Lina Morgan y otras personas con nombres de marcas (y viceversa)

Es difícil imaginar que alguien se ponga como nombre el de una marca, o que nombres de marcas provengan del nombre o apellidos de alguien. No se trata de casos evidentes como Duffman o los hoteles Hilton, sino otros mucho más cercanos de los que a lo mejor no lo imaginaríamos. Veamos algunos ejemplos.

Lina Morgan y la Banca Morgan

Sí, la vedette y cómica recientemente fallecida no se llamaba así en realidad. Lina Morgan era el nombre artístico de María de los Ángeles López Segovia, compuesto en los años 50 a partir de su nombre cariñoso Angelina y la Banca Morgan (hoy, JP Morgan Chase), por aquel entonces un símbolo de éxito y glamour.

Lydia Bosch y Bosch

Aunque parece un nombre real, el auténtico nombre de la que siempre será la tía Alicia de Médico de Familia es Lydia Boquera de Buen. ¿Y quién inventó su apellido artístico? Fue Chicho Ibáñez Serrador, al que la sonoridad de esta marca de electrónica le gustó y decidió bautizarla así en los 80, cuando la descubrió para el concurso Un, dos, tres.

Raphael y Philips

Icono de los modernos y de las madres, el popular cantante y protagonista de la última película de Álex de la Iglesia no lleva la ‘ph’ en el DNI. Rafael Martos Sánchez acudió a grabar su disco a los estudios de Philips en el paseo de las Delicias un día de 1961 y allí se fijó en que la marca se pronunciaba Filips aunque se escribía con Ph… y decidió incorporarlo a su nombre.

Danone y Daniel Carasso

La ahora francesa Danone surgió en Barcelona en 1919. El nombre de la empresa surgió a partir del diminutivo cariñoso con el que la familia del fundador llamaba a su hijo Daniel: Danón. De hecho, cuando la empresa se traslada de Francia a Nueva York huyendo de la persecución nazi, se establecen allí con un nombre que sonaba más americano (algo que también hizo Philips en su día, aunque obligados): Dannon, que aún mantienen.

Rumasa y Ruiz Mateos

Este ejemplo es más conocido, pero creo que aún no es tan evidente como para haberlo descartado. El popular emporio de la abeja tiene un naming muy fácil: es simplemente un acrónimo de Ruiz Mateos, SA, los apellidos del fundador.

Panrico y Andreu Rivera Costafreda

La legislación no permite que una marca diga de sí misma que es la mejor o que está “rica”, pero Panrico lo dice en el naming. Una leyenda urbana dice que fue fundada por un hombre llamado Panificio Rivera Costafreda, y es verdad… a medias. En realidad el fundador se llamaba Andreu, pero sí que tenía esos apellidos. Fundó un panificio (en italiano: horno, panadería) con sus apellidos, y la magia de los acrónimos una vez más creó Panrico.

Fenosa y el Conde de Fenosa

Vale, esto no es exactamente un nombre pero me parece tan curioso que no podía dejar de incorporarlo. Pedro Barrié de la Maza fue un empresario gallego dueño, entre otros, del Banco Pastor y de Fenosa (cuyo naming, Fuerzas Eléctricas del Noroeste, ya repasamos). En 1955 el dictador Francisco Franco decidió hacerle conde, y el condado que se creó para ello fue… ¡el Condado de Fenosa! ¡un título nobiliario con nombre de empresa! Por si lo de la estación Vodafone Sol nos parecía exagerado.

Como todo título nobiliario, ha ido pasando como descendencia, y actualmente el Conde de Fenosa es José María Arias Mosquera. Si yo fuese él pediría al rey que me lo actualizase y pasase a ser el Conde de Gas Natural Fenosa. Con una mariposa en el escudo de armas.

En este post puedes encontrar más marcas cuyo nombre viene del nombre o apellido de los fundadores: Marco Aldani, Caprabo…

El origen de los nombres de las cajas y bancos

Podemos decir que antes de los años 70 y 80, el concepto de branding en España no existía. Sí, las empresas tenían un nombre, pero poco más. De hecho, si el nombre era largo, como Compañía Telefónica Nacional de España, no era raro que en algunas comunicaciones fueses la CTNE, en otras la Compañía Telefónica y en otras simplemente Telefónica. Y por supuesto, sin un logo claro o una línea gráfica establecida de antemano, con la tipografía que tocase en el anuncio en concreto, como ya vimos precisamente con el ejemplo de la imagen de Telefónica antes de 1984. Sí, algunas empresas tenían su símbolo, o incluso un escudo heráldico, pero eso era lo máximo que podías encontrar parecido a un logo moderno.

