de gran parte de su equipo para fundar El Mundo y diferentes complicaciones económicas convirtieron los años 90 en muy complicados. Su línea editorial cambió y llegó a convertirse prácticamente en un diario sensacionalista que insultaba en portada y servía de altavoz de posiciones como las que negaban la existencia del VIH. Más tarde fue comprado por el Grupo La Voz, que lo rediseñó a fondo. El 16 de su portada perdió protagonismo y lo ganó el lema Abierto, de modo que podía considerarse un ligero cambio de naming hacia Diario Abierto (también se cuenta que valoraron llamarlo Diario Público). Sin embargo, no pudo sobrevivir y dejó de aparecer en 2001.

Herederos: Hoy en día la marca sigue perteneciendo al grupo gallego La Voz, sin que haya al parecer planes para utilizarla. El semanario Cambio 16, antecesor del diario, se sigue editando.

Continente / Pryca (1976-2000)


Dos marcas míticas si hablamos de hipermercados, que llegaron a España en los años 70 desde Francia de la mano de los grupos Promodès y Carrefour respectivamente. En el caso de Pryca, su primer hipermercado se abrió en Barcelona bajo la marca de Carrefour, aunque al poco tiempo se cambió por la de Pryca (Precio y Calidad) durante más de 20 años. Continente, por su parte, sigue existiendo como marca en Portugal, aunque en la actualidad es propiedad de otra empresa.

Herederos: Los dos grupos propietarios de las marcas Continente y Pryca se unieron, llamando a todos sus supermercados Carrefour.

Galerías Preciados (1943-1995)


Al igual que Coca-Cola y Pepsi, la rivalidad entre Galerías Preciados y El Corte Inglés mantuvo entretenida a España durante décadas. Galerías Preciados recibía su nombre de la propia calle Preciados en la que abrió su primer establecimiento. Su marca varió con el tiempo: así, en Barcelona, tras comprar los Almacenes Jorba se denominó Jorba Preciados; y en los años 90 redujo su nombre a simplemente Galerías. Su historia también es la de un fracaso comercial: tras formar parte de Rumasa, fue expropiada por el Estado (¡unos grandes almacenes públicos!) y pasó por distintas manos hasta que, arruinada, tuvo que cerrar.

Herederos: El Corte Inglés se hizo con muchos de sus edificios y personal, así que podemos considerarla una heredera de la marca, que ha salido a subasta varias veces sin éxito.

Antena 3 Radio (1982-1994)


Antena 3 nació como un grupo de comunicación formado por diferentes editores de diarios conservadores (entre ellos, ABC y La Vanguardia) que querían tener un canal de televisión privada, pero ante la negativa del Gobierno, montaron una emisora de radio mientras tanto, que llegó a ser la más escuchada del país, por delante de la cadena SER. Sin embargo, tras conseguir el canal de televisión, el grupo vendió su emisora de radio precisamente a la SER, que solo tardó un año en eliminarla de las ondas como radio generalista. La marca en sí tuvo un periodo de agonía hasta 2002, convertida en una minoritaria emisora de música clásica con menos cobertura bajo el nombre de Antena 3-Sinfo Radio.

Herederos: Legalmente, el grupo Prisa (cadena SER). En cuanto a línea editorial, en su momento gran parte de los periodistas de la antigua Antena 3 Radio se fueron a la COPE.

Airtel (1995-2001)


La primera compañía de telecomunicaciones 100% privada del país nació en 1995 para plantar cara a Movistar (de Telefónica) en la telefonía digital. Y casi por oposición, si Movistar tenía como color corporativo el azul, ellos eligieron el rojo. Su nombre proviene de uno de sus socios, Airtouch, aunque a los pocos años el grupo Vodafone amplió su participación en la compañía y le puso su nombre como al resto de filiales, manteniendo, eso sí, el rojo.

Herederos: Obviamente, Vodafone, que se hizo con sus clientes, tiendas, productos y servicios.

De Carrefour a Continente: la vida al revés en Portugal

Como todos sabemos, los Carrefour en España nacieron (bueno, renacieron, porque como vimos llegaron en los 70 por un breve tiempo) al desaparecer los Pryca y Continente. Pues en Portugal se dio el caso contrario: allí desapareció Carrefour… y sus centros se convirtieron en Continente.

Hagamos historia. En los años 80, Continente llega a Portugal después de triunfar en España, y decide aliarse con un socio local, Sonae, que ya tenía una red de supermercados. Cuando los grandes grupos propietarios de Continente y Carrefour se fusionaron en 2000, Sonae se quedó con los derechos de la marca Continente para Portugal. Por eso allí mantuvieron su nombre, con un logo estilizado.

¿Y qué pasó después? Carrefour quiso entrar en Portugal, y abrió sus hiper bajo su nombre, dándose la curiosa situación de que los hipermercados de Continente y Carrefour eran competencia. Pero más curioso es que a Carrefour no le fue bien el negocio, y en 2007 decide vender sus centros… precisamente a Sonae, que los reabrió en enero de 2008 bajo la marca Continente. Es decir: justo lo contrario que en España. Allí se acostaron Carrefour y amanecieron Continente.

Carrefour ya estuvo en España… en los años 70

A la mayoría, cuando nos hablan de Carrefour, nos vienen a la memoria los hipermercados Pryca y Continente, que se unieron bajo esta marca en el año 2000. Pero en España ya habían hecho su compra en un hipermercado Carrefour algunos catalanes en los años 70.

Y es que en 1973, el grupo francés llegó a nuestro país con sus hipermercados, concretamente a Cataluña. Allí inauguraron un nuevo concepto que los españoles no conocíamos: un gran mercado en el que todo se podía comprar en una enorme nave industrial, sin cambiar de tienda. En medio de la carretera, pero con un enorme parking. Como el supermercado del barrio, pero a lo grande (y obligándote a ir en coche).

Sin embargo, quiso seguir extendiéndose por España y para ello se alió con el grupo Simago (¿recordáis los supermercados con este nombre?) y formaron la empresa Promotora de Hipermercados (lo que se dice imaginación, no es que le echasen al nombre, no). Por alguna razón, decidieron cambiar el nombre a estas grandes superficies. Ya no usarían el de la empresa matriz, sino uno más fácil de pronunciar para el español medio: Pryca, que es el acrónimo de… Precio y calidad.

Los viejos Carrefour cambiaron su nombre para adoptar el de Pryca a principios de los 80… quizás sin imaginarse que veinte años después recuperarían su nombre y logotipo original.

Pero Pryca tampoco era una marca nueva: también existió (y desapareció) en la España de los 60.