Curiosidades del registro de marcas: Cinco logos de bancos que no veremos

Registrar una marca es muy importante para protegerla legalmente, de modo que las empresas suelen hacerlo lo antes posible, aunque luego no las utilicen por una causa u otra. Eso hace que el registro de marcas sea un lugar estupendo para encontrar muchas curiosidades: nombres descartados, logos que no se utilizaron, etc.

Hoy vamos a hacer un repaso por algunas de las marcas que han registrado nuestros bancos y cajas en los últimos años y que por alguna razón, no han llegado a utilizar.

Banco Mediterráneo


Como puede verse, esta marca pertenece a Caja Mediterráneo, que lo registró en marzo de 2011. Lo más parecido que tiene esta caja actualmente es el Banco CAM, a través del que gestiona sus servicios financieros. Y teniendo en cuenta que ha sido adquirida por el banco Sabadell, raro sería que llegásemos a ver esta marca. ¿Tal vez un SabadellMediterráneo? Sería curioso ahora que se han desembarazado de la marca SabadellAtlántico.

Banco Popular


Uno de los bancos con logo más rancio registró en 2008 este moderno diseño que personalmente encuentro muy acertado. Sin embargo, no consiguió la inscripción, posiblemente por la oposición presentada por el italiano Banco Popolare. Esperemos que aun así se decidan a cambiar de una vez su horrible logo actual.

Banco Cívico


Caja Navarra se decidió a registrar un nombre para el banco que iba a crear, aunque su primera opción no era Banca Cívica tal y como la conocemos, sino Banco CiviCo, con los mismos símbolos de “+” que el logo de CAN. Desconozco el motivo de esa C mayúscula, pero creo que la marca que utilizan actualmente es mucho mejor.

Banco Mare Nostrum


Otro logo bastante mejor que el que han decidido utilizar finalmente. La de BMN es una historia accidentada, pues además no pueden utilizar las palabras “Mare Nostrum” porque son propiedad de la aseguradora AXA, así que se limitan a poner las iniciales.

Sin embargo, el logo actual (un sol emergiendo del mar) transmite tan poco como este de colores, pero de manera mucho más estática y antigua.

Banco Madrid


Terminamos con un logo muy actual y elegante para el Banco Madrid. Desconozco si lo van a utilizar o fue solo una propuesta registrada por casualidad, pero sin duda supera bastante al actual.

La M con el punto se puede utilizar también como símbolo aislado.

La Kutxa que no fue

Este mes ha comenzado a funcionar Kutxabank, un nuevo banco procedente de la unión de tres cajas vascas (BBK, Kutxa y Vital). Su logo, diseñado por Paradox, consiste en una K que recuerda al mecano, y que ya se está implantando en las sucursales de las cajas participantes. Todos los datos, en Pienso Logo Existo.

Lo que aún no se sabe es si será una marca que sólo acompañe a las tradicionales sin sustituirlas o si acabará siendo la única bajo la que operen. También podría darse una situación intermedia al estilo Banca Cívica: que cada caja mantuviese su propia identidad propia en su zona histórica y en el resto de España se utilizase sólo la común. Una buena opción para contar con una marca fuerte sin renunciar al reconocimiento de los clientes de toda la vida.

La Kutxa que no llegó a nacer en 2008

Esta no es la primera vez que se plantea una fusión de cajas vascas, aunque nunca había salido bien. Hoy nos vamos a centrar en la que se planteó a finales del año 2008 entre BBK y Kutxa, y en la que se esperaba que después se añadiese Vital.

Todo estaba tan cerrado que incluso se llegó a presentar públicamente la identidad de la nueva gran caja vasca. Su nombre sería Kutxa, un gran activo que además ya era propiedad del grupo. Una palabra conocida, sencilla, que transmite y condensa su origen y área de negocio.

La marca, diseñada también por el estudio Paradox, nos recuerda mucho a la que han diseñado ahora para Kutxabank. De hecho podríamos decir que esta última es un rediseño de la de entonces. También se basaba en los colores rojo y negro y en una gran K que tomaba todo el protagonismo como símbolo.

Se trata de un logo muy flexible y moderno, a juzgar por las aplicaciones que se publicaron en el foro SkyScraperCity:

Una imagen moderna, contundente y muy flexible. Una auténtica lástima que no se llegase a utilizar, aunque la nueva promete mucho. Esperemos a ver cómo se implanta.

