Los logos más raros del Registro de Marcas (2)

Volvemos con una nueva entrega de nuestro repaso al registro de marcas en busca de las más llamativas o inexplicables, tras el éxito de la primera parte. Continuar leyendo “Los logos más raros del Registro de Marcas (2)”

¿Por qué las marcas Coke y Pepsi-Cola siguen apareciendo en las latas?

Si tienes en tus manos una lata de Coca-Cola o Pepsi, fíjate bien. En algún lugar escondido de la parte posterior de la lata, en pequeño, encontrarás un logo que te llamará la atención si eres un poco brandero.

Entre los ingredientes y demás datos legales de la empresa no es raro encontrar por ejemplo el logo Coke de Coca-Cola, o el Pepsi-Cola de Pepsi. ¿Por qué salen ahí, si ya no están vigentes?

Se trata de una estrategia legal para poder seguir conservando esas marcas secundarias que, aunque en este momento no estén utilizando, quieren mantener por su valor. La ley española marca que una marca caducará por desuso si no es “objeto de un uso efectivo y real en España para los productos o servicios para los cuales esté registrada”.

Es decir, que no puedes acumular marcas (aunque pagues las tasas correspondientes) si no las vas a utilizar. Así se previene que las grandes empresas registren miles y miles de marcas solo para dificultar el trabajo a sus competidores.

Pero claro, aunque Pepsi lleve años sin lanzar un refresco con la marca Pepsi-Cola, seguro que no le haría ninguna gracia que Coca-Cola se quedara con esta marca y comercializara un producto con ella. Así que para evitarlo, siguen dándole uso.

Poniendo la marca “antigua” en las latas, consiguen que cada una de las millones que venden al año la incluya, demostrando un uso efectivo de la marca y evitando perder los derechos. Un pequeño detalle, pero efectivo.

Si te ha parecido interesante esta historia, te gustará esta otra en la que explicamos cuál es la relación entre la marca Coca-Cola y Coke.

Los logos más raros del Registro de Marcas (1)

Como ya he comentado varias veces, los registros de marcas son un espacio apasionante. Allí puedes encontrar un montón de curiosidades: marcas que no llegaron a lanzarse, versiones primitivas de las que conocemos… y muchos registros que te dejan picueto. Supongo que alguna explicación tendrán, pero es divertido toparse con ellos. Aquí os dejo unos cuantos: Continuar leyendo “Los logos más raros del Registro de Marcas (1)”

¿De dónde vienen los nombres de los refrescos?

Las marcas de refrescos llevan tanto tiempo siendo una parte cotidiana de nuestra vida que no solemos preguntarnos de dónde vienen sus nombres. Sin embargo, son historias bastante curiosas que merece la pena conocer, y que muchas veces tienen orígenes que hoy serían impensables, relacionados con las primeras propiedades que se les atribuían o con los ingredientes que los componían. Conozcamos algunas de ellas:

Coca-Cola

A finales del siglo XIX, el químico y farmacéutico John Stith Pemberton creó una bebida vigorizante y estimulante con hoja de la planta de coca y nuez de cola. Con los sonoros nombres de estos dos ingredientes nació el nombre de Coca-Cola: el contable de la empresa Frank M. Robinson le sugirió este nombre porque pensaba que las dos C mayúsculas destacarían en la publicidad.

Pepsi

El principal competidor de Coca-Cola también fue inventado a finales del siglo XIX por un químico, Caleb Bradham. Durante los primeros años el nombre de la bebida fue Brad’s Drink, pero unos años después cambiaría su nombre por el de Pepsi-Cola, en alusión a la enzima digestiva pepsina (en un principio la bebida se vendía como un remedio para mejorar la digestión) y a la también presente nuez de cola. En los años 60, y supongo que para diferenciarse de su competidor, Pepsi abrevió su nombre y perdió el sufijo -Cola.