Para mí, unas de las empresas más entretenidas en cuanto a branding son precisamente los bancos y cajas, porque en ellos se ven casi todas las características. Además, como la mayoría existen desde hace muchas décadas, podemos ver la evolución del sector en ellos.

La manera más común para nombrar a un banco solía ser su lugar de origen, como el Banco de Santander o el Banco de Granada, aunque otros preferían hacerlo con el propósito del banco: Banco Industrial de Negocios, Banco de la Pequeña y Mediana Empresa. Los que tenían un ego disparado ponían su propio nombre o el de su familia: Banca March

Por su parte, las cajas de ahorros, como entes semipúblicos, solían elegir como nombres las localidades donde se establecían junto a alguna pequeña descripción sobre sus fundadores o servicios: Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Madrid, Caja de Ahorros y Pensiones para la Vejez de Barcelona, Caja del Círculo Católico de Burgos, Caja Provincial de Guadalajara…

1988: Cambio de marca de CAZAR a IberCaja
1988: Cambio de marca de CAZAR a IberCaja

Entre los años 70 y 80, bancos y cajas se empezaron a dar cuenta de la importancia del naming. Empezó un proceso en el que se pulieron y simplificaron los nombres. Por lo general las cajas adoptaron la fórmula de “Caja + localidad”, evitando el “de ahorros y Monte de Piedad” que muchas arrastraban. Así nacieron los nombres de Caja de Madrid (que luego evolucionó a Caja Madrid), Caja de Ávila, Caja Granada… aunque algunas optaron por caminos diferentes, como nombres más generales (Caja Duero, Caja Mediterráneo, Caja España, IberCaja… si les hubieran dado tiempo habría existido Caja Europa, Caja Mundo y Caja Universo).

Otras cajas prefirieron resaltar otras partes de su nombre que no eran la localidad: la Caja de Ahorros del Círculo Católico de Burgos pasó a ser Cajacírculo, o el Monte de Piedad y Caja de Ahorros de Sevilla, en vez de optar por Caja Sevilla se quedó con la parte que las demás cajas eliminaban de su nombre y pasó a ser El Monte. Por su parte, otras fueron al genérico, como La Caixa (lo cual despertó algunas envidias en otras cajas) o Kutxa.

Por supuesto, también hubo quien dudó. Por ejemplo, la Caja General de Ahorros de Granada durante un tiempo quiso ser conocida como La General, pero al final prefirió ser Caja Granada, o la Caja de Ahorros de Zaragoza Aragon y Rioja, que tras unos años teniendo como siglas el cinegético CAZAR prefirió ser IberCaja. También podemos mencionar la disputa entre la Caja General de Ahorros de Canarias y La Caja Insular de Ahorros de Canarias, que al final fueron conocidas como CajaCanarias y La Caja de Canarias.

bansander-bancobao
Bansander y Bancobao en la publicidad

Los bancos no quisieron ser ajenos a esto, y también trataron de crear sus propias marcas simples: el Banco de Santander quería que le llamásemos Bansander; el de Bilbao Bancobao; el de Vizcaya, Bancaya… nombres que, como vemos, no han sobrevivido. El sector ha simplificado los nombres, sí, pero por otro camino, eliminando palabras (Banco Santander pasó a ser simplemente Santander) o recurriendo a siglas (como la fusión del Bilbao y el Vizcaya, BBV).

Captura de pantalla 2015-10-18 a las 18.08.33

Aunque para ser sinceros, hay dos bancos muy conocidos que recurrieron a este tipo de acrónimos y los mantuvieron: el Banco Español de Crédito (Banesto) y el Banco Intercontinental (Bankinter), a los que ya no imaginamos con sus nombres completos.