Seis marcas que no pertenecen a quien tú crees

Galerías Preciados

Muchos piensan que Galerías Preciados pasó a ser El Corte Inglés, pero no es así. La empresa del triángulo verde no compró Galerías, aunque sí contrató a muchos de sus empleados y se hizo con sus edificios. Sin embargo, la marca Galerías Preciados pertenece al Fondo de Garantía Salarial del Ministerio de Trabajo, que ha tratado de subastarla en varias ocasiones sin mucho éxito. Si tienes 300.000 euros y te hace ilusión abrir un negocio bajo el nombre Galerías Preciados, ya sabes dónde acudir.

Antena 3 Radio

¿Por qué la emisora de Antena 3 se llama Onda Cero y no recupera el nombre de Antena 3 Radio, al más puro estilo de extensión de marca de ABC Radio? La respuesta es bien sencilla: porque esa marca pertenece a uno de sus competidores, la cadena SER. A principios de los 90, la SER compró Antena 3 Radio (que por aquel entonces ya estaba desligada del canal de televisión) para básicamente, evitar que siguiera superándoles en audiencia. ¿Y cómo lo hizo? Emitiendo los programas de la SER por muchas de sus emisoras locales, y sustituyendo su programación generalista por música clásica (bajo la marca Sinfo Radio) en los lugares donde la SER ya tenía cobertura suficiente.

Una curiosidad rápida. La marca Onda Cero se creó a principios de los 90 para la nueva cadena, por entonces participada por la ONCE. Hay quien dice que no es casual que su nombre sea ONda CEro.

Caja Postal

Correos cuenta con sus propios servicios financieros bajo la horrible marca BanCorreos. Pero casi todos recordamos que hace unos años este papel lo asumía Caja Postal, un nombre con historia… que se convirtió en Argentaria, se privatizó y se integró en el BBVA, dueños actuales de la marca.

Telediario

El Telediario, la versión televisiva del diario hablado de Radio Nacional, ha sido una institución durante más de 50 años en los canales de TVE. Sin embargo, la televisión pública no es la dueña de esta marca: se les denegó el registro por considerar que era una palabra genérica que ya designaba cualquier tipo de informativo en televisión, aunque sí ha permitido registrar la marca gráfica. De este modo, cualquier cadena podría hacer su Telediario, aunque las grandes por el momento han preferido llamarlos Noticias (Antena 3, Cuatro, La Sexta), Informativos (Telecinco), Telenoticias (Telemadrid). Sólo un canal se ha decidido a utilizar Telediario: Intereconomía.

Actualización: en los comentarios, David González Calleja me comenta que RTVE sí tiene esta marca registrada. Disculpas por el error.

Carta de ajuste

Aquí sí que estamos hablando de un genérico. La carta de ajuste, ese gráfico lleno de colores y líneas que se emitía en aquellos tiempos en que la tele cerraba por las noches, no puede ser una marca de nadie… ¿o sí? Pues efectivamente. TVE no puedo registrar Telediario pero no encontró problemas para quedarse con la marca Carta de Ajuste.

Retevisión

Es un poco lioso pero hagamos memoria. Para la mayoría de nosotros, Retevisión apareció en nuestras vidas como un nuevo operador de telefonía después conocido como Auna y actualmente ONO. Entonces, ¿es ONO el propietario del viejo nombre Retevisión?

No es tan sencillo. Pero el nombre Retevisión viene de Red Técnica de Televisión, una escisión a finales de los 80 de RTVE como empresa independiente para encargarse de transportar la señal de TV por todo el país. Este negocio finalmente fue vendido a Abertis, que es quien tiene los derechos sobre el nombre Retevisión, aunque no lo utiliza, llamando a su división Abertis Telecom.

Tres puntos sobre la radio

El cambio de marca de Punto Radio en ABC Punto Radio no fue igual en toda España. Las emisoras vascas no han añadido el nombre del diario monárquico conservador a su nombre, configurándose como una cadena independiente aún bajo la marca Punto Radio.

Sin embargo, sí que han retocado su logo para esta nueva etapa, y no podíamos evitar hacernos eco de ello. Y además, en Helvetica.

¡Gracias a Ander por el aviso!