Fanta

El origen de Fanta (que ya repasamos en un artículo anterior) está en las fábricas de Coca-Cola en la Alemania nazi, cuando el bloqueo exterior les impedía importar el concentrado para fabricar el refresco. Así, desarrollaron su propia bebida a base de suero de leche y los ingredientes que había cada temporada. Sobre el origen del nombre, ni siquiera la propia Coca-Cola tiene seguridad absoluta. Las dos principales teorías vienen de que se hizo una lluvia de ideas con los empleados y se les pidió que usaran su imaginación (“fantasie” en alemán), o de que al probarlo muchos declararon que el sabor era fantástico (“fantastisch”). En cualquier caso, el nombre se quedó por su facilidad de pronunciación en cualquier idioma y sonoridad.

TriNa

Esta bebida tiene un origen español aunque hoy es parte del grupo Schweppes. Fue desarrollada por el doctor Trigo en los años 30, y su nombre original TriNaranjus se explica porque la bebida mezcla tres tipos de naranjas: Valencia, Salustiana y Cadenera. A mediados de los 80 la compañía simplificó su nombre, pasando a ser simplemente TriNa, aunque durante años ambas denominaciones convivieron.

Kas

Otro refresco con origen español. Sus orígenes se remontan a los años 50, cuando Luis Knörr Elorza, dueño de la fábrica de cerveza El As, decide probar a crear bebidas de frutas. Al principio fueron comercializadas con la marca de la empresa, pero un año después decidió darle un toque de originalidad añadiendo la K de su apellido, y así nació el nombre Kas.

Mirinda

Y de nuevo, otro refresco español, aunque este ya no se comercializa en nuestro país (Wikipedia dice que sí, pero la verdad es que yo nunca lo he encontrado). Lo curioso de este nombre es que procede del esperanto, ese idioma inventado que pretendía ser universal. Mirinda significa en esta lengua “maravilloso“.

Si te interesan los nombres de los refrescos, no te pierdas la historia de por qué Coca-Cola utiliza también el nombre Coke, que publicamos hace unos meses. 

Vídeo: así pronuncia un americano nombres de marcas españolas

Volvemos con nuestros vídeos. Tras la gran acogida del anterior en el que comparábamos la pronunciación en inglés y en español de marcas anglófonas, ahora llega nuestra venganza: hacemos a nuestro amigo americano pronunciar con su acento los nombres de algunas de las marcas más famosas del país, algunas fáciles (Bershka, Bankia…) y otras que… bueno, cuestan un poco más.

Aún tenemos algunos vídeos más para los próximos meses, pero se admiten sugerencias y ofrecimientos en otros idiomas 🙂

¿’Sensodine’ o ‘Sensodain’? Un americano y un español pronunciando marcas

En los últimos meses he estado conviviendo bastante con un amigo estadounidense. Recuerdo un día en el que me vio lavarme los dientes y me dijo “Ah, usas Sensodain“. Yo me eché a reír y le dije que en España pronunciamos “Sensodine”, con todas sus sílabas. Como si fuese una palabra española. Me miró como se mira a un marciano, y hasta que no le puse un anuncio de tele de esa marca no se lo creyó.

De ahí vino la idea de hacer este vídeo: cogemos una serie de marcas y ambos las pronunciamos como lo haríamos en nuestra vida cotidiana. Creo que es un experimento divertido. Y si te ha gustado, ya tenemos en preparación alguno más del estilo 🙂

¿Cómo serían los logos de marcas baratas si fuesen de lujo?

Me encantan los códigos visuales, esas convenciones por las que un color, tipografía o estilo nos lleva a relacionarlo con algo. Por ejemplo, como ya comentábamos en un artículo anterior, lo de que los productos sin lactosa sean morados.

Últimamente me he estado fijando bastante en unas marcas que suelen tener una versión premium: los bancos. Casi todos tienen una división de banca privada (es decir, para ricos) con una marca ligeramente distinta. Y ahí se ve claro que para mostrar el concepto premium hay algunos recursos gráficos:

banca-privada-logosMucho aire. Colores muy reposados, blanco, negro, gris, dorado. Minimalismo. Y me puse a pensar… ¿cómo sería si algunas de las marcas que consideramos “baratas” fuesen lujosas? Así que abrí el Photoshop y me puse a imaginar. Y aquí podéis ver el resultado, que creo que es divertido.

telecinco-premium

Telecinco

La cadena de Fuencarral nunca ha ocultado su intención de hacer una televisión sin ínfulas intelectuales. Televisión barata y de consumo rápido… ¿pero cómo sería una cadena sibarita y elegante?