Actualmente, la tendencia de naming en el sector bancario va más hacia los nombres genéricos, que evoquen y que funcionen bien a nivel internacional. Seguramente por eso la raíz -bank aparece en muchos de ellos: Liberbank, Bankia, CaixaBank, Kutxabank… aunque no todos han caído en ello: por ejemplo, las antiguas cajas gallegas optaron por la palabra Abanca, un nombre bonito y compacto que también puede entenderle como el genérico “A banca” (“el banco”, en gallego), o soluciones horribles como la de BMN, solución que utilizó Banco Mare Nostrum al descubrir que su nombre estaba registrado por Axa, al proceder de una antigua aseguradora. Eso de tener unas sigas que nadie sabe a qué se refieren porque el nombre completo no se ha usado nunca es raro… pero ellos sabrán.

fichero_139827_20151016

Además, la desaparición de las cajas de ahorros ha llevado a que la palabra “Caja” prácticamente haya sido fulminada de los rótulos, salvo los casos de las cooperativas de crédito como Laboral Kutxa. El último caso es el de las antiguas Caja España y Caja Duero, que han creado una marca integrada tras muchos años de mantener las dos independientes a la espera de que las comprase alguien. Lo curioso es que por ahora ni se unifican con Unicaja ni adoptan ninguna de las marcas reservadas, sino que serán EspañaDuero. Sí, en serio.

La evolución del naming bancario ha sido enorme: de nombres puramente descriptivos a marcas construidas para evocar sensaciones, pero siempre tratando de mantener el equilibrio para no perder la confianza de los clientes en un sector tan delicado.

Las operadoras que desaparecieron y (casi) nadie recuerda

En 1998 se libera el sector de la telefonía fija en España. Al igual que pasaría años después con las OMV, surgieron operadoras de telefonía de debajo de las piedras. Raro era el día que no se lanzaba una nueva, con campañas en televisión y todo, para desaparecer poco después por cese de negocio o ser compradas por una más grande.

Todos recordamos Amena, Retevisión o Airtel, pero hubo muchas operadoras que tras ser muy famosas dejaron de dar señales de vida y desaparecieron sin que nadie les hiciera mucho caso. Vamos a ver si con el artículo de hoy recuperamos algunos recuerdos del fondo de nuestro cerebro. Y ya os digo que marcas desaparecidas en este sector hay muchas, muchas más, así que espero vuestros comentarios.

Aló

logo

Aló no llegó al nivel de Retevisión o Uni2, pero fue bastante conocida. En primer lugar, porque en su lanzamiento dejaron las cosas bastante claras: sus tarifas siempre costarían la mitad que las de Telefónica. Y en segundo lugar, cuando la operadora del exmonopolio llevó a cabo una campaña de publicidad tratando de meter miedo a la gente con los nuevos operadores (con argumentos como que tenían menos calidad, que no ofrecían servicios adicionales, etc) ellos contrataron a los mismos actores para reinterpretar los anuncios. Unos trolls, que diríamos hoy.

Al poco tiempo Aló dejó de hacer publicidad y en fin, desapareció un poco. Actualmente existe una compañía local de cable con el mismo nombre, además de un OMV en México y algunas empresas más. Se ve que no era mal nombre.

Uni2

uni2

Tras Retevisión, Uni2 fue el tercer operador de telefonía en España. Su primer lema fue “Vas a adorar el teléfono” y ofrecía cosas muy llamativas como no cobrar el establecimiento de llamada, o una imagen corporativa bastante rompedora. Su color naranja probablemente estaba influenciado por el de su matriz, France Telecom (que aún no estaba obsesionada con llamarlo a todo Orange).

Con la llegada de internet y de las tarifas de voz y llamadas, Uni2 comenzó a hacerse a un lado. Recuerdo que yo era cliente y un día me di cuenta de que las facturas las mandaba Wanadoo, no Uni2. Investigué y resulta que habían reservado esta marca solo para empresas. Con la llegada de Orange, todo se unificó y Uni2 pasó a mejor vida.

Tele2

tele2

Soy tremendamente subjetivo: Tele2 siempre me pareció muy cutre. El nombre (que me parecía un calco de Uni2, aunque en realidad nació en 1993), el logo y sus horribles anuncios, muchos de ellos doblados de aquella manera, me hicieron cogerle manía a una compañía de la que nunca fui cliente.

Vodafone, dándose cuenta de que por mucho que la vida fuese móvil necesitaba entrar en serio en el negocio fijo, compró esta empresa y se deshizo de su marca. En Suecia sigue operado. Su logo sigue siendo horrible, pero ahora con perspectiva.