Marcas que no fueron: Tele SER, el canal de TV de la Cadena SER

Empezamos con un repaso por las marcas que no llegaron a lanzarse con Tele SER, la tele que quiso montar la Cadena SER. Y es que esta emisora no formó parte del Grupo Prisa hasta mediados de los años 80. Antes era una empresa independiente de comunicación. Y si algo estaba de moda en los 80 era que cada empresa de comunicación quería tener su canal de tele privado, y contárselo al mundo. Así que preparad vuestros ojos para la llegada de… Tele SER, que como aclara el imprescindible subtítulo, era la tele de la SER. Impagable. Deberíamos dar gracias cada noche al Grupo Prisa por no seguir con esta idea y librar a nuestros televisores de tan horrible marca.

Pero sigamos explorando estas intenciones de la SER, que se publicaron en marzo de 1982. Sólo he encontrado dos anuncios en prensa, pero por lo que cuentan, querían montar un canal independiente, con implantación en todas las provincias (a través de las emisoras que tienen) y poco más concretan:

Parece más bien la presentación de un proyecto que no se llevó a cabo, probablemente por los cambios en su accionariado. Recordemos que lo primero que intentó Prisa para entrar en radio fue montar una emisora en Madrid con el nombre de Radio El País, que fracasó en audiencias. Así que decidieron comprar la emisora líder: la SER.

Pryca también existió (y desapareció) en los años 60

En un post anterior contábamos que hace 30 años ya existió la marca Carrefour en España, y que desapareció desde finales de los 70 hasta el año 2000. Pero… ¿y si complicamos la cosa un poco más? ¿Sabías que a la propia marca Pryca también le pasó algo parecido?

Antes de ser los grandes hipermercados que todos conocimos, Pryca (Precio y Calidad) nació como un gran supermercado… a mediados de los 60 en Madrid y Barcelona. De hecho, se anunciaban como “los mayores supermercados de Europa”.

Además, para mantener en expectación al público, Pryca publicaba en la prensa, antes de su inauguración, anuncios en los que sus proveedores presumían de serlo. Así, supimos que sus básculas eran de Dina; sus carritos y estanterías, de Metinsa… interesantísima información que cambiaría el rumbo de la España franquista. O en realidad no, pero bueno.

De hecho, en lo que hoy llamaríamos brand placement, este supermercado aparece en la popular película La ciudad no es para mi de Paco Martínez Soria. En una de las escenas acuden a comprar a uno de sus centros, precisamente uno de Madrid que hoy es un Vips. Aquí podemos ver algunas imágenes:

EyeTVSnapshot[2]

EyeTVSnapshot[9]

De este Pryca de los 60, poco más se sabe. Llegaron a abrir otro supermercado más en Barcelona, pero de repente un día de 1968 nos encontramos un anuncio de ofertas en el que habían cambiado de nombre:

¿Por qué? Pryca se había arruinado. Sus deudas ascendían a 69 millones de pesetas de la época y entró en suspensión de pagos. Probablemente estos supermercados de nombre hortera (“Sucasa”… bufff) compraron sus locales, al menos los de Barcelona. Y pasarían algo más de 10 años hasta que la marca Pryca volviese a ser un lugar donde hacer la compra, esta vez a tamaño gigante.

Carrefour ya estuvo en España… en los años 70

A la mayoría, cuando nos hablan de Carrefour, nos vienen a la memoria los hipermercados Pryca y Continente, que se unieron bajo esta marca en el año 2000. Pero en España ya habían hecho su compra en un hipermercado Carrefour algunos catalanes en los años 70.

Y es que en 1973, el grupo francés llegó a nuestro país con sus hipermercados, concretamente a Cataluña. Allí inauguraron un nuevo concepto que los españoles no conocíamos: un gran mercado en el que todo se podía comprar en una enorme nave industrial, sin cambiar de tienda. En medio de la carretera, pero con un enorme parking. Como el supermercado del barrio, pero a lo grande (y obligándote a ir en coche).

Sin embargo, quiso seguir extendiéndose por España y para ello se alió con el grupo Simago (¿recordáis los supermercados con este nombre?) y formaron la empresa Promotora de Hipermercados (lo que se dice imaginación, no es que le echasen al nombre, no). Por alguna razón, decidieron cambiar el nombre a estas grandes superficies. Ya no usarían el de la empresa matriz, sino uno más fácil de pronunciar para el español medio: Pryca, que es el acrónimo de… Precio y calidad.

Los viejos Carrefour cambiaron su nombre para adoptar el de Pryca a principios de los 80… quizás sin imaginarse que veinte años después recuperarían su nombre y logotipo original.

Pero Pryca tampoco era una marca nueva: también existió (y desapareció) en la España de los 60.