He usado un recurso de la marca de Telecinco (el símbolo en un círculo), pero he cambiado la wordmark a una Gotham fina, más elegante y con mucha ligereza, a lo que también contribuye el exagerado interletraje. Le he dado a todo un aire poco convencional evitando centrar la composición… y bueno, creo que transmite otra cosa.

ikea-premium

Ikea

Pongamos el caso: Ikea se cansa de vender muebles baratos y desmontados y se convierte en una tienda de decoración de alto nivel en el que la estantería Billy te cuesta 500 euros.

Para empezar, he quitado esos amarillos y azules chillones, así como todos los recursos gráficos del logo que no son la wordmark en sí. Nos quedamos en algo muy minimalista y negro, que complementamos con un añadido: ese Selection en serif cursiva. No me digais que no os daría apuro pedir un plato de albóndigas en una tienda Ikea Selection.

 

dia-pemium

Dia

Autoservicio Descuento, era el primer lema de Dia cuando esta cadena de supermercados se fundó en el Madrid de la transición. Pero imaginemos que en lugar de pelear por los productos más baratos y las bolsas de pago hubiera sido un supermercado de alto rango, esos donde la fruta te la sirve un señor con bata y en los pasillos se ven más criadas con cofia que jóvenes emancipados.

Cambiamos el rojo chillón de Dia por un burdeos elegante, color de vino y de lujo, oscurecido para darle clase. Nos quedamos con el símbolo (el ejercicio trataba de adaptar los logos, no de inventarse uno nuevo, así que he procurado que siempre quedase bastante del original) pero la wordmark pasa a las mayúsculas y las serifas. Y al más puro estilo marca de lujo, incluimos la ciudad de origen y el año de fundación. Y voilà, ya tenemos un supermercado que nada tiene que envidiarle a Sánchez Romero.

lidl-premium

Lidl

Otra de supermercados baratos, en esta ocasión llegados desde Alemania. El ámbito de actuación se ha centrado en eliminar los colores que más nos recuerdan a las ofertas, es decir, el rojo y amarillo. Simplificamos todo, pero mantenemos lo más reconocible del logo, el círculo inscrito en el cuadrado y la tipografía, pero le damos una textura metalizada y un fondo en un elegante azul marino. Y ya tenemos una marca que no está gritando “mi carro lleno por solo 30 euros”.

bic-premium

Bic

Este es el que más me ha divertido. Bic es una de las marcas baratas por antonomasia: bolígrafos, mecheros, cuchillas de afeitar y en general productos que, si bien no son de mala calidad, nadie relacionaría con el lujo.

Ha sido un reto tratar de convertir su logo en un premium manteniendo el máximo de elementos posibles. En las primeras pruebas, por mucho que le cambiase los colores o texturas, el hombrecillo seguía vinculándome mucho a lo sencillo y barato, así que opté por la simplicidad y me quedé solo con la wordmark. Pero seguía siendo insuficiente.

Como ya hemos hecho anteriormente con Dia, un rasgo común en muchas marcas de lujo es el de expresar su origen, así que a Bic no le podía faltar un París. Colores reposados y textura metálica, y Bic se convierte en lo que podría ser perfectamente un fabricante de relojes de alto nivel, por ejemplo.

La idea para este post surgió de una conversación con Enric, ¡gracias!

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos este otro en el que mezclamos los logos de marcas competidoras.

De señoritas a vaqueros: grandes cambios de target en el branding

Cuando trato de explicarle a alguien que una marca es mucho más que un logo, siempre le pongo el ejemplo de dos productos que físicamente pueden ser iguales pero que nos parecen cosas totalmente distintas gracias al poder de la marca: uno que comprarías y otro que no, como Dove y Axe. Pero también puede ser que un mismo producto se dirija a un público y tiempo después, cambie su target completamente. Sin alterar su nombre ni logo, pero cambiando su personalidad. Ese es el poder de la marca, y hoy os traigo unos cuantos ejemplos:

aquarius

Aquarius

El refresco del grupo Coca-Cola se lanzó en España en 1991 con latas importadas, ya que su fabricación aún no había empezado en nuestro país. Pero no podía retrasarse: 1992 era el año de las Olimpiadas de Barcelona y Aquarius era la bebida para deportistas oficial del evento.