Wanadoo

A ritmo de la canción de Tom Jones que más le gustaba a Carlton Banks, Wanadoo (también de France Telecom) ofrecía servicios de internet. Fijaos en el anuncio que enlazo, en el que al final se aclara que Wanadoo es “El mundo Internet de Uni2”. Quién les iba a decir que al final sería Uni2 la marca que desaparecería. Claro que al propio Wanadoo le pasó lo mismo años después: la llegada a España de Orange se vendió como una fusión entre Amena y Wanadoo.

Alehop

sojKsiTveL_w320

Hubo una época en que internet era de pago. No, no como ahora: por aquel entonces además del coste de la llamada de datos tenías que pagar una cuota mensual a un proveedor, que a cambio te ofrecía el acceso y servicios como una dirección de email o incluso 2 megas para hacerte tu propia web personal. Un día alguien se decidió a ofrecer internet gratuito (en el que solo pagabas el tiempo de conexión) y todas las empresas fueron detrás.

Retevisión lo hizo en primer lugar con su marca Alehop. Me encantaba esta marca, como todas las del grupo, con su e girada tan característica. Meses después, con el lanzamiento de su portal eresMas, este servicio de internet gratuito se comercializó con esa marca, y Alehop pasó a ser durante un tiempo, con el mismo logo y todo, una web de contenidos sobre baloncesto. Eso sí que es reciclaje brandero.

Comparte este artículo

¿Por qué el símbolo de Rumasa era una abeja?

Esta semana moría José María Ruiz-Mateos, alguien a quienes los de mi generación conocimos por ser un señor vestido de Superman que trataba de pegar a un ministro, o como candidato político, pero que para generaciones anteriores es más conocido como el fundador de Rumasa, el gran imperio empresarial de los años 70.

Y es que este holding (llamado así como contracción de Ruiz Mateos, SA) llegó a acumular más de 700 empresas, muchas de ellas bancos y otras tan famosas como Clesa o Galerías Preciados. Por lo tanto, guarda muchas historias sobre branding. Hoy comenzaremos contando la primera, la de su propio símbolo: la abeja dentro del hexágono.rumasa2

Captura de pantalla 2015-09-08 a las 22.21.11

Contaba ABC en 1982 que durante su estancia en Londres a principios de los años 60, Ruiz Mateos se había dado cuenta de la importancia creciente que tenían por allí los símbolos comerciales. En 1964, de vuelta a España y con el holding ya en marcha, compra el edificio del Cine Maravillas de Jerez para establecer sus oficinas. La fachada de este cine fue cubierta con una pantalla con hexágonos, de modo que los habitantes de la ciudad comenzaron a conocerlo como el “edificio colmena”. Al presidente de Rumasa le atrajo la comparativa con las abejas por su “constancia, eficacia y actividad” y decidió adoptarla como símbolo.

Imagen de la web Jerezsiempre.com facilitada por Ángel García
Imagen de la web Jerezsiempre.com facilitada por Ángel García

Con una foto del edificio de Jerez como briefing, el símbolo de Rumasa fue encargado a Roberto Arce, que diseñó el que sería (para bien y para mal) uno de los iconos más famosos de la historia empresarial española. Este símbolo acompañó a los rótulos e imágenes corporativas de todas las empresas propiedad del grupo, desde grandes almacenes hasta hoteles o bancos.

Fotos facilitadas por JM Magán, del libro Rumasa 1961-1981

Algunas curiosidades de branding en Portugal

Estas vacaciones he estado en Portugal, país interesante y bonito y por lo general olvidado por los españoles. Al igual que hice en México, he querido recoger algunos apuntes rápidos de cosas que me han llamado la atención de sus marcas. Un repaso totalmente subjetivo y superficial, teniendo en cuenta que no soy un experto ni he tenido tiempo para investigar, así que se agradecerán apuntes, correcciones y ampliaciones. Sin más preámbulos, saco mi álbum de fotos y voy contando:

Esta no es mi marca, me la han cambiado

Algunas marcas que conocemos en España también están en Portugal pero con algunos cambios en su naming o en el logo. Algunos ejemplos:

IMG_20150808_213544

El banco Santander entró en Portugal comprando el Banco Totta. A diferencia de otros países como Reino Unido, donde ya se cargaron la marca Abbey, allí aún la mantienen y son Santander Totta.

