Nueve marcas que resucitaron después de desaparecer

Hay muchos motivos para que desaparezca una marca: puede haber perdido tirón popular, puede haber sido sustituida por otra tras un cambio de propiedad de la empresa, puede haber una ley que les obligue a cambiarla… pero estas desapariciones no tienen por qué ser definitivas.

La marca es un activo de la empresa, y muchas veces deciden vendérselas a otros o recuperarlas para el mismo servicio u otro diferente. Hoy vamos a repasar algunos de estos casos de marcas zombis que no estaban tan muertas como parecía. Continuar leyendo “Nueve marcas que resucitaron después de desaparecer”

De Carrefour a Continente: la vida al revés en Portugal

Como todos sabemos, los Carrefour en España nacieron (bueno, renacieron, porque como vimos llegaron en los 70 por un breve tiempo) al desaparecer los Pryca y Continente. Pues en Portugal se dio el caso contrario: allí desapareció Carrefour… y sus centros se convirtieron en Continente.

Hagamos historia. En los años 80, Continente llega a Portugal después de triunfar en España, y decide aliarse con un socio local, Sonae, que ya tenía una red de supermercados. Cuando los grandes grupos propietarios de Continente y Carrefour se fusionaron en 2000, Sonae se quedó con los derechos de la marca Continente para Portugal. Por eso allí mantuvieron su nombre, con un logo estilizado.

¿Y qué pasó después? Carrefour quiso entrar en Portugal, y abrió sus hiper bajo su nombre, dándose la curiosa situación de que los hipermercados de Continente y Carrefour eran competencia. Pero más curioso es que a Carrefour no le fue bien el negocio, y en 2007 decide vender sus centros… precisamente a Sonae, que los reabrió en enero de 2008 bajo la marca Continente. Es decir: justo lo contrario que en España. Allí se acostaron Carrefour y amanecieron Continente.

Carrefour ya estuvo en España… en los años 70

A la mayoría, cuando nos hablan de Carrefour, nos vienen a la memoria los hipermercados Pryca y Continente, que se unieron bajo esta marca en el año 2000. Pero en España ya habían hecho su compra en un hipermercado Carrefour algunos catalanes en los años 70.

Y es que en 1973, el grupo francés llegó a nuestro país con sus hipermercados, concretamente a Cataluña. Allí inauguraron un nuevo concepto que los españoles no conocíamos: un gran mercado en el que todo se podía comprar en una enorme nave industrial, sin cambiar de tienda. En medio de la carretera, pero con un enorme parking. Como el supermercado del barrio, pero a lo grande (y obligándote a ir en coche).

Sin embargo, quiso seguir extendiéndose por España y para ello se alió con el grupo Simago (¿recordáis los supermercados con este nombre?) y formaron la empresa Promotora de Hipermercados (lo que se dice imaginación, no es que le echasen al nombre, no). Por alguna razón, decidieron cambiar el nombre a estas grandes superficies. Ya no usarían el de la empresa matriz, sino uno más fácil de pronunciar para el español medio: Pryca, que es el acrónimo de… Precio y calidad.

Los viejos Carrefour cambiaron su nombre para adoptar el de Pryca a principios de los 80… quizás sin imaginarse que veinte años después recuperarían su nombre y logotipo original.

Pero Pryca tampoco era una marca nueva: también existió (y desapareció) en la España de los 60.