Durante años, Aquarius fue ganando cuota de mercado, pero en 2005 sus responsables se dieron cuenta de que ya habían salido del nicho de bebida para reponerse del deporte y habían llegado al público en general. Con una famosa campaña llamada “La era Aquarius” empezaron a dirigirse a todo el mundo, como una bebida alternativa al resto de refrescos, con una visión optimista y social.

Hace unos meses, continuaron en este reposicionamiento dirigiéndose explícitamente a profesionales y estudiantes, y en su última campaña “Vivos vivientes” ya se dirigen a todo el mundo, como esa bebida que te hace ser más animado y divertido. ¿Deportistas? Han quedado muy atrás, un segmento que en el grupo Coca-Cola ahora cuida Powerade.

270114dbcd0664amed

Marlboro

Si pensamos en Marlboro, nos viene a la mente el famoso vaquero cabalgando el desierto, un tabaco de hombres. Pero no siempre fue así: en sus inicios, Marlboro se creó como un tabaco para mujeres.

Ellas, tan delicadas, eran las que necesitaban un cigarrillo con filtro (por aquel entonces, no tan común) como el que ofrecía esta marca.

Años después, la tabaquera fabricante decidió reposicionarlo para hombres, y para quitarse la imagen femenina buscaron un icono más masculino que Bertín Osborne. Así nació el famoso vaquero, al que encarnaron distintos actores que acabaron con cáncer de pulmón. Qué cosas.

axe

Axe

Axe es el desodorante para adolescentes que, al más puro estilo American Pie, están obsesionados con perder la virginidad. Pero no siempre fue así: en su lanzamiento en España, el protagonista de Axe no era ningún chavalín, sino un hombre elegante, hecho y derecho que quería conquistar a una enigmática mujer en una estación de tren.

Por cierto que hace tiempo leí algo bastante divertido sobre Axe: parece ser que en algunos mercados, esta imagen de Axe como herramienta para conseguir chicas caló tanto que usar esta marca acabó siendo cosa de adolescentes salidos, perdiendo todo punto aspiracional.

Doctor_Who_Logo_without_BBC

Doctor Who

La serie de ciencia ficción más mítica de Inglaterra es objeto de devoción por sus seguidores en todo el mundo. Pero en sus orígenes, en los años 60, era considerada una serie infantil que ayudaba a los niños a aprender sobre historia y ciencias. De hecho, en 1975 ganó un premio al mejor guión de serie infantil.

Con el paso del tiempo, los guiones de la serie fueron más hacia la fantasía y las aventuras, e incluso algunas voces empezaron a dudar de si era un producto adecuado para los pequeños. Hoy en día no me cabe duda de que muchos niños disfrutan con la serie, pero ya no se puede decir que sea un producto infantil.

fanta

Fanta

La bebida de zumo de frutas del grupo Coca-Cola también ha tenido bastantes cambios a lo largo de su historia. Surgió de la necesidad, cuando el bloqueo a los productos americanos en la Alemania de los años 40 impedía que llegase el concentrado con el que se fabricaba Coca-Cola. Así, para no tener parada la fábrica, los responsables de la división alemana decidieron inventarse un nuevo refresco que se pudiera producir con las mismas máquinas pero sin la fórmula secreta.

Cuando Fanta llegó a España en los 60, su público era generalmente infantil. De hecho, su mascota era un alegre payaso, y en sus anuncios aparecían niños e incluso personajes de Disney. Desde los 90, el target de Fanta se hizo algo mayor. Dejaron el público infantil y empezaron a dirigirse a adolescentes y jóvenes, con campañas más gamberras y atrevidas.

Todos estos ejemplos me gustan porque transmiten la importancia del branding. Fanta es solo una bebida carbonatada de sabores, Marlboro es un cigarrillo, Axe es un desodorante en spray. Pero al ver sus cambios de público objetivo, y por tanto de valores asociados e historia que cuenta la propia marca, nos damos cuenta de que son mucho más que su producto: son marcas.

Si te ha interesado este artículo, no te pierdas este otro con marcas que no pertenecen a quien tú crees.