IMG_20150808_231715

¿Te suena la imagen de Multiópticas? Es la antigua española. Y es que como ya vimos en un artículo anterior, los destinos del Multiópticas español y el portugués se separaron y cada uno pertenece a diferentes dueños.

IMG_20150810_133411

¿Quién se acuerda del Winner Taco? El helado más delicioso creado por Frigo, con permiso del Magnum. Pues aunque en España desapareció (con una pequeña reaparición el año pasado que no llegó a más) y nos tenemos que conformar con su versión de marca blanca de Lidl, en Portugal se sigue vendiendo. Lo curioso es que allí se ha integrado en otra gama: nuestro Winner Taco ahora es parte de la familia Cornetto.

IMG_20150812_140931

La revista Muy Interesante allí es Super Interessante.

IMG_20150813_132316

Dia% no está presente con su propia marca en Portugal, sino que opera con los supermercados Minipreço que es donde se venden los productos de marca propia (Dia, Bonté, Belle, As…). Durante nuestro viaje vimos muchos establecimientos con una nueva marca, Minipreço Market, en tonos verdes. No me queda claro si es la misma fórmula que en España (convertir todas las tiendas en Market) o es el mismo modelo que el de Dia Fresh.

IMG_20150813_162234

Halcón Viajes también está presente, pero no ha cambiado de imagen. No tengo ni idea de por qué, pero sigue siendo del grupo Globalia y en su web mantiene el logo anterior.

IMG_20150813_200951-1

Las tiendas Optica 2000 de El Corte Inglés son Optica Gallery.

multipoupanca_lisboa_maisoptica_logo_870x420

Y hablando de ópticas, allí General Óptica también está, pero con la marca de Mais Optica.

Arqueología Brandera

El país está lleno de oficinas de Novo Banco (el antiguo Banco Espírito Santo), pero han hecho un gra trabajo de rebranding y es casi imposible hallar restos de la marca desaparecida. Yo solo encontré estos:

IMG_20150813_125838

IMG_20150813_131920

 

De momento el artículo está quedando algo largo y todavía me quedan más cosas por contar, así que seguiremos en la próxima entrega 🙂

Tres es tendencia: logos que se encierran en círculos

Copio el titular a mi amigo Diego Areso para sostener lo mismo que él: que tres es tendencia. Uno o dos pueden ser casos aislados, pero cuando tres marcas efectúan un mismo cambio en su identidad corporativa es que algo se ha puesto de moda.

En este caso hablamos de encerrar el símbolo en un círculo. Ya van tres marcas que han cogido su símbolo de toda la vida y lo han rodeado. La primera fue McDonald’s, que después de llevar un tiempo renunciando a la wordmark ha empezado a usar su M dentro de una circunferencia:

Captura de pantalla 2015-08-03 a las 19.11.38

Después fue Movistar, con el lanzamiento de su servicio Movistar Series, y más tarde con Movistar+, que decidía que el símbolo de la M a secas no servía y también apostaba por un círculo:

apertura-movistar-plus-1

Y por último ha sido el Partido Popular el que ante sus casos de corrupción ha decidido tomar la drástica decisión de renovar su logo, apostando por uno más hipster, con la omnipresente Gotham y, cómo no, circular:

PP-logo_MDSVID20150710_0091_17

Nos rendimos. Ya no hay más formas. Todos los logos serán circulares en el futuro. Y si son de partidos políticos, además usarán la Gotham. La resistencia es inútil.

9 logos poco conocidos de marcas famosas

La mayoría de nosotros tenemos una imagen en la mente de los logos de muchas empresas famosas. Los más frikis o los consumidores más fieles incluso podemos recordar logos anteriores. Pero hoy queremos hablar de los más desconocidos, aquellos logos de hace tiempo que hoy nos sorprenden por su diseño o por lo diferentes que son de los actuales.

Mercadona

Captura de pantalla 2015-08-03 a las 17.49.51

Aunque su naming sea algo políticamente incorrecto, el logo de Mercadona siempre me ha parecido bastante acertado. Es agradable, intemporal y elegante. Algo que no podemos decir de su primer logo, estrenado a principios de los 80, en el que parece que sea la marca de la cesta de Caperucita.

Campsa

campsa

Algo de estilo setentero respira este logo de Campsa, diseñado precisamente en aquella época. En 1977 vio la luz coincidiendo con el 50 aniversario de la compañía, y sustituía precisamente a un patriota logo con los colores de la bandera de España. En 1984 sería sustituido por el que hoy conocemos.

Telefónica

redisantes

 

De Telefónica me gustaría destacar dos logos. En primer lugar este, que no llegó a estrenarse. Prometo que es real, lo encontré hace unos años navegando por el archivo de marcas registradas de la OEPM (aunque ya no está). Parece bastante obvio que es un boceto de la marca que finalmente se estrenó en 1998, porque aunque parece sacada de un tebeo de Mortadelo ya incluye bastantes elementos que serían parte del nuevo logo, como la tipografía o el acento empotrado en la F. Otros, como la T que forma una persona, se descartaron.

telefonica

En segundo lugar este, que apenas se usó unas semanas en 1984 (y en su memoria anual de 1983, PDF), cuando Telefónica estaba diseñando su imagen ochentera. Parece que antes de encerrarla en un círculo valoraron usar solo la T con la wordmark en mayúsculas. Me alegro mucho de que al final lo descartaran.

Cadena SER

unnamed

Dice mi amigo Radiochips que este logo le recuerda al de Podemos. En todo caso, lo incluyo en esta recopilación porque, al menos para los que nacimos a partir de los 80, es difícil imaginar a la SER con un logo distinto al de las iniciales unidas entre sí como un cable, y que pretendieron extender incluso a Tele SER.

PSOE

pluma

Antes que el puño y la rosa (y la alcachofa), fue la pluma y el yunque. Este emblema nació en los años 20 y se mantuvo como identidad del PSOE hasta 1977, pero aunque durase más de 50 años es menos recordado ya que la mayor parte de su vida la pasó en clandestinidad. Como vimos en el artículo dedicado a la imagen del PSOE, simboliza la unión del trabajo físico y el intelectual.

Renfe

renfe-600x251

Renfe también ha tenido muchos logos a lo largo de su historia. Quizás el más conocidos sean las galletas, pero me gustaría recuperar uno anterior, de los años 60. Me llama la atención porque es mucho más femenino que los que vendrían después, en mayúsculas y trazando dibujos que recuerdan a las vías.

Endesa

a36410e17a18a9749045bfbb254ae066

Siempre he pensado que este logo de Endesa de los años 70 parece el de una corporación de cómic, o tal vez el de un superhéroe. Pero es real, lo prometo. En lo que caí hace poco, y podéis llamarme lerdo por ello, es que el siguiente logo que tuvo la empresa también escondía un rayo:

47766

Comunidad de Madrid

diputacion-comunidad-madrid

La Comunidad de Madrid tiene un logo rojo diseñado por Cruz Novillo, pero antes, el color de esta provincia era del verde de su bandera. Y verde era el logo de la administración anterior a la comunidad autónoma, la Diputación Provincial de Madrid, cuando Madrid era parte de Castilla La Vieja. Al aprobarse el Estatuto de Autonomía, y antes de ponerse en marcha la nueva imagen, aún se continuó usando la de la Diputación, aunque con el nuevo nombre.

Por estas fechas fue cuando Caja Madrid tomó su característico color verde, que luego heredó Bankia. ¿Si hubieran esperado un poco más sería hoy rojo el banco? Quién sabe.

Si te ha parecido interesante, no te pierdas este repaso por los logos más raros que hemos encontrado en el Registro de Marcas.

Leyendas urbanas del branding

Las leyendas urbanas son apasionantes. Ese tipo de conocimiento común que circula de boca en boca y que aunque es falso se amarra al imaginario colectivo como una lapa, de manera que nunca es posible desmentirlas del todo.

Leyendas urbanas hay en todos los sectores: en la tele, en la literatura, en la política… y cómo no, en el branding también hay alguna. En el artículo de hoy he recopilado algunas de las que conozco, pero seguro que hay muchas más. Y eso que no me he metido en las interpretaciones surralistas que hacen algunos de los logos…

“Coca-Cola no ha cambiado nunca de logo”

4586

La imagen que adjunto circula por internet en montones de blogs de pseudogurús listillos (valga la redundancia) de marketing, que trataban de explicar con ella la potencia de marca de Coca-Cola frente a su rival Pepsi.

En primer lugar, no creo que no cambiar de logo tenga más o menos mérito. Adaptar la marca a las circunstancias, siempre que no sea a la moda, no es nada malo. Pero es que además esa comparativa es falsa: es cierto que Coca-Cola en líneas generales ha variado menos su imagen que la de su competidor, pero desde luego no lleva 100 años quieta. En su propia web podemos ver una evolución de la marca en la que la identidad visual se va puliendo e incluso cambia radicalmente alguna vez. Además, en la comparativa se incluyen pequeños restyling de Pepsi mientras que se obvian los de Coca-Cola.

El gran e imprescindible blog Brand New hizo su versión de la infografía, que por desgracia para los gurús es bastante más realista:

coke_pepsi_chart_revised

 

“KFC ya no puede usar su nombre completo”

1024px-KFC_logo.svg

Nos encantan las leyendas urbanas sobre comida. Y si dicen que la comida barata es mala, mejor aún. Hay una que circula desde hace tiempo y explica que la cadena de restaurantes KFC usa estas siglas porque ya no le dejaban llamar “Fried Chicken” al producto que vendía por estar muy adulterado y no ser “legalmente” pollo.

La explicación más sencilla parece ser otra. Un nombre tan largo (y complicado de pronunciar en otros idiomas) como Kentucky Fried Chicken es mucho más fácil de gestionar si se utiliza simplemente como KFC. Y así lo han hecho desde 1991, cuando estrenaron un logo diseñado por Schechter & Luth.

El hombre del símbolo es el Coronel Sanders, dueño de la empresa hasta mediados de los 60. Aunque su nombre parezca indicar lo contrario, no era un miembro del ejército: en Kentucky, Coronel es también un cargo honorífico, que este hombre recibió cuando su establecimiento se hizo famoso.

“Osram es Ramos al revés”

osram-luftschutz-w-BL

La primera vez que oí esta leyenda urbana fue en boca de un compañero de universidad. Supuestamente es una manera de expresar que a veces lo español triunfa, aunque para ello tenga que camuflar sus raíces en un nombre extranjero. Y no seré yo quien lo niegue, pero en este caso no es así.

Osram es una empresa alemana nacida en 1906. Su marca fue registrada por la Deutsche Gasglühlicht-Anstalt, y como explican en su página web el nombre Osram es una contracción de dos materiales que usaban en sus bombillas: Osmium y Wolfram (hoy más conocido como tungsteno).

“La C de cercanías se giró porque Cofares les denunció por plagio”

cercanias madrid logo antiguo

A principios de los años 90, el logo de Cercanías era una C encerrada en un círculo rojo. Sin embargo, a los pocos años la C se giró. ¿Presiones de la farmacéutica Cofares a Renfe porque sus logos se parecían mucho a pesar de actuar en sectores radicalmente distintos?

En realidad la cosa es mucho más fácil. Renfe decidió usar la marca en el idioma cooficial de cada comunidad, de modo que en Barcelona por ejemplo sería Rodalies Renfe. Y claro, una C quedaba raro. El propio diseñador del logo, Alberto Corazón, nos lo explicaba en el artículo que le dedicamos.

“Papá Noel es rojo por Coca-Cola”

img_nA5pJELxHzQhZ8dBMRrPgm6Ija1Ycu

Todos lo hemos oído alguna vez: Papá Noel era verde pero Coca-Cola lo tiñó de rojo para sus anuncios. En realidad, de nuevo, la cosa no es tan sencilla. El portal especializado en leyendas urbanas Snopes lo aclaraba hace unos años, y la propia Coca-Cola lo explica en su web: durante el siglo XIX el personaje de Santa Claus no tenía un físico tan determinado como hoy en día. Se le representaba de muchas formas, desde un duende hasta un gigante, con ropajes de todos los colores y tipos. Efectivamente, eso sí, fue Coca-Cola la que contribuyó a fijar la imagen que tenemos de él, gracias al dibujante Haddon Sundblom que durante años estuvo dibujándolo y le dio personalidad. Él fue quien lo convirtió en un entrañable anciano rechoncho, mezclando el personaje mitológico de Santa Claus con San Nicolás, y vistiéndolo con ropajes rojos.

Si te ha gustado este artículo, te gustará también este otro con seis marcas que no pertenecen a quien tú